La TDT llega a la PlayStation 3

Ve preparándote para el apagón analógico de abril de 2010 con PlayTv. Podrás jugar, navegar por Internet, ver películas en alta definición… Y, ahora, también es posible ver la televisión a través de nuestra videoconsola

Ángel Puntero

La TDT llega a la PlayStation 3

17 octubre 2009

Sony, en su intento de crear con PlayStation 3 el centro de entretenimiento multimedia total, nos trae un accesorio compuesto por hardware y software que permitirá integrar en ella la Televisión Digital Terrestre (TDT), convirtiéndola en un completo sistema de visionado y grabación.

Esta apuesta no puede llegar en mejor momento, cuando estamos a unos meses del salto definitivo de la televisión analógica a la digital. Aunque aún nos encontramos con ciertas incertidumbres, no hay que olvidar que la fecha para el fin de las emisiones analógicas en nuestro país está fijada para el 3 de abril de 2010.

Paso 1 >> Conexión e instalación

En realidad, solo necesitaremos conectar un par de cables, enchufaremos la antena de televisión a la caja de Play-T y el cable USB, que viene incluido, de ella a nuestra consola. Se echa en falta una salida de antena en el aparato, ya que, si queremos mantener una antena conectada a nuestra televisión, deberemos hacernos con un bifurcador de señal. Si disponemos del mando a distancia oficial para Blu-ray, podremos aplicarle una skin incluida en el paquete donde vienen marcadas las funciones de PlayTV.
Una vez hechas las conexiones, podremos instalar el software necesario, introduciendo el disco que se adjunta con el dispositivo y siguiendo las instrucciones. Durante el proceso, tendremos la oportunidad de ver un vídeo de presentación sobre el sistema. Al terminar, en la interfaz aparecerá una nueva opción: TV.

Paso 2 >> Disfruta de la TV

En la pantalla principal, encontraremos distintas opciones, entre ellas, TV en vivo, que se trata de ver la televisión como estamos acostumbrados a hacerlo. Sin embargo, al estar usando un sintonizador dual, tendremos algunas posibilidades interesantes que trataremos a continuación.
Por ejemplo, pulsando el botón Start, podremos pausar la imagen del mismo modo que lo hacemos mientras jugamos a un juego; para continuar viéndolo, hay que volver a pulsar este botón. Esto es posible porque durante ese tiempo nuestra consola permanece grabando en su disco duro el canal que estemos visionando.
Otro ejemplo es que, haciendo clic en el botón L2, podemos rebobinar la imagen y, pulsando R2, activaremos el avance rápido. Para que esta función esté operativa en todo momento, deberemos cambiar unos ajustes que se encuentran configurados de otra forma por defecto. En el menú principal, iremos a Ajustes/Buffer de TV en vivo y elegiremos Siempre.

Paso 3 >> Graba programas

Una de las características estrella de Play-TV (y que dificultó su comercialización en España debido al canon digital) es la grabación de la programación en el disco duro de nuestra consola. De nuevo, al tratarse de un sintonizador dual, nos ofrece ventajas, como es, en este caso, el poder grabar un canal mientras estamos contemplando otro.
Para ello, en el menú principal, iremos a Buscar y grabar, donde descubriremos distintas opciones que nos facilitarán esta tarea: La primera posibilidad se trata de Buscar por palabra clave, con la que, introduciendo una palabra, se realizará una búsqueda de los programas relacionados. Podremos seleccionar el que deseemos y se grabará automáticamente.
La Grabación manual es la segunda alternativa y se asemeja al tipo de programación que hacíamos en los antiguos reproductores VHS, aunque de una forma más visual, simplemente hemos de elegir un canal, la hora de inicio y la hora de fin.
En la tercer opción, Ver la guía de programas, también haremos uso de las ventajas de la televisión digital, ya que veremos en una tabla la programación de todas las cadenas y podremos asignar la grabación de cualquiera de emisión con solo seleccionarla, de forma que se ajuste automáticamente la hora de la grabación.

Paso 4 >> La tele también en tu PSP

Antes de empezar, debemos registrar la PSP en la PlayStation, si no lo hemos hecho anteriormente (solo es necesario la primera vez). Con este fin, conectaremos ambas mediante un cable USB, para lo que podemos usar el mismo cable incluido en el pack de PlayTV. En nuestra consola portátil, seleccionaremos la opción Ajustes/Conexión USB y, en la grande, Ajustes/Ajustes de uso a distancia/Registrar dispositivo. Cuando nos avise, podremos desconectar la pequeña de Sony.
Ahora que ya estamos listos, en nuestra PlayStation activaremos la opción Red/Uso a distancia del menú y, en la portátil, exactamente la misma opción Red/Uso a distancia. Cuando nos pregunte, optaremos por Conectarse mediante una red privada y, como conexión, seleccionaremos PLAYSTATION(R)3.
A partir de este momento, veremos en la pantalla de 4,3 pulgadas lo mismo que veíamos a través de su hermana mayor, pudiendo acceder a PlayTV con exactamente las mismas funcionalidades. Si encontramos alguna dificultad, conviene comprobar que tengamos actualizado el firmware a la última versión en ambos dispositivos.

Paso 5 >> Elige un disco duro de gran capacidad

Desde su aparición, se han comercializado distintas versiones de PlayStation 3 con capacidades de disco duro que varían desde los 20 a los 160 Gbytes. Si disponemos de uno de los modelos de menor espacio o si vamos a realizar un uso intensivo de PlayTV, resulta más que interesante sustituirlo para tener una mayor capacidad de grabación.
El proceso es sencillo y no afecta a la garantía, sin embargo, hay que tener en cuenta que, si no realizamos un backup a un disco o memoria USB externos, perderemos nuestra información. En Ajustes/Ajustes del Sistema/Herramienta de copia de seguridad, encontraremos las opciones para crear y restaurar los datos de nuestro disco duro. Pero, ¡ojo!, no todos los datos serán salvados, podemos obtener más detalles en http://manuals.playstation.net/document/es/ps3/current/settings/backuputility.html.
Las características del disco nuevo deben ser: interfaz Serial ATA de 2,5 pulgadas de grosor, con una velocidad de 4.500 rpm y de un máximo de 750 Gbytes de capacidad. Para reemplazar la unidad de nuestra consola, abriremos la tapa que se encuentra en el lateral izquierdo, ayudándonos de un pequeño destornillador plano para hacer palanca.
Después, usaremos uno de estrella para quitar el tornillo central y nos ayudaremos del alambre situado ad hoc para extraer el soporte. El disco duro se encuentra sujeto al soporte por dos tornillos de estrella, los quitaremos y sustituiremos el dispositivo antiguo por el nuevo, volviendo a dejar todo tal y como estaba en un principio.
Al volver a encender la consola, nos preguntará si deseamos formatear la unidad, aceptaremos, ya que es necesario, y restauraremos las copias de seguridad que hayamos realizado.