OpenID facilita la autentificación digital

Uno de los problemas actuales de la navegación es la cantidad de nombres de usuario y contraseñas que tenemos que recordar para disfrutar de los distintos servicios web. Por suerte, OpenID nos da una solución

Javier Llorente

OpenID facilita la autentificación digital

15 febrero 2010

OpenID es un estándar abierto de autentificación y control de acceso descentralizado que nos ofrece la posibilidad de acceder a varios servicios usando la misma identidad digital. Por supuesto, podemos configurar nuestro navegador favorito para que nos recuerde todos los nombres de usuario y contraseñas, pero el problema sigue ahí. Si queremos usarlos desde otro lugar, no los tendríamos disponibles.

Puede que ya tengas un OpenID y no lo sepas. Yahoo!, Google, PayPal o WordPress.com, por mencionar algunos, son proveedores de cuentas OpenID. También los hay independientes, como myOpenID (www.myopenid.com), ClamID (www.clamid.com) o myID.net (www.myid.net). Aquellos usuarios que necesiten identificarse en alguno de los muchos servicios que lo soporten deben obtener una URL de identificación, del tipo nombredeusuario.proveedor.com. Por ejemplo, WordPress.com emplea nombredeusuario.wordpress.com, además de proporcionarnos un blog, nos da un OpenID. Conseguir esta URL no implica nada más que decidirse por uno de los proveedores y rellenar los datos que piden para su registro.

Computer-screen

Paso 1. Utilización

Los sitios web que permiten autentificarse con OpenID lo suelen indicar. En vez del típico formulario en el que ponemos nuestro nombre de usuario y contraseña, veremos un campo en el que tenemos que meter la URL de nuestro OpenID o puede que aparezcan los logotipos de algunos proveedores de OpenID como Google o Yahoo! En ese caso, podemos hacer clic directamente en el logotipo correspondiente para autentificarnos.

Después de esto, nos redirigirá a la web de nuestro proveedor de OpenID para verificar nuestra identidad (nos pedirá el nombre de usuario y/o la contraseña). Una vez verificados los datos, volveremos al sitio del principio, pero esta vez autentificados. Entonces, podremos crearnos la cuenta sin tener que rellenar el formulario, o introduciendo algún campo adicional dependiendo del servicio. También tendremos la posibilidad de asociar nuestro OpenID a ese servicio, para así poder emplear nuestra única identidad digital con OpenID y no tener que recordar otro nombre de usuario más.

Paso1_openid

Paso 2. Delegación

También se puede utilizar la URL de nuestro sitio web o blog. ¿Cómo? Delegándolo. Es tan fácil como poner dos líneas de código HTML entre las etiquetas <head> y </head>. En el caso de myOpen­ID sería:

  • <link rel=”openid.server” href=”http://www.myopenid.com/server”>

  • <link rel=”openid.delegate” href=”http://nombredeusuario.myopenid.com/”>

La primera línea dice que nuestro proveedor de OpenID es myOpenID, mientras que en la segunda se indica que la página web es de nombredeusuario. Las principales ventajas de la delegación son dos: la posibilidad de usar nuestro dominio, de modo que sería aún más fácil recordar nuestra única identidad digital; y poder cambiar de proveedor de OpenID sin tener que variar la URL, ya que estaría delegado en nuestro dominio, lo que haría que solo hiciera falta cambiar dos líneas de código.

Paso2_openid

Paso 3. Un OpenID propio

Y si delegarlo no nos convence, podemos montar nuestro propio proveedor de OpenID, público o privado, como queramos. Actualmente, existen implementaciones de servidores OpenID en PHP, Ruby, Python, Java o .NET, entre otros. Para más información, visita http://wiki.openid.net/Run-your-own-identity-server. Si quieres probar OpenID sin tener que registrarte, puedes recurrir al servidor de pruebas de phpMyID (una implementación en PHP). La URL del OpenID de prueba es http://phpmyid.com/ y los credenciales son test/test.

Paso3_openid
Temas Relacionados
Loading...