Jamendo, un soplo de aire fresco

Mientras que la mayoría de los servicios de este tipo hacen uso de licencias comerciales obligadas por las discográficas, la música disponible en Jamendo se caracteriza por estar disponible bajo licencias Creative Commons o Free Art License

Javier Pastor Nóbrega

10 julio 2009

En ambos casos, el objetivo es el mismo: poder distribuir la música de forma que los usuarios puedan escucharla en este servicio de radio por streaming a través de Internet, pero también descargarla y compartirla con amigos y conocidos sin posibles implicaciones legales.

Además de eso, en Jamendo se hace uso del formato MP3, pero también se aprovecha la versatilidad de Ogg Vorbis y la potencia de las descargas de álbumes completos a través de las redes BitTorrent y ed2k, algo insólito en otros servicios.

Es probablemente la plataforma «más libre» de las disponibles actualmente y, pese a que está claramente orientada a artistas independientes que se quieren dar a conocer, representa un soplo de aire fresco para una industria que trata de sacar siempre el máximo provecho económico, aunque para ello se perjudique claramente al usuario, al imponer restrictivas condiciones de uso sobre la música que éste compra legalmente.

Asimismo, es destacable que Jamendo dispone de una importante comunidad de usuarios, un apartado también muy promocionado en su página web, y el servicio es compatible con algunos reproductores multimedia, como los famosos Rythmbox o Amarok 2 de las distribuciones GNU/Linux.

Loading...