Mantén en orden tu escritorio y mejora el rendimiento de tu PC

OrdenEscritorio

24 febrero 2016

Tener documentos y carpetas en el escritorio de Windows es muy cómodo y práctico, pero abusar de esta práctica puede ralentizar de forma innecesaria tu PC. Si quieres evitarlo, basta con seguir un par de pautas que nos ayuden a mantener el escritorio ordenado y bajo control.

En PC Actual ya te hemos propuesto algunos trucos sencillos para el escritorio, pero hoy vamos a centrarnos en su optimización. Aunque Windows permite crear o copiar archivos y carpetas al escritorio, este no es el modo en el que fue concebido este imprescindible espacio.

De hecho, uno de los consejos que más se suelen repetir al respecto es que si quieres evitar que tu PC se ralentice, sobre todo si tiene ya algunos años, lo mejor es que intentes no guardar sistemáticamente documentos en el escritorio.

Este espacio está concebido como lugar de trabajo, es decir, para que pongas allí lo que necesites utilizar en un momento dado y poder acceder rápidamente a cualquier elemento, pero no para almacenar archivos por defecto.

Aunque el impacto no es muy grande, al poner documentos y otros archivos en el escritorio estos ocupan un pequeño espacio en la memoria virtual para que se carguen más rápido. Lógicamente, en equipos potentes apenas se nota, pero sí en los que tienen poca RAM.

Utiliza las carpetas que existen por defecto en Windows

Por ello, lo mejor es que para organizarte recurras a las carpetas que se encuentran por defecto dentro de “Este equipo”, es decir, las que ofrece Windows para “descargas”, “documentos”, "imágenes”, “música” y “vídeos”.

De esta forma, mantener ordenado el escritorio no sirve únicamente para dar sensación de orden y minimalismo, sino para mejorar el rendimiento de tu PC.

Accesos Directos

Crea accesos directos al escritorio

A tenor de lo explicado, es mucho más práctico que generes accesos directos a las carpetas de “Este equipo” (o cualquier otra que quieras tener siempre a mano).

Por ejemplo, si pulsas con el botón derecho del ratón sobre “Documentos”, verás el menú “Enviar a”. Dentro de él, selecciona “Escritorio (crear acceso directo)” y listo. Este atajo te permitirá acceder a documentos y carpetas directamente desde el escritorio, pero sin causar ningún impacto en el rendimiento de tu sistema (como sucedería al colocar el elemento en este lugar).

Una vez lo hayas hecho, también podrás arrastrar ese acceso directo a la barra de tareas de Windows, lo que te permitirá abrir cualquier carpeta sin tan siquiera tener que minimizar el resto de ventanas para ver el escritorio. Quien no se organiza, es porque no quiere…

Temas Relacionados