Especial Trucos

Libera espacio de tu disco duro eliminando lo prescindible

Puede que nunca te lo hayas planteado, pero recuperar espacio en tu disco duro con un poco de imaginación y conociendo algunas herramientas y procedimientos puede resultar de lo más sencillo

Manuel Vilella Salcedo

28 noviembre 2012

Puede que nunca te lo hayas planteado, pero recuperar espacio en tu disco duro con un poco de imaginación y conociendo algunas herramientas y procedimientos puede resultar de lo más sencillo.

A día de hoy, con las enormes capacidades de almacenamiento que proporcionan los discos duros, ha quedado un poco desfasada la tarea de tratar de recuperar espacio de nuestro equipo eliminando información innecesaria. En cualquier caso, tampoco están los tiempos para desperdiciar ningún Mbyte inútilmente. Por ello, hemos recopilado varios procedimientos que te permitirán recuperar parte de tu espacio consumido innecesariamente.

Este paso a paso ser útil bajo cualquier situación, pero cobra un protagonismo especial cuando el porcentaje de espacio libre en nuestro disco duro es inferior al 30% de su capacidad total. Y es que, llegados a este punto, el funcionamiento del equipo comienza a verse seriamente mermado, independientemente de la capacidad del disco duro, debido al diseño del sistema de archivos.

Por ejemplo, el 30% de un disco duro de 4 Tbytes es de 1 Tbyte y 200 Gbytes, con lo que podemos pensar que tenemos capacidad libre de sobra, lo cual es cierto, aun así no estamos evitando la ralentización que conlleva un uso de la capacidad del disco duro al límite del 70%.

Te recomendamos aplicar estos pasos de manera periódica. Planea por ejemplo un día del mes en el cual realizar estas tareas.

Limpia los temporales

Los distintos programas que ejecutamos en nuestro equipo necesitan a menudo escribir información temporal. Para realizar una limpieza de temporales del sistema, lo único que debemos hacer es clic en Inicio y, en la caja de búsqueda, tecleamos %temp% para pulsar después sobre la carpeta que nos aparece como resultado de la búsqueda.

Una vez en ella, con Ctrl+E seleccionamos todos los ficheros y carpetas que contiene y pulsamos Shift+Supr para eliminarlos definitivamente de nuestro disco duro. No debemos preocuparnos por nada, este es un proceso totalmente seguro que no afectará en absoluto al buen funcionamiento de los programas implicados.

Libera espacio disco duro 1

Eliminando los archivos temporales con este procedimiento, obtenemos un porcentaje de ganancia menor que con el propio liberador de espacio de Windows. Por eso, podemos reservar este procedimiento para ejecutarlo semanalmente y el siguiente para realizarlo cada mes.

Liberador de espacio en Windows 7

Dentro de Windows 7, nos encontramos con una herramienta de gran utilidad que nos ayudará en nuestra tarea. Podemos encontrarla siguiendo la ruta Inicio/Todos los programas/Accesorios/Herramientas del sistema, bajo el nombre de Liberador de espacio en disco. La ejecutamos y nos preguntará en qué unidad deseamos liberar espacio.

Libera espacio disco duro 2

En este caso optamos por aquella en la que está instalado el sistema operativo. Esperamos unos segundos a que el programa realice sus cálculos y nos muestre algunos de los archivos que puede eliminar de forma segura. Haciendo clic en cada resultado, podemos ver una descripción.

No tenemos más que recurrir a la captura adjunta para ver que, en la máquina utilizada en este práctico, podemos liberar 27,5 Gbytes de temporales que no necesitamos. Elegimos todas las categorías y vemos que vamos a recuperar 27,8 Gbytes de espacio, una cantidad más que considerable.

Al escoger una categoría, por ejemplo Páginas web sin conexión, podemos ver el contenido que nos disponemos a eliminar pinchando en Ver páginas. Y lo mismo con el resto de categorías. Pinchamos finalmente en Limpiar archivos de sistema para que comience el proceso.

Adiós al software que ya no utilizas

Algo que les suele suceder en multitud de casos a los usuarios de Windows (y de otros sistemas operativos) es que instalamos software que finalmente acaba por utilizarse en contadas ocasiones, o en ninguna, pero que, pese a ello, seguimos manteniendo en nuestro sistema. Estos programas, además de recortar la capacidad de almacenamiento, afectan negativamente a la buena organización de aplicaciones e información, por lo que su desinstalación es muy aconsejable. Se trata, por ejemplo, de software en versión «demo» caducada, que venían de serie con nuestro equipo y carecen de utilidad, u otros desarrollos que disfrutamos durante un tiempo hasta que encontramos otra opción mejor.

