Instala en tu ordenador una tarjeta USB 3.0 y SATA III

Pese a que a día de hoy el estándar de conectividad más extendido es el USB 2.0 y, en sistemas de bus, el SATA II, la tecnología avanza a un ritmo frenético

tarjeta USB 3.0 y SATA III

28 noviembre 2012

Pese a que a día de hoy el estándar de conectividad más extendido es el USB 2.0 y, en sistemas de bus, el SATA II, la tecnología avanza a un ritmo frenético.

USB 2.0 trabaja a una velocidad de 480 Mbps, mientras que USB 3.0 trabaja a 5 Gbps. Por su parte, nos encontramos con que SATA III duplica el ancho de banda de SATA II, trabajando a 6 Gbps y ofreciendo, además, mayor estabilidad.

Teniéndolo en cuenta y si decides hacer el cambio en tu equipo, en el mercado, es posible encontrar multitud de tarjetas que incluyen compatibilidad con ambos estándares, aunque estas mismas pautas podemos aplicarlas a la hora de instalar una tarjeta que incluya únicamente compatibilidad con solo uno de los estándares. Nuestra recomendación es que, si es posible, os hagáis con una tarjeta que incorpore compatibilidad con USB 3.0 y SATA III.

Antes de realizar la compra, nos debemos asegurar de que disponemos de una ranura PCI Express del tipo requerido en nuestro PC. Por ejemplo, la tarjeta que manejamos para elaborar este truco puede instalarse indistintamente en una ranura PCI Express x4, x8 o x16. Por supuesto, lo ideal sería conectarlo en una ranura PCI-E x4, reservando las de mayores prestaciones para otros menesteres.

El proceso de instalación es tan simple como abrir el lateral del chasis que nos da acceso al interior del ordenador, localizar la ranura correspondiente e introducir con firmeza la tarjeta hasta que veamos que ha quedado correctamente conectada. Es muy probable que, al acceder al sistema operativo, nos soliciten los controladores de la tarjeta, que podremos encontrar en el CD que acompaña a esta.

 

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });