Monta un servidor FTP

Otro de los servicios que podemos poner a punto en nuestra red casera es un servidor FTP para disponer de un espacio de almacenamiento en red accesible desde cualquier punto de Internet

Eloy García Almadén

Monta un servidor FTP

15 abril 2009

NIVEL: Avanzado
PASO 1
»INSTALA EL PROGRAMA
Otro de los servicios que podemos poner a punto en nuestra red casera es un servidor FTP para disponer de un espacio de almacenamiento en red accesible desde cualquier punto de Internet. Para ello, vamos a utilizar Filezilla Server, un software gratuito que podéis descargar desde http://filezilla-project.org, aunque, como siempre, ésta es solo una de las múltiples soluciones que nos encontraremos en la Red tanto gratuitas como de pago.

Ejecuta el instalador y selecciona la opción Install as service, started with Windows si quieres que el servicio se ejecute automáticamente cada vez que inicies el sistema. Elige también el puerto a través del cual el administrador va a poder gestionar la aplicación (recuerda que en el router tendrás que crear una regla en la tabla de traducción de NAT que apunte directamente a la dirección IP de la máquina servidora y a los puertos escogidos, tanto el de administración como el de peticiones, que por defecto es el 21) y finaliza la instalación. A continuación aparecerá una ventana para conectar al servidor.

Como dirección IP usaremos la local, esto es 127.0.0.1, definiremos el puerto de administración escogido anteriormente e introduciremos la contraseña de
Administración que deseemos.

PASO 2
»CREA LOS USUARIOS
Para poder acceder al espacio que reservemos en el disco duro, es necesario dar de alta a aquellos usuarios que van a disponer de permisos de conexión. Pero antes de esto, crea en C:\ un directorio denominado por ejemplo FTP para incluir en su interior todas aquellas carpetas correspondientes a los usuarios que vas a generar.

De esta manera, cada usuario tendrá únicamente acceso a su propio espacio y podremos establecer claramente los permisos para cada uno de ellos. Te recomendamos que utilices como nombres de las carpetas definidas los mismos que el de los usuarios para poder gestionar la estructura física del servicio FTP de una forma sencilla.

Es el momento de crear los usuarios propiamente dichos. Para ello, pincha en el icono de Usuarios y pulsa Add. Introduce el nombre del mismo y selecciona el grupo al que quieres que pertenezca (si no has definido ninguno utilizando el botón de Grupos puedes decantarte por <none> o crear un grupo a posteriori e incluir el usuario recién creado en el mismo).

En la opción General, marca Password e introduce la contraseña correspondiente a este usuario. Seguidamente, accede a Shared folders y pincha en Add. Navega utilizando el Explorador de ficheros hasta la carpeta correspondiente a ese usuario y pulsa Aceptar.

Por defecto, este directorio seleccionado será marcado como Home, es decir, como directorio raíz al que el usuario va a acceder de modo automático cuando se valide en el sistema, sin embargo, podremos añadir más directorios para ese usuario. Dentro de esta misma pestaña tendrás la posibilidad de definir independientemente los permisos del usuario en relación con los ficheros y carpetas contenidos en su directorio de inicio. De esta forma, podrás permitir las operaciones de lectura, escritura y/o borrado de ficheros, así como de creación, borrado y/o listado de directorios y subdirectorios asociados.

Otras dos interesantes pestañas de configuración son Speed Limits, que permitirá establecer una velocidad de conexión determinada para un usuario concreto, e IP Filter, gracias a la cual podremos filtrar determinadas direcciones IP de clientes.

PASO 3
»CONFIGURA EL SERVIDOR
Filezilla Server posee una gran cantidad de parámetros que se van a poder personalizar para configurar un servicio a medida. Para acceder a ellos recurre a Edit y escoge Settings. En este momento, aparecerá una ventana de configuración plagada de opciones diferentes.

En General settings, podremos cambiar el puerto a través del cual se van a aceptar y servir peticiones de los clientes que se conecten o el número máximo de usuarios simultáneos entre otras muchas cosas. Investigando un poco más el resto de opciones, podremos gestionar otro tipo de cosas como los filtros a determinadas direcciones IP, los límites generales de las velocidades de subida o de bajada, la habilitación del protocolo SSL seguro para transmisiones de datos cifradas y un sinfín de aspectos más.

PASO 4
»ABRE PUERTOS EN EL CORTAFUEGOS
Para terminar, será necesario abrir los puertos que estemos usando en el Firewall de Windows. Este paso se ha obviado anteriormente en la explicación de la configuración del servicio VNC, no obstante, habrá que tenerlo también muy presente y os vamos a explicar cómo hacerlo. Para el caso que estamos tratando en este truco, accede a Inicio/Configuración/Panel de control y pulsa en Firewall de Windows.

A continuación, pincha en Cambiar la configuración y selecciona la pestaña Excepciones. Pulsa el botón Agregar puerto y teclea, en Nombre Puerto, FTP y, en Número de puerto, 21. Marca TCP como protocolo de transporte para FTP y pulsa finalmente Aceptar.

Temas Relacionados
Loading...