Libera tu PC del software comercial

Editar vídeo, componer música, navegar por Internet... Todo esto lo puedes hacer con Linux de forma libre y gratuita. Te invitamos a descubrir lo mejor del Open Source a través de las distribuciones más importantes del momento

Daniel Navarro Martínez

Libera tu PC del software comercial

20 octubre 2010

Para los que no lo conozcan, Linux, cuyo logotipo es un pingüino, ya lleva con nosotros varios años y es muy probable que forme parte de nuestro día a día sin ser conscientes de ello, al usar un móvil Android o al visitar una página web (muchas de ellas alojadas en un servidor Linux).

Linux es el sistema operativo rey de la mayor parte de dispositivos inteligentes del mercado y lo podemos encontrar desde gobernando una gran malla de servidores de cálculo, como las usadas para la generación de gráficos 3D en películas, hasta en los más diversos dispositivos personales, como los lectores de libros electrónicos. Un gran rendimiento, una excelente adaptabilidad y un precio reducido son sus principales características, por lo que es considerado por la industria como un estándar.

Durante este año, varios proyectos han salido a la luz de forma oficial. Por una parte, Samsung ha presentado Wave, su primer teléfono con sistema operativo Bada (www.bada.com). Este sistema, basado en Linux, pretende ser un referente en sus móviles de alta gama y cuenta con una comunidad creciente de desarrolladores que poco a poco van añadiendo aplicaciones. Bada se suma a otros sistemas para móviles basados en Linux como Android (www.android.com), webOS (www.palm.com/es) o Maemo (http://maemo.org). Por otra parte, ARM, FreeScale Semiconductor, IBM, Samsung, ST-Ericsson y Texas Instruments han creado Linaro (www.linaro.org), una empresa sin ánimo de lucro cuya meta es el facilitar el desarrollo de software libre para todo tipo de dispositivos basados en chips de ARM y utilizando como plataforma Linux.

A pesar del éxito creciente del sistema del pingüino, todavía queda un sector que se le resiste, el del PC doméstico. Descubre con nuestra comparativa una buena razón para que entre también en tu vida.
Los elegidos

Hemos escogido un conjunto de distribuciones de escritorio que consideramos las más destacadas del panorama actual; y entre las cuales se encuentran Ubuntu 10.04, Fedora 13, OpenSuse 11.3 y Mandriva 2010 Spring, todas ellas enfocadas a un uso general. Para este número, además, contamos con dos distribuciones diseñadas para ultraportátiles o dispositivos similares, Jolicloud, basada en Ubuntu, y MeeGo, un proyecto libre encabezado por Intel y Nokia. La gran ausente de nuestra comparativa es Debian, que no ha podido estar con nosotros por no haber desarrollado nuevas versiones desde la última edición. Aunque tampoco han entrado en liza, sí nos gustaría hacer siquiera esta breve mención a otras distribuciones que gozan de gran popularidad como Slack­ware, Gentoo y Arch Linux, enfocadas a usuarios de conocimientos avanzados.

También debemos anotar que hemos dividido en dos partes la comparativa, analizando por separado las distribuciones de propósito general de las enfocadas al mercado de ultraportátiles.

En cuanto a la metodología, para realizar esta comparativa, hemos probado a fondo cada una de las distribuciones analizadas y hemos prestado especial atención a los puntos clave, como por ejemplo el proceso de instalación o el reconocimiento hardware, poniéndonos en la piel de un usuario con conocimientos medios y valorando el comportamiento de la distribución de cara a ese usuario. Las distribuciones están testadas con una configuración común: procesador Dual Core, 2 Gbytes de RAM y tarjeta de gama media.

Cada una de las distribuciones se ha puntuado de acuerdo a unos parámetros que definen su calidad; entre ellos, el tiempo que recibe soporte, la dificultad de instalación, el sistema de ayuda incluida en la solución, el rendimiento, etc.

Obtenidos los valores, hemos definido tres perfiles de uso: doméstico, corporativo y servidor. Para cada perfil ponderamos los diferentes valores obtenidos anteriormente, de tal forma que aquellos con más relevancia puntuarán más. Por ejemplo, en un perfil doméstico puntúan más la facilidad de instalación y la ayuda, mientras que en un perfil servidor puntúan más el rendimiento, la fiabilidad o el tiempo de soporte, y en uno corporativo puntúan más la integración con otras redes o los menús que faciliten la gestión. Del cálculo de la media ponderada se obtienen las distintas notas que conforman la puntuación final de cada distribución.

Google también quiere estar en el escritorio

intro_gcos

Si por algo es conocido Google es por su capacidad de innovación y, sobre todo, por usar Internet como centro de todos sus desarrollos. En este sentido, uno de sus últimos proyectos es Google Chrome OS, un sistema operativo basado en Linux y centrado en Internet, enfocado a aquellos usuarios que usen los servicios de la Red de forma intensiva. Este desarrollo, que pretende ser la puerta de entrada a la Nube, tendrá como protagonista máximo a su navegador Chrome, con funciones de reproducción multimedia incluidas. Pero, ¿está preparado el mundo para acoger un sistema operativo tan dependiente de Internet? Lo sabremos antes de que acabe el año, puesto que su lanzamiento está previsto para finales de 2010.

La opinión de PC Actual: una distro para cada ordenador

Los usuarios más veteranos recordarán aquellos tiempos en los que había que tener un conocimiento avanzado para poder lidiar con una distribución. Hoy en día, gracias a Internet y a la gran comunidad que rodea a Linux, se puede disfrutar de este sistema plenamente. Además, tras haber probado las seis soluciones que protagonizan esta comparativa, no podemos más que apuntar el gran esfuerzo que han realizado sus integrantes para hacer de él un sistema de vanguardia y adaptable a los muchos escenarios que presenta la informática actual.
Para el PC

Decidir una distribución ganadora es como decidir el triunfador de un concurso de pintura. Todos los participantes dibujan el mismo escenario desde distintos puntos de vista. Unos terminan antes, otros después y es en los matices donde se decide el ganador.

Hemos elegido a Ubuntu como la ganadora por varios motivos; entre ellos, la excelente trayectoria que ha desarrollado en estos últimos años plasmada en última edición. Lucid Linux es estable, tiene un estilo propio, es muy amigable y fácil de usar. A pesar de todo esto, Ubuntu tiene carencias y la más grande es probablemente el punto fuerte de sus rivales. No cuenta con un panel de control centralizado y, desde luego, le falta un conjunto de herramientas como para hacerla una distribución de empresa. En este sentido, OpenSuse 11.3 destaca por su inclinación hacia la estación de trabajo. Con una nota cercana a la de Ubuntu, nos ha demostrado su calidad en todos los aspectos, aunque hemos de decir que su rendimiento nos ha parecido inferior al de las otras distribuciones.

Fedora, por su parte, es polivalente, con una gran trayectoria. Apta para todos los usos y con una gran comunidad volcada en ella. en cambio, uno de sus mayores defectos es la falta de soporte; frente a los tres de años de Ubuntu, solo ofrece uno, por lo que es difícil pensar en ella como una solución a largo plazo. Mandriva es una distribución excelente para iniciarse en el mundo Linux, tiene identidad y deja un buen sabor de boca al usarla. El problema surge cuando queremos avanzar y se nos queda corta.

Y no solo en el PC

Con respecto a las distribuciones para netbooks, hemos querido analizar dos formas de abarcar el problema de rendimiento de estos miniportátiles: partiendo de un nuevo sistema como MeeGo y de uno adaptado de un sistema operativo ya en uso, reduciendo su carga para adecuarlo a las necesidades de stos equipos, como Jolicloud. De estos enfoques se deducen cualidades enfrentadas. MeeGo es ágil, su entorno es intuitivo y original. Nos gusta el que tarde poco en cargar y el hecho de que igual puede ser instalado en un portátil como en un móvil. Mientras, Jolicloud es más pesado, tarda más en cargar y el entorno no es tan fluido. En compensación, es mucho más compatible y cuenta con un mayor número de software disponible.

Lo mejor: Una solución libre

No nos engañemos; el software, si libre, dos veces bueno. No hay mayor cualidad en Linux que el contar con el código fuente del software y tener derecho a adaptarlo a nuestras necesidades.

opinion_lomejor_200_width_scale

Lo peor: Falta de software comercial

Si le preguntáramos a un usuario qué le falta a Linux para ser su sistema operativo de referencia, sin duda la respuesta más común sería que tal programa o videojuego no está disponible. Hablar de Linux es hablar de software libre, el cual nos brinda una gran variedad de soluciones, a pesar de lo cual puede que no siempre nuestras necesidades queden cubiertas. Cabría preguntarse si un mayor número de usuarios Linux haría que se portaran más soluciones comerciales para esta plataforma, o un mayor número de soluciones haría que un mayor número de usuarios eligieran Linux.

opinion_lopeor

Loading...
'); doc.close(); });