Juega una partida inolvidable con Windows 7

Echa una partida a cualquiera de los últimos juegos para PC del mercado y, si tu tarjeta es compatible con DirectX 11, disfruta de los gráficos en 3D más realistas que jamás hayas visto

Adicto a los videojuegos DirectX 11 detalle

21 marzo 2011

Windows 7 trae consigo la última generación de tecnología de gráficos Direct­X 11, lo que le otorga un enorme valor añadido de cara a los fanáticos de los videojuegos, al ofrecer mundos y experiencias mucho más realistas y detalladas.

En concreto, el paso de DirectX 10 a 11 ha supuesto cambios más que apreciables. DirectX 11 está diseñado para ser más eficiente, para aprovechar mejor la potencia de los procesadores actuales multinúcleo y para ofrecer compatibilidad con técnicas de sombreado y texturas sofisticadas, como por ejemplo la teselación. Como resultado final se obtiene una animación en 3D más homogénea y gráficos más realistas y matizados que nunca, así como un desarrollo del juego mucho más fluido.

DirectX 11 incluye tres prestaciones principales. La primera es la teselación, que está implementada en la GPU (o unidad de procesamiento gráfico) para calcular una superficie curva más suave, obteniendo como resultado imágenes gráficamente más detalladas, incluyendo personajes más llenos de vida en los mundos del juego.

Adicto a los videojuegos DirectX 11

En segundo lugar, está el multithreading, gracias a la cual los desarrolladores podrán aprovechar mejor la potencia de los procesadores multinúcleo. Como resultado, tenemos una tasa de fotogramas más rápida para videojuegos, sin dejar de lado el incremento en el detalle visual.

En tercer lugar, con DirectCompute, los desarrolladores de videojuegos pueden utilizar la potencia de las tarjetas gráficas más discretas para acelerar tanto juegos como aplicaciones que no lo son. Gracias a esta característica se consigue mejorar los gráficos, al mismo tiempo que se permite a los usuarios acelerar sus tareas diarias, tales como edición de vídeo, en sus equipos con Windows 7.

Es importante tener en cuenta que si bien Windows 7 es totalmente compatible con juegos y hardware que usan las versiones más antiguas de DirectX, las nuevas prestaciones incluidas en DirectX 11 solo están disponibles para tarjetas gráficas y juegos diseñados para aprovecharse de esta nueva tecnología. Podemos ver qué tarjetas gráficas son compatibles con DirectX 11 accediendo al sitio oficial de Microsoft.

¿Y qué hago si mi título es demasiado antiguo?

Windows 7 es la plataforma más compatible con videojuegos, por lo que podrás jugar a cualquiera de los últimos lanzamientos para plataforma PC del mercado. En el caso de los títulos antiguos, la única solución la puede ofrecer el propio desarrollador. Para empezar, nuestra recomendación es que no instales ningún videojuego en el equipo hasta que no estés seguro de que es compatible con Windows 7. Si lo instalas, pese a que aparentemente se inicie, es probable que acabe dándote algún dolor de cabeza por incompatibilidad con el sistema.

El primer paso es asegurarnos de quién es el desarrollador del videojuego, en su web, encontraremos una ficha o apartado en el que se nos muestren los requisitos mínimos del sistema en el que se puede ejecutar de manera adecuada el videojuego. Si en los requisitos mínimos indica, en el apartado de sistema operativo, Windows XP, nos pondremos en contacto con el desarrollador para confirmar la compatibilidad del videojuego en Windows 7.

Loading...