Navega de manera anónima

Cuando navegas a través de Internet, la dirección IP de tu equipo o bien la del proxy que se interpone entre el mismo y la Red queda almacenada de manera permanente en los ficheros de log de los servidores que visitas

Belinda Ferrero (País Vasco)

Navega de manera anónima

30 octubre 2008

Cuando navegas a través de Internet, la dirección IP de tu equipo o bien la del proxy que se interpone entre el mismo y la Red queda almacenada de manera permanente en los ficheros de log de los servidores que visitas.

Si unimos este dato a los que almacena el propio proxy que habilita la salida, podremos saber en todo momento qué equipo ha solicitado qué petición o, en otras palabras, quién es el usuario que ha estado navegando por una determinada página web. Sin embargo, existen a lo largo y ancho de Internet multitud de servicios que funcionan de manera similar un proxy externo.

De esta forma, conectándonos desde ellos, navegando y utilizándolos de manera intermedia este problema quedará totalmente resuelto y será su dirección IP la que aparezca en los registros. Estos servidores recogen las peticiones, las reexpiden al servidor solicitado, reciben la respuesta y finalmente se la vuelven a enviar al usuario.

Existen multitud de ellos, algunos gratuitos y otros de pago, y en la mayoría podremos configurar determinados valores como por ejemplo la eliminación de las cookies, la de los anuncios que aparezcan en forma de pop-up y multitud de cosas más. Éstos son algunos de los servicios más interesantes: http://proxify.com, http://anonymouse.org, http://anonymizer.com, www.megaproxy.com o www.the-cloak.com.