Para realizar esta limpieza de software, hacemos clic en Inicio/Panel de control/Programas/Programas y características. A continuación, ordenamos la lista por la última vez en que utilizamos cada programa para ver cuáles son los que llevamos más tiempo sin usar y, por ende, los más susceptibles de ser eliminados. Puesto que en Windows 7, por defecto, no aparece la columna Se utilizó por última vez, la añadimos. Pinchamos con el botón derecho del ratón en la fila de cabecera y elegimos Más. En la ventana de diálogo que se abre, marcamos Se utilizó por última vez y aceptamos.

Libera espacio disco duro 3

Tras pinchar en la nueva columna, se ordenarán las aplicaciones según la última vez que se utilizaron. Ahora, toca valorar si merece la pena mantener en nuestro sistema los programas que hace tiempo que no usamos o no. Si nos decantamos por retirarlos, debemos pulsar sobre Desinstalar o cambiar. Si nos topamos con algún programa conflictivo, puede que tengamos que acudir a la web del desarrollador y localizar, en caso de existir, el desinstalador.

El navegador

Los navegadores almacenan en disco archivos temporales de Internet, contraseñas guardadas, información temporal generada por los complementos, historial de webs visitadas... Para borrar los temporales de IE9, accedemos a Ajustes (esquina superior derecha o Alt+X). En la pestaña General, acudimos a Historial de exploración y pulsamos la opción Eliminar… Seleccionamos todo aquello de los que nos interese deshacernos.

Libera espacio disco duro 4

En Firefox, seguimos la ruta Historial/Limpiar el historial reciente. Podemos escoger un rango temporal y, si desplegamos Detalles, es posible afinar todavía más. El procedimiento para Chrome consiste en acceder a los ajustes (icono de llave inglesa a la derecha de la barra de direcciones) y seguir la ruta Historial/Borrar todos los datos de navegación, seleccionando los deseados.

Los DVDs pueden ser una buena alternativa para copiar contenidos

¿Tienes almacenado en tu ordenador el último capítulo de tu serie favorita, imágenes ISO de sistemas operativos y otro software de cualquier índole? Estas son algunas de las situaciones que pueden presentarse y para las que nos vendrá genial grabar el contenido en cuestión en un DVD y eliminarlo a continuación de nuestro disco duro.

En la actualidad, el precio de una tarrina de 25 DVDs puede rondar los 7-9 euros. Teniendo en cuenta que la capacidad de cada DVD es de 4,7 Gbytes, podemos liberar de nuestro equipo 117,5 Gbytes, aproximadamente. Además, estos soportes son un medio muy fiable para el almacenamiento de datos a largo plazo.

Podemos valorar grabar principalmente imágenes ISO, así como archivos que no pensamos utilizar con frecuencia pero de los que queramos dejar un backup, e incluso nuestras series de televisión y películas favoritas. Para la grabación de imágenes ISO podemos emplear el programa ImgBurn, totalmente gratuito y muy fácil de usar.

¿Necesito un disco duro externo?

Si aún con todas estas tareas realizadas no hemos conseguido que nuestro disco duro cuente con, al menos, un 30% de espacio libre disponible, entonces es que necesitamos un disco duro externo de apoyo. En los lineales, tenemos propuestas de multitud de capacidades; solo se trata de encontrar el que por tamaño mejor se ajuste al contenido que necesitamos almacenar.

Por ejemplo, si vamos a guardar películas en alta definición 1.080p, enormes bibliotecas fotográficas y musicales necesitaremos un disco duro de, como mínimo, 2 Tbytes. Si no es así, puede que con un disco de 1 Tbyte sea más que suficiente.Es recomendable que sea compatible con USB 3.0, pues, aunque nuestro actual equipo no lo soporte, es retrocompatible con USB 2.0 y estaremos preparados para el futuro.

Asimismo, debemos acudir a una marca conocida y fiable y, si para nosotros el tamaño que ocupa la caja es importante, preferiblemente optaremos por una unidad de 2,5” en lugar de una de 3,5”. Eso sí, los primeros ofrecen menor capacidad a mayor precio.