Optimiza tu netbook para el ocio con el nuevo Ubuntu

Ubuntu 9.04 ha supuesto una revolución para los netbooks. Con su edición Netbook Remix, podemos convertirlos en auténticos centros multimedia y de ocio para conseguir, por ejemplo, amenizar los viajes de nuestros hijos en coche viendo películas o jugando

Pablo Moya

Optimiza tu netbook para el ocio con el nuevo Ubuntu

26 julio 2009

La ventaja de utilizar la versión Netbook Remix respecto a otros sabores de Ubuntu es que está especialmente diseñada para este tipo de dispositivos; es decir, equipos con pantalla pequeña, con posibilidad de ser táctiles y con un hardware no tan común como el que acompaña a los equipos más grandes.

Nosotros hemos usado un Acer Aspire One para nuestras pruebas y no hemos tenido ningún problema con el hardware. No obstante, para comprobar la compatibilidad directa con tu modelo de netbook, visita https://wiki.ubuntu.com/HardwareSupport/Machines/Netbooks.

Paso 1

Descarga Netbook Remix

Lo primero que debemos hacer es instalar Ubuntu Netbook Remix en nuestro dispositivo. Para ello, nos vamos a la web www.ubuntu.com/getubuntu/download-netbook, elegimos uno de los servidores y descargamos la distribución. El proceso de instalación del archivo .IMG se puede hacer desde un DVD externo o una llave USB.

Tenemos las instrucciones en https://help.ubuntu.com/community/Installation/FromImgFiles. Si hemos optado por hacerlo desde una llave USB, la opción más rápida, tendremos que hacer que esta sea autoarrancable. Para que resulte más sencillo, nos sugieren software para Windows, Linux y Mac.

Paso 2

La instalación

Una vez tengamos en algún tipo de soporte la imagen de Ubuntu, debemos empezar con la instalación. Para ello, es preciso especificar que queremos arrancar nuestro ordenador desde la unidad donde tengamos la imagen (normalmente F2 o F12). El proceso de instalación está más que documentado en muchas webs.

Se realiza en siete pasos muy sencillos, siendo la parte más crítica la decisión de si queremos compartir nuestro espacio en disco con el sistema operativo previamente instalado y Ubuntu o anularlo y que Ubuntu ocupe todo el disco duro. Somos de los que pensamos que dos mejor que uno. Una vez instalado e iniciado Ubuntu, deberemos conectarlo a Internet mediante WiFi o cable para poder continuar con el práctico.

Paso 3

VLC Media Player

Ubuntu trae por defecto reproductores de vídeo y música; pero, si queremos la máxima compatibilidad con muchos códecs de audio y vídeo, desde nuestro punto de vista, VLC es una herramienta de código abierto perfecta para nuestros objetivos: es gratuita bajo licencia GPL, utiliza la librería libavcodec y, además, permite el uso de skins para personalizar la apariencia.

Para instalar VLC sin necesidad de línea de comandos en terminal, nos vamos, en el menú de la izquierda, a Administración/Gestor de paquetes Synaptic. Una vez dentro, optaremos por Recargar para actualizar los datos de los repositorios y, en Búsqueda rápida, pondremos vlc. En los resultados de la búsqueda, marcaremos con doble clic del ratón el paquete vlc cuya descripción es multimedia player and streamer.

Una vez marcado, se abre una ventana que informa de los paquetes adicionales que se van a instalar. Aceptamos y le damos a Aplicar en el menú superior. Al instalar VLC, se emplazan automáticamente los códecs y paquetes necesarios para su correcto funcionamiento. Con estos códecs, tendremos la oportuniadd de ver muchos de los formatos existentes actualmente. Después de unos momentos de descarga e instalación, podremos encontrar nuestra aplicación bajo el menú de Sonido y vídeo.

Paso 4

Música con Amarok

Ubuntu también trae de serie un reproductor de audio, pero si nuestra librería es extensa y nuestras pretensiones grandes, puede quedarse algo corto. Para cubrir nuestras más avanzadas necesidades, existe un software fantástico llamado Amarok. Es un reproductor y organizador de canciones libre, gratuito y de código abierto muy popular, ya que tiene características que le hacen muