Tu LAN libre de cables

Te ofrecemos todas las claves para configurar sin problemas una red de área local en tu propia casa sin tener que cablear todos sus rincones. Para conseguirlo, recurrimos principalmente a la cooperación de dos tecnologías: WiFi y PLC

Eloy García Almadén

Tu LAN libre de cables

16 septiembre 2009

Las redes de área local que interconectan dispositivos dentro de un hogar son cada vez más comunes y uno de los factores que más ha contribuido a ello ha sido, sin duda, el uso generalizado que se ha hecho de la tecnología inalámbrica WiFi.

Sin embargo, una de las principales desventajas con la que cuenta este tipo de método es la dificultad que, a veces, encuentran las ondas para propagarse a través de todas las estancias del hogar, siendo necesaria una colocación estratégica del punto de acceso inalámbrico para lograr una cobertura homogénea en toda la casa.

Las paredes gruesas y las interferencias son sus peores aliados y, si vives en una casa grande, para evitar tener que instalar diferentes puntos de acceso, te proponemos como alternativa o bien como método cooperativo el PLC. Power Line Communications es una tecnología que permite utilizar la instalación eléctrica para transmitir datos.

Debido a que esta infraestructura se encuentra presente en toda la casa, no será necesario cablear ningún rincón del hogar y, en cualquier sitio en el que dispongamos de un enchufe, también tendremos disponible un punto de conexión.

En este práctico, veremos cómo combinar ambas técnicas para configurar una LAN sin tener que utilizar cables. Para consultar otras soluciones PLC, te proponemos que eches un vistazo a la comparativa que hemos preparado en el número 220 de nuestra revista en la que analizamos diferentes fabricantes que implementan esta tecnología.

Si ya dispones de una red inalámbrica

Una de las características más críticas de toda red WiFi es la cobertura alcanzada por el punto de acceso que tenemos configurado. Normalmente, en las instalaciones más sencillas, el propio router que da acceso a Internet es también el encargado de proporcionar el acceso inalámbrico, por lo que su situación muchas veces no es la más idónea, encontrándose limitado por la disponibilidad de una roseta telefónica cercana a través de la cual saldremos al exterior.

Una red PLC desde cero

Basándonos esta vez en un escenario en el que solamente disponemos de un módem router sin tecnología WiFi, será necesario utilizar la misma filosofía explicada anteriormente.

Temas Relacionados