Paso a paso

Navega y compra en Internet sin peligro alguno

La red de redes nos permite adquirir productos y mucho más. Pero, aunque el alarmismo que a veces reina en los medios es injustificado, debemos tomar medidas preventivas y saber cómo reclamar

Sergi Puertas

Tienda on-line Strato

23 noviembre 2012

La red de redes nos brinda un sinfín de posibilidades y nos permite socializar con otras personas, adquirir productos y mucho más. Pero, aunque el alarmismo que a veces reina en los medios es injustificado, debemos tomar medidas preventivas y saber cómo reclamar.

Navegar por páginas web y enviar correos electrónicos, en la mayoría de las ocasiones, son acciones que no requieren que utilices aplicaciones adicionales. No obstante, existen una serie de casos concretos en los que desearás que la información no se guarde en el navegador, que nadie pueda rastrear la dirección IP que te ha sido asignada o que no quede rastro de los mensajes que mandas. En este tutorial analizaremos algunas opciones y herramientas que te guarecerán en este sentido, y estudiaremos cómo evitar que tu dirección de e-mail reciba grandes cantidades de spam.

Otras actividades on-line, como la participación y la publicación de material en redes sociales o la adquisición de servicios y productos en tiendas que comporten transacciones económicas, pueden resultar más peliagudas. Por ello dedicaremos apartados específicos a las mismas. Finalmente, pese a que una vez más la prevención será nuestro mejor vehículo para combatir los atentados a nuestra privacidad y los fraudes, te detallaremos cómo reclamar si consideras que se han vulnerado tus derechos.

NIVEL:INTERMEDIO

Cómo moverse on-line con la máxima confianza

Además de eliminar el historial de exploración siempre que sea necesario y establecer de manera racional qué contraseñas quedarán permanentemente registradas en el navegador y cuáles deberán teclearse cada vez, existen una serie de medidas que es conveniente que tomes a la hora de surfear por la Red. Analicémoslas.

1. Surca la Red sin dejar rastro

Con toda probabilidad, la opción más efectiva para navegar de forma totalmente privada es emplear el navegador que nos ofrece el Proyecto Tor. Tras escoger el Español como idioma de descarga y descomprimir el paquete en el que se distribuye la aplicación, ejecútala. La ventana de estado certificará que tu dirección IP ha quedado enmascarada y que, en consecuencia, puedes navegar de manera anónima.

Sin embargo, si no te resulta imprescindible que tu dirección IP se oculte, en la mayor parte de las ocasiones no será preciso llegar a los extremos de tener que cambiar de software de navegación. La opción Iniciar navegación privada, accesible a través del menú principal de Mozilla Firefox, resulta igualmente válida para que ninguna de las operaciones que realices queden registradas en el navegador.

Navega y compra por Internet 1

Lo mismo puede decirse del comando Nueva ventana de incógnito, disponible a través del menú del área superior derecha de Google Chrome. Para seguir usando tu navegador habitual y conseguir además que tu dirección IP quede enmascarada, compleméntalo con un servicio de proxy como el que pone a tu disposición ProXPN.

Otra alternativa para reforzar la privacidad, particularmente indicada en caso de que salgas de viaje o te veas obligado a trabajar en un ordenador ajeno, es utilizar una versión portátil de Google Chrome o de Mozilla Firefox. Ambas pueden instalarse en pendrives y ejecutarse desde ellos, por lo que no guardarán ningún tipo de datos en el equipo anfitrión.

2. Antes, verifica bien la fiabilidad

Mantener activado el escudo de protección para la navegación que se incluye en la versión gratuita de Avast! Antivirus te guarecerá en todo momento contra la mayor parte de páginas que contengan código malicioso. Sin embargo, además de escudarte contra el malware, puedes obtener información sobre la fiabilidad de los sitios por los que transitas gracias a WebRep, una extensión disponible para los principales navegadores que se instala automáticamente con el antivirus. Si agregas a tu equipo un nuevo navegador con posterioridad, puedes añadirle manualmente el plug-in entrando en Avast! y accediendo a la pestaña Protección adicional.

Navega y compra por Internet 2

Hecho esto, navega y comprobarás que su icono muestra una valoración en formato gráfico. Puedes contribuir a la nota de cada sitio y a que se le asigne la categoría correcta y votando. WebRep cuenta con la ventaja de estar disponible para Chrome, cosa que no sucede con G Data CloudSecurity y Browser Defender, que únicamente se integran con Firefox y Explorer. Otra excelente opción en esta línea, disponible incluso para Safari y Opera, es Web of Trust. McAfee SiteAdvisor es compatible con Firefox, Explorer y Chrome.

Loading...