Optimiza tu PC con CCleaner

11 diciembre 2015

CCleaner es una de las aplicaciones de referencia para optimizar tu PC, limpiar el registro de Windows, borrar el historial de uso o desinstalar programas sin dejar rastro. Además, permite acelerar el arranque del ordenador al escoger qué aplicaciones se cargarán al encender el equipo. Te enseñamos a utilizarla a continuación.

CCCleaner_home

Tres versiones distintas de CCleaner

Disponible en tres versiones distintas (dos de pago y una gratuita con funciones más básicas), CCleaner Free 5 se puede descargar sin coste alguno desde https://www.piriform.com/ccleaner.

Por su parte, si pagamos 19,95 euros obtendremos CCleaner Professional (que viene con monitorización en tiempo real y posibilita una limpieza más profunda que la versión básica), mientras que CCleaner Professional Plus (disponible a un precio de 39,95 euros) añade herramientas para recuperar archivos borrados o desfragmentar el disco duro en profundidad.

Además, también existen versiones de CCleaner para Mac y para Android.

Descarga e instala CCleaner 5

Para este tutorial, nos centraremos en CCleaner Free, ya que es suficiente para optimizar el PC y dejar a punto el registro sin tener que gastarnos nada.

Una vez descargues el archivo .exe desde la página oficial de CCleaner y lo ejecutes, comenzará el proceso de instalación de la aplicación. Ves siguiendo las instrucciones que se mostrarán en pantalla y listo, ya que no presenta complicación alguna (es suficiente con dejar marcado todo lo que aparece por defecto e ir avanzando).

CCCleaner_asistente

A continuación, habrá llegado el momento de ponerse manos a la obra con CCleaner. Una vez abras la aplicación, verás su ventana principal, en la que se muestran cuatro grandes bloques: limpiador, registro, herramientas y opciones.

Limpiador de Windows y programas instalados

Si entras en el menú “Limpiador”, encontrarás todo lo relacionado con la limpieza de Windows y de los programas que tengas instalados. En concreto, podrás eliminar rastros de uso (como por ejemplo el listado de archivos abiertos recientemente), el historial de navegación web, las cookies de las páginas que hayas visitado, los archivos temporales y otro tipo de datos normalmente innecesarios y que en cambio ocupan un siempre valioso espacio en tu ordenador.

Todo lo que tienes que hacer es pulsar sobre “Analizar” y, una vez termine el proceso, seleccionar todo aquello que quieras limpiar y hacer clic sobre “Ejecutar el limpiador”.

CCCleaner_limpiar

Optimización del registro

Si hay un apartado en el que brilla especialmente CCleaner, este es el del limpiador del registro de Windows. Con apenas un par de clics podrás eliminar todas las entradas obsoletas e innecesarias que se habrán ido añadiendo a medida que usas el ordenador e instalas y desinstalas programas.

Basta con pulsar sobre el botón “Buscar problemas” y se mostrarán todos los fallos detectados. Además, para mayor seguridad, podrás hacer antes una copia de seguridad del registro de Windows tras hacer clic sobre “Reparar seleccionados”.

Por lo general, es recomendable que optimices el registro de Windows cada cierto tiempo, de manera que se eviten problemas en el funcionamiento de tu ordenador en el día a día.

Desinstalar programas y acelerar el arranque

El tercer gran bloque de CCleaner está englobado bajo el menú de “Herramientas”. Desde aquí podremos desinstalar programas de forma más limpia que haciéndolo desde la herramienta incluida por defecto en Windows, pero lo más interesante es la función que nos permite marcar o desmarcar qué aplicaciones se iniciarán nada más encender Windows.

Parece en principio algo poco importante, pero tras desmarcar aquellos programas que no necesites que se ejecuten en cada inicio, verás cómo tu PC se enciende unos cuantos segundos más rápido.

Por último, en este menú de Herramientas también podremos buscar archivos duplicados, eliminar puntos de restauración del sistema que ya no nos interese mantener o borrar el contenido de nuestro ordenador de forma segura (ideal, por ejemplo, si vamos a vender nuestro PC o si pasará a ser utilizado de manera permanente por otra persona).

Y así es como, tras unos sencillos pasos, podrás dejar tu ordenador como si el sistema operativo estuviese recién instalado.

Temas Relacionados
Loading...