Especial Trucos

Logra que tu equipo funcione mejor y más rápido

Cuando se tiene poco dinero y un ordenador que empieza a dar problemas, es el momento de buscar soluciones económicas y efectivas para recuperar el rendimiento perdido

Anabel Pasiego

7 noviembre 2011

Los motivos por los cuales un ordenador no funciona al cien por cien pueden tener que ver con averías serias, pero también con anomalías poco trascendentes, al menos en el origen, aunque potencialmente serias si no se corrigen a tiempo. A continuación, te damos varias pistas para mantener tu PC en la mejor forma posible desde distintos frentes.

NIVEL:INTERMEDIO

Truco 1. Todo bien limpio

Especial trucos cuidar hardware 1

Puede parecer una medida arbitraria e inútil, pero en muchas situaciones concretas un equipo sucio deriva en uno averiado. Las pelusas que se van quedando dentro del PC tienden a aglomerarse en zonas tan delicadas como las aspas de los ventiladores que refrigeran el interior de la caja o el procesador. Si la cantidad de suciedad aumenta, puede que el ventilador deje de girar correctamente, de modo que disipe menos calor y la temperatura de los componentes internos suba por encima de los límites óptimos.

Además, en entornos con mucha humedad la pelusa puede convertirse en un conductor que cortocircuite elementos internos que no estén bien aislados. La solución, pues, pasa por revisar periódicamente el interior del equipo en busca de pelusas que se acumulen en las aspas o en otras partes de la placa base.

Truco 2. Discos duros con más espacio

Uno de los problemas de rendimiento más habituales es la degradación del sistema de almacenamiento; en concreto, de los discos duros. Dependiendo del sistema operativo y del de archivos empleado, estas unidades operarán de un modo más desahogado durante más tiempo.

Por ejemplo, Linux con los sistemas de archivos journaling, o NTFS en Windows, son eficientes. Por otro lado, Linux es capaz de mantener los archivos desfragmentados con bastante solvencia.

Especial trucos cuidar hardware 2

Tanto en Windows como en Linux o Mac hay que evitar que el disco se llene por encima del 80% de su capacidad. Por ejemplo, para un disco de 500 Gbytes, lo ideal es no dejar menos de 100 Gbytes libres. De este modo, las operaciones de escritura y lectura se podrán realizar de un modo «normal».

El problema es la fragmentación de los archivos, que en discos muy llenos acaban por no poder escribirse en el mismo lugar al no haber espacio, de modo que hay que trocearlos y repartirlos por los huecos libres, lo que supone alterar de forma notable la operación normal del disco duro y la prolongación de los tiempos de escritura y lectura.

Por eso, para evitar la degradación del rendimiento del disco duro debido a la fragmentación de archivos, no se debe llenar el disco duro al máximo y es preferible dejar un espacio libre en torno al 20% de la capacidad total del disco. Además, es recomendable que los usuarios de Windows lo desfragmenten periódicamente.

Truco 3. Usa los cables

Las conexiones inalámbricas son muy cómodas, pero a veces el mejor rendimiento en una conexión requiere del uso de cables. Por ejemplo, en las conexiones de red, la tecnología WiFi es óptima para conectar equipos alejados del router, pero si estamos cerca de él, un cable de red es la forma más rápida de acceder a Internet.

Especial trucos cuidar hardware 3

Puede que tu router sea solo WiFi, en cuyo caso no podrás aprovechar las ventajas del cable, pero en otros suele venir acompañado por un cable de red que te permitirá conectarlo directamente a tu ordenador usando la conexión Ethernet, mucho más rápida y eficiente que la WiFi.

En definitiva, ante velocidades de acceso a Internet lentas o poco fiables, usa el cable Ethernet y conéctate al router siempre y cuando tenga también puertos RJ-45.

Truco 4. Di adiós a la unidad óptica

Las unidades de DVD y CD tuvieron su época dorada hace algunos años, cuando los discos duros eran caros y con capacidades limitadas. Hoy en día, resulta poco práctico y lento usar CDs o DVDs como sistema habitual para guardar archivos. Si tienes discos ópticos que usas habitualmente, lo mejor es hacer copias de sus contenidos en una unidad de disco duro para que el acceso sea más rápido y sin esperas.

Puedes copiar los contenidos directamente o usar un software de clonación para pasar la imagen entera del CD o DVD al disco; luego, podrás usar esa misma aplicación para crear una unidad virtual a partir de esa imagen.

Especial trucos cuidar hardware 4

Por lo general, la cantidad de espacio en disco no es un problema, o al menos es menos acuciante que la lentitud de las unidades ópticas, por lo que merece la pena dar una oportunidad a este método. E incluso puedes usar llaves USB como alternativa al CD o DVD para almacenar datos que necesites usar en varios PCs.

Temas Relacionados
Loading...