Montaje básico de un vídeo

Para editar los vídeos de nuestras vacaciones y poder obtener calidad profesional no es necesario dedicarle a esta tarea cientos de horas. Con unas nociones básicas y un espíritu creativo se consiguen resultados dignos de ser recordados

Redacción

Montaje básico de un vídeo

31 agosto 2007

Existe gran cantidad de aplicaciones para la edición de vídeo, pero la más utilizada en el mundo profesional es Adobe Premiere Pro. Aunque parezca que son necesarios conocimientos técnicos elevados para utilizar este programa, con unas sencillas técnicas se obtiene un excelente rendimiento de muchas de sus funciones desde el primer momento. En este artículo práctico se describen todos los pasos básicos para montar cualquier vídeo con todo tipo de efectos gráficos y sonoros.

Paso 1

Define el proyecto

En primer lugar hay que definir qué tipo de proyecto se va a realizar. Debido al gran volumen de datos que se utiliza en el montaje de vídeo, un control de los contenidos es fundamental, sin olvidar definir, desde el primer momento, el formato final del vídeo.

Nada más abrir Adobe Premiere, hay que pinchar sobre el botón Nuevo Proyecto. En la lista de ajustes preestablecidos se encuentran los formatos finales más utilizados, incluido el DVD. En la mayoría de las ocasiones, como en este ejemplo, el soporte final es DVD, por lo que la elección más adecuada es DV- PAL a 48 KHz. En este punto se puede elegir entre Standar (4:3) o Widescreen (16:9).
Por último, basta con seleccionar una ubicación para todos los archivos generados en el proyecto y asignarle un nombre. Al pulsar en Aceptar, se abrirá el entorno de trabajo personalizado.

Paso 2

Carga de contenidos

Adobe Premiere soporta todo tipo de contenidos multimedia, desde vídeo en distintos formatos hasta imágenes por capas o todo tipo de archivos de audio. Sin embargo, antes de utilizarlos en un proyecto es necesario importarlos. De esta manera, la aplicación mantiene el control sobre todos los procesos de edición posteriores.

Existen dos formas de cargar contendidos en el proyecto. La primera es tan simple como arrastrar y soltar. Puede ser de gran utilidad si los archivos que se van a utilizar estás almacenados en distintas carpetas. Sin embargo, lo habitual y recomendable es que todos los archivos utilizados en un mismo proyecto estén en el mismo directorio. En este caso resulta más cómodo importarlos. Al ejecutar Archivo e Importar se abrirá el cuadro de diálogo correspondiente. Tras seleccionar la carpeta correspondiente, sólo hay que pulsar el botón Importar Carpeta.

Paso 3

Inserta clips de vídeo

Existen muchas maneras de editar, pero la más sencilla es generar pequeños clips a partir de cada archivo de vídeo. En pasos posteriores todos estos clips se organizarán para generar una película coherente.

Para cargar un archivo de vídeo en la paleta Origen hay que hacer doble clic sobre ella. El siguiente paso es buscar, mediante los controles centrales (play, rueda de desplazamiento…) el punto de entrada del clip que se quiere generar y presionar la tecla I. Después, basta buscar el punto de salida del clip y pulsar la tecla O. Este es el momento de insertarlo en la línea de tiempo. Para ello, hay que ejecutar Clip e Insertar.

Este proceso se puede repetir tantas veces como se necesite, ya sea con el mismo archivo de vídeo o con otros, hasta recopilar todas las escenas que se quieran incluir en la película final.

Paso 4

Añade a la línea de tiempo

Con todos los clips de vídeo en la línea de tiempo, este es el momento de organizar la película para que tenga coherencia. Para situar un fragmento de vídeo antes o después en el tiempo, hay que arrastrar el clip situado sobre la línea de tiempo mientras se mantiene pulsada la tecla Ctrl. Se puede liberar el ratón entre otros dos clips para mantener la integridad de cada fragmento o en cualquier otro punto para generar nuevas divisiones.

Para modificar la longitud de un clip incluido en la línea de tiempo basta con arrastrarlo hasta la paleta Origen y editarlo (situar los puntos de entrada y salida). Después habrá que ajustar de nuevo la película para evitar los espacios en blanco o las superposiciones.

Paso 5

Transiciones de vídeo

Entre dos escenas de vídeo consecutivas distintas, lo habitual es utilizar transiciones para que el espectador vea que se está cambiando de escena. Para un montador aficionado la manera más sencilla de generar una transición es utilizar los efectos predefinidos. En la parte inferior izquierda de la interfaz se encuentra la paleta Efectos que incluye todo tipo de transiciones.

Tras buscar la transición de vídeo que se adapte a cada caso, hay que arrastrar su icono hasta un la línea de tiempo, justo entre dos fragmentos de vídeo. Una vez situado correctamente, hay que seleccionarlo para que la paleta Controles de efecto muestre todas opciones de configuración disponibles.

En función de las prestaciones del ordenador sobre el que se ejecuta Premiere, puede que estas transiciones no se reproduzcan en tiempo real mientras se realiza el montaje, pero se puede controlar su aspecto final situando el cursor de reproducción sobre un punto del efecto.

Paso 6

Añade nuevas fuentes de audio

Aunque las cámaras actuales han mejorado su calidad de audio, resulta muy complicado conseguir grabaciones caseras libres de ruido y con una ecualización agradable. Por esta razón, una música o sonido de fondo enriquece cualquier escena.

Para añadir una archivo de audio a la película basta con arrastrarlo hasta la pista Audio 3 situada en la Línea de tiempo. De este modo, este es el único audio que se reproduce en toda la película.

El siguiente paso es seleccionar la pestaña Mezclador de audio y utilizar los controles para rescatar parte del sonido ambiente. Para ello, hay que desplazar el deslizador de volumen de la pista Audio 3 hasta que todas las pistas convivan en armonía.

Paso 7

Renderizar

El proceso de edición requiere gran cantidad de ajustes, por lo que es habitual realizar nuevos cambios tras un primer visionado. Las técnicas descritas en los anteriores pasos se pueden volver a utilizar tantas veces como sea necesario hasta que el resultado alcance el nivel de calidad esperado.

El último paso es generar el archivo de vídeo final. Al seleccionar Archivo, Exportar y Película, se abre el típico cuadro de diálogo. Basta escribir un nombre, seleccionar una carpeta de destino y pulsar el botón Guardar.

Edición rápida

Adobe Premiere ofrece un control sobre el proceso de edición al alcance de muy pocas aplicaciones del mercado. Sin embargo, requiere ciertos conocimientos y sus requisitos son altos. Si el único objetivo es montar una película con las secuencias de las vacaciones con un resultado aceptable, cualquier ordenador con Windows XP o Vista incluye una solución que destaca por su facilidad de uso.

Los usuarios de Windows XP encontrarán en Windows Movie Maker 2 una herramienta de gran utilidad para convertir clips de vídeo y colecciones de archivos multimedia en películas. Para que el proceso de creación de películas sea aún más fácil, Movie Maker 2 incluye la herramienta Película Automática, que transforma automáticamente una colección de clips de vídeo en una película. Mientras que la edición manual proporciona una mayor flexibilidad y un mayor control, si se dispone de poco tiempo o se desea utilizar otro método para montar una película, la función Película Automática constituye una buena alternativa.

De este modo, Windows Movie Maker 2 permite crear una película casi de forma instantánea, editando automáticamente y a la vez los clips o la colección de clips que seleccione. Esta función analiza el vídeo, las imágenes y la música que hayamos seleccionado, y combina los diferentes elementos para realizar una película basada en el estilo de edición automática que hayamos elegido.