Maquíllate con Photoshop

Si por algo es conocido el programa de Adobe entre los ciudadanos de a pie es por las maravillas que consigue hacer a los rostros que aparecen con asiduidad en las revistas del corazón. No obstante, cualquiera puede pasar por sus «maravillosas manos»

Javier García-Retamero Redondo

Maquíllate con Photoshop

19 febrero 2009

Todos hemos oído alguna vez un comentario del estilo «a las fotos de este famoso les han hecho un Photoshop». Son muchas las técnicas que utilizan los especialistas en fotografía para mejorar retratos y conseguir lo imposible.

En nuestro artículo, vamos a valernos de algunas de ellas (las que nos pueden resultar más fáciles) para mejorar el aspecto de las personas que aparecen en nuestras instantáneas. Con estos retoques, lograremos dar un aspecto rejuvenecido al personaje principal de nuestros retratos.

El resultado será una foto en la cual hemos eliminado imperfecciones, blanqueado dientes, quitado arrugas y destacado labios y ojos. En definitiva, conseguimos convertir aquellas caras que han pasado por nuestro objetivo en modelos sin necesidad de pasar por el quirófano, el estilista o el maquillador.

Paso 1

Selección del área

Lo primero es abrir Photoshop y seleccionar el modo Máscara rápida. Asegúrate de que se encuentra seleccionado el color negro y, a continuación, pulsa sobre la herramienta Pincel. Aumenta o disminuye el tamaño del pincel para dibujar con precisión. Dibuja sobre aquella parte de la cara a la que quieres aplicar el suavizado, no te preocupes si te pasas en algunos trazos, ya que enseguida veremos cómo eliminar zonas.

El siguiente paso es quitar aquellas partes de la cara que no queremos que se difuminen: boca, cejas, ojos, punta de la nariz, orejas. Elige el color blanco pulsando sobre el botón de intercambio de color y pinta sobre aquellas zonas que no quieres seleccionar. Recuerda: color negro para seleccionar, color blanco para deseleccionar.

Luego, vuelve al modo Normal y accede al menú Selección/Invertir. Esconde la selección para que no te moleste al ver los resultados, pulsa sobre Vista/Extras y asegúrate de que queda desactivada esta opción.

Paso 2

Ruido y maquillaje

Queremos que el difuminado no sea muy exagerado, así que añadimos ruido a la imagen para crear algunas imperfecciones en la cara. Para ello, accede al menú Filtro/Ruido/Añadir Ruido e introduce un 3% de ruido.

Ahora toca aplicar el maquillaje, por lo que debes trasladarte hasta el menú Filtro/Desenfocar/Desenfoque Gaussiano. En la ventana que aparece, elige un valor que difumine la cara, pero que no sea muy exagerado. Por ejemplo utilizaremos 3.5 píxeles. Observarás que solamente se difuminan las zonas seleccionadas.

Paso 3

Blanquear dientes

Como nos vamos a detener en otra parte de la fotografía, en la boca, debes empezar por quitar la selección anterior con la combinación Ctrl + D. Trabajando desde el modo Máscara rápida, pulsa sobre el pincel y comienza a pintar sobre la zona que quieres blanquear.

Vuelve al modo Normal y, como has hecho antes, accede al menú Selección/Invertir. Entra en Imagen/Ajustes/Niveles y pulsa sobre el cuentagotas (Configurar punto blanco) y, después, sobre una zona de los dientes en la cual aparezca el color más parecido al blanco, moviendo el botón de niveles puedes blanquearlos más o menos.

Paso 4

Resalta los labios

Nos centramos ahora en los labios, por lo que quitaremos la selección anterior (Ctrl+D). Crea una nueva capa que se llame Labios y márcalos con el color que desees (Por ejemplo puedes utilizar R:75 G:25 B:25). Cambia el modo de la capa a Luz suave. Si te parece que es un poco fuerte, puedes bajar la opacidad hasta que te guste.

Paso 5

A por los ojos

Como siempre, empieza quitando la selección anterior (Ctrl+D). Inmediatamente después, pulsa sobre Herramienta marco elíptico y dibuja una elipse sobre el ojo. Ve al menú Selección/Transformar selección para que puedas adaptar la selección al ojo. Cuando lo tengas, pulsa dos veces sobre la selección.

Elige el color blanco y pulsa la combinación de teclas Alt+Supr. El resultado será un círculo blanco sobre el ojo. Repite el mismo proceso con el otro ojo. Cuando tengas los dos ojos, pulsa Ctrl+D. Ahora, vamos a trabajar con los dos ojos a la vez.

Para ello, ve a Selección/Cargar selección y escoge Ojos transparencias. Por su lado, en Imagen/Ajustes/Tono/Saturación, activa la casilla Colorear y desplaza el control de tono hacia el color que quieras dar a los ojos. Para el ejemplo que utilizamos como imagen, hemos elegido el mismo color pero un poco más claro, el tono lo hemos puesto en 349 y la saturación en 25.

Lo siguiente es deseleccionar (Ctrl+D), ir a la capa Ojos y elegir Luz suave en el modo de capa. Es posible jugar con la opacidad para darle más o menos claridad. Nosotros aconsejamos bajarla al 30% para que no resulte un color muy chillón.