Moneydance 2008, muy versátil

Nada más arrancar Moneydance hay dos cosas que llaman la atención. La primera, una pantalla de entrada que nos muestra toda la información relevante sobre nuestras finanzas de una forma sencilla y clara

Javier Alonso

18 diciembre 2009

La segunda, el «spanglish» que utiliza, una traducción tan pobre que, para el que se maneje con el inglés, sería recomendable usar dicho idioma.

El primer paso tras instalarlo será traducir al español las categorías de gastos e ingresos que vayamos a utilizar y dar de alta nuestras cuentas bancarias. Moneydance está orientado, más que al análisis de nuestros gastos, a la gestión de las cuentas corrientes.

La operativa está muy adaptada a la de los bancos americanos, admitiendo incorporar extractos en formato Quicken (QIF) e incluso operar on-line desde la propia aplicación (¿llegará el día en que nuestros bancos nos permitan esto a los usuarios particulares?), realizar transferencias, devolver recibos, etc.

Aunque su funcionalidad no es muy amplia, sí cuenta con una amplia variedad de extensiones, unas gratuitas y otras comerciales, que permiten adaptarlo a las necesidades de cada usuario. Entre ellas, por ejemplo, tendríamos la posibilidad de calcular proyecciones de saldos consolidados o que se nos actualicen automáticamente las cotizaciones de las acciones, etc.

Una ventaja adicional es que es multiplataforma y funcionará en Windows, Linux y Mac sin problemas. Necesita que tengamos instalado Java en nuestro ordenador, para lo cual provee un vínculo que permite añadirlo sin ninguna dificultad.