Paso a paso

Instala un disco SSD en tu portátil para aumentar su rapidez

A medida que los precios van bajando, los discos SSD cada vez son más interesantes como reemplazo de las unidades mecánicas en los portátiles. Son fiables, seguros ante golpes y mucho más rápidos

Enrique Sánchez rojo

Disco SSD

10 marzo 2014

Si tenemos un portátil no demasiado antiguo, una actualización muy interesante puede ser instalar un disco duro de estado sólido o SSD. Su único handicap es que ofrecen capacidades limitadas respecto a los discos convencionales (256/320 Gbytes los más caros); pero, a cambio, proporcionan mayor tasa de transferencia, menor consumo energético, un funcionamiento silencioso y, quizá lo más importante, máxima seguridad ante impactos o golpes.

Esto es debido a la utilización de memoria Flash de estado sólido, inmune a estas contingencias. Y es que las unidades mecánicas tradicionales, a pesar de su avanzada tecnología, son muy sensibles a estas situaciones. Un golpe seco puede dañar la unidad y hacernos perder información.

Nivel: basico

Paso 1. Antes de comenzar

Lo primero que tendremos que comprobar antes de ponernos manos a la obra es que nuestro portátil cuenta con una interfaz Serial ATA para conectar el disco duro interno. Las unidades SSD utilizan este tipo interfaz de datos, por lo que, si el equipo es antiguo y emplea alguna versión IDE, tendremos que abandonar.

Disco SSD

Si no estamos seguros, antes de comprar nada, extraeremos la vieja unidad de disco e identificaremos su interfaz. Eso sí, para evitar cualquier tipo de incidente, el paso previo es apagar el ordenador completamente, desconectar la alimentación y retirar la batería. De esta manera, no habrá ninguna fuente de corriente alimentando la electrónica de la placa.

Paso 2. Localiza el disco

Lo siguiente es localizar en el portátil el lugar en el que se encuentra el disco duro. En la mayoría de los casos se halla bajo alguna de las tapas inferiores. Si nos fijamos mucho, probablemente veamos sobre alguna de ellas un icono serigrafiado que muestra varios platos apilados.

Disco SSD

La tapa que tenga dicho icono será bajo la que se esconda la unidad de disco y, para retirarla, será necesario quitar varios tornillos. En este caso es importante utilizar destornilladores de relojero o precisión, de modo que no dañemos la cabeza de los tornillos.

En ciertos modelos de portátil puede que el acceso a la unidad sea lateral, e incluso se proceda levantando el teclado. Al final, cada fabricante y modelo es un mundo, aunque lo más habitual actualmente es que los ensambladores opten por la solución comentada.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });