Análisis

Iolo System Mechanic 10, un clásico que continúa innovando

Se trata de un programa de optimización del sistema, con opciones de seguridad y análisis de problemas cuyos mejores puntos son sus nuevas e innovadoras utilidades y su categorizada interfaz

Iolo System Mechanic 10

7 febrero 2012

En esta nueva edición, la gente de Iolo nos sorprende con características que elevan su suite a un nivel superior. La primera sorpresa llega con Designated Drivers, una herramienta que se encargará de mantener los controladores de nuestro sistema al día sin que el usuario tenga que preocuparse de nada.

Por su lado, Program Accelerator es una tecnología que mejora ladesfragmentación de disco utilizando la forma en la que los programas se alinean en el disco duro para producir una mejora en el rendimiento global. Por ejemplo, agrupa los datos de todas aquellas aplicaciones que se lanzan en el arranque para agilizar su lectura.

Con la irrupción de los discos de estado sólido, se puede argumentar que la desfragmentación ha perdido peso en la optimización del sistema. En este sentido, System Mechanic incluye SSD Accelerator, que paliará algunas de las desventajas de estos dispositivos, como es la degradación incremental del rendimiento conforme pasa el tiempo. Con todo, el núcleo del conjunto sigue siendo la funcionalidad Active Care, que aprovecha los tiempos de reloj en los que nuestra máquina no tiene carga de proceso para analizar el sistema en busca de problemas que puedan afectar al rendimiento, manteniéndolo de esta manera siempre listo para responder ante cargas de proceso más elevadas. Mientras esto sucede, podremos monitorizar todas las medidas tomadas y parámetros de sistema con su widget de escritorio, que se integra con la interfaz de Windows.

En las pruebas, el punto en el que System Mechanic ha destacado ha sido en la optimización del arranque, ofreciendo los mejores resultados de la comparativa con una mejora de casi 8 segundos.

 

Temas Relacionados