Paso a paso

Llévate en vacaciones tus correos, ficheros y software

Llegan las vacaciones y muchos usuarios disfrutarán lejos de la rutina del trabajo. Sin embargo, para aquellos que precisen acceder a su máquina o al correo, existe la posibilidad de dejarlo preparado

Javier J. Nieto

Utilidades verano

11 julio 2011

Las vacaciones ya no son lo que eran. Al margen de la facilidad que brindan los teléfonos móviles para localizar a cualquiera, existen numerosas herramientas que permiten volver momentáneamente a la rutina si resulta necesario.

No se trata solo de robarle algunos minutos a la siesta para consultar de vez en cuando los mensajes que van llegando a la cuenta de Gmail o Hotmail, o echar un vistazo a las páginas webs que más nos interesan en la pantalla de un smartphone o un portátil propio o ajeno, sino de tener a nuestro alcance todos los datos o aplicaciones con las que solemos trabajar en el desk­top si de repente nos damos cuenta de que los necesitamos cuando ya estamos a 500 kilómetros de nuestra casa u oficina.

Para evitar echarnos las manos a la cabeza, lo más recomendable es aprovechar los días previos a la partida para tenerlo todo preparado y que sea posible sincronizar todos los datos entre nuestra máquina y la que tengamos a mano durante las vacaciones, acceder a nuestras cuentas de correo, instalar aplicaciones e, incluso, si fuese preciso, arrancar nuestro ordenador remotamente y acceder a él mediante un escritorio virtual.

NIVEL:INTERMEDIO

Unifica las cuentas de correo con Gmail

Consultar el correo electrónico es una de las necesidades más habituales que pueden surgir cuando uno está de vacaciones y una de las más sencillas de satisfacer. Solo se precisa encontrar un dispositivo con acceso a Internet y redirigir previamente todas las cuentas de correo a una aplicación de webmail.

Por ejemplo, una de las opciones que ofrece el cliente de correo web Gmail es la de asociar varias cuentas, de modo que podamos acceder a todos los mensaje desde la interfaz web del correo de Google. Os mostramos a continuación cómo hacerlo.

Paso 1. Cuenta asociada

Lo primero es ir a nuestra cuenta correo en Gmail y pulsar sobre la rueda dentada que hay en la parte superior derecha. Al seleccionar la opción Configuración del correo, se desplegará una ventana con varias pestañas. La que nos interesa es la de Cuentas e importación. Entre las distintas alternativas disponibles, aparece una que nos pide que introduzcamos la cuenta de correo que queremos asociar.

Utilidades verano 1

Lo hacemos y pulsamos el botón Paso siguiente. A continuación, nos pedirá que introduzcamos los datos de acceso a la cuenta cuyos mensajes vamos a importar: el nombre de usuario, la contraseña, el servidor POP y puerto. Añadiremos, además, una serie de parámetros que configuraremos a nuestro gusto, tal como dejar una copia en el servidor, etiquetar los mensajes, etcétera. Tras cumplimentar toda la información, terminamos pulsando en el botón Añadir cuenta.

Paso 2. Envío desde Gmail

Con estos pequeños pasos, ya recibiremos todos los correos entrantes de las cuentas asociadas en el cliente de Gmail, pero también tendremos la posibilidad de enviar mensajes desde esas cuentas.

Así, en la pantalla del asistente que pregunta si lo deseamos o no, optamos por . Tras pulsar sobre Paso siguiente, debemos indicar si queremos mandar los correos desde el servidor Gmail o si preferimos usar nuestro servidor. Esto no afectará al remitente que aparecerá en los correos enviados, simplemente indica qué servidor queremos usar para enrutarlos.

Utilidades verano 2

Salvo algún tipo de necesidad concreta, es recomendable y más sencillo usar Gmail. Lo que hace la propuesta de Google para asegurarse que puedes enviar datos con ese remitente es mandar a dicho correo un código de verificación que deberemos copiar y pegar en el diálogo. Una vez hecho, pulsamos sobre Verificar. Si todo ha ido bien, volveremos al diálogo inicial, donde ya aparecerá la cuenta de correo sociada y, desde este momento, podremos recibir y enviar correos.

Es posible repetir el proceso con hasta cinco cuentas. No obstante, si necesitamos más, siempre podemos recurrir al ingenio y crear una cuenta puente de Gmail a la que asociar cinco cuentas más y asociar luego esa a la nuestra principal.

SugarSync o cómo tener nuestros datos en la Nube

Tras tener controlados los mensajes de correo electrónicos, también puede venirnos bien saber que tenemos la opción de rescatar algún archivo en caso de necesidad. Para este tipo de emergencias, lo mejor es contar con un servicio de almacenamiento en la Nube, de modo que podamos acceder a los ficheros que queramos desde cualquier lugar y, prácticamente, con cualquier dispositivo.

Son muchas las soluciones disponibles, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en SugarSync, que cuenta con un modo de trabajo muy sencillo y cuyas principales características son que realiza los back­ups de forma automática y ofrece un buen grado de seguridad, ya que tanto la transmisión de datos como el almacenamiento se hace de forma encriptada. Veamos paso a paso cómo instalar la aplicación, configurarla y enviar y recibir datos.

Paso 1. Date de alta

Utilidades verano 3

Lo primero que debemos hacer es crearnos una cuenta desde la web de SugarSync. Hay varios planes de pago con diferentes capacidades de almacenamiento (desde 30 Gbytes por 4,99 dólares al mes), pero un poco más abajo podemos ver la opción gratuita con 5 Gbytes de espacio. La seleccionamos e introducimos los datos que requiere. Recibiremos un e-mail de confirmación donde hemos de pulsar el enlace de activación. Una vez completada el alta, podremos proceder a descargar la aplicación para la plataforma que deseemos: Windows, Mac, Android, Windows Mobile, iPhone y BlackBerry.

Paso 2. La instalación

La instalación de la aplicación es realmente sencilla, puesto que cuenta con un asistente que nos guiará paso a paso hasta su finalización. Al ejecutar por primera vez SugarSync, nos pedirá que introduzcamos nuestros datos de registro y, acto seguido, que indiquemos qué carpetas queremos sincronizar. A partir de ese mismo instante, cada vez que modifiquemos o añadamos algún fichero a esas carpetas, la aplicación se encargará de enviar los datos a la Nube en segundo plano, de modo que los tengamos accesibles desde cualquier otra plataforma.

Utilidades verano 4

Existen clientes de SugarSync para múltiples plataformas. Por ejemplo, para acceder a nuestros datos desde un teléfono móvil solo tendremos que instalar el cliente, introducir la pertinente información de acceso y sincronizar los ficheros que deseemos, mientras que desde un ordenador podremos también alcanzarlos con la ayuda de un navegador web y entrando al servicio con nuestro nombre de usuario y clave.

Loading...