Paso a paso

Lleva todos tus datos a la Nube con Windows 8

Hasta la llegada de Windows 8, los servicios de almacenamiento en la Nube de Microsoft se basaban en SkyDrive, donde podíamos almacenar hasta 25 Gbytes, y Live Mesh, capaz de sincronizar hasta 5 Gbytes

Javier Holguera Blanco

15 noviembre 2012

Con el desarrollo de Windows 8, Microsoft ha atendido las peticiones de sus usuarios y ha unificado ambas plataformas bajo SkyDrive, que se convierte en un servicio único de almacenamiento y sincronización de ficheros en la Nube.

Pero, SkyDrive es mucho más que eso: es la piedra angular sobre la que quiere asentar la nube privada de cada usuario de Windows 8. Por esa razón, está fuertemente integrado en el nuevo sistema operativo. En esta nube privada no solo resulta sencillo almacenar documentos, imágenes, vídeos, etc. Además, es accesible desde todo tipo de dispositivos gracias a sus múltiples clientes y ofrece una avanzada API que permite la integración de cualquier aplicación de terceros con este servicio.

Utiliza SkyDrive a través de Metro

A las capacidades de sincronización que tiene Windows 8 por defecto sobre nuestras preferencias, historial de navegación, configuraciones, etc., SkyDrive suma la sincronización de nuestros ficheros en la Nube. Para ello, se ha creado una nueva aplicación en Metro especialmente diseñada para su manejo táctil, sin descuidar otras formas de interacción. Esta nos proporciona una experiencia similar a la de SkyDrive.com. Del mismo modo, esta herramienta hace uso de todas las capacidades habituales en una aplicación Metro, como búsqueda, compartición, vista Snapped, etc.

Windows 8 SkyDrive 1

Especialmente destacable es la implementación que hace del contrato File Picker. Este contrato permite a una aplicación brindar a otros programas acceso a sus ficheros y posibilidad de guardar contenidos. De ese modo, cualquier aplicación puede acceder a los archivos que tengamos almacenados en la Nube, en nuestra cuenta de SkyDrive, sin tener que programar ni una sola línea de código.

Windows 8 SkyDrive 2

Asimismo, cualquier programa que permita crear contenido puede almacenarlo en SkyDrive también sin necesidad de ninguna programación especial. El resultado es la posibilidad de realizar escenarios complejos, como por ejemplo mandar un e-mail con un adjunto que exceda los límites habituales. Solo tendríamos que localizarlo en nuestro SkyDrive y compartirlo a través de la aplicación de Correo.

Accede mediante el modo clásico

Puesto que hay vida más allá de Metro, Microsoft ha lanzado una aplicación de escritorio para Windows Vista y posteriores que ofrece una perfecta integración con el Explorador de ficheros. Al instalarla, debemos seleccionar la carpeta que queremos sincronizar, y el resto consiste en utilizarla como si se tratara de una carpeta situada en nuestro disco duro local. En segundo plano, SkyDrive se encarga de subir y bajar la información según la vayamos actualizando, sin reclamar la intervención del usuario.

Windows 8 SkyDrive 3

La aplicación ha sido desarrollada para ser lo más eficiente posible en el uso de la red y de la CPU, al tiempo que aporta importantes capacidades, como la posibilidad de sincronizar ficheros de hasta 2 Gbytes.

Loading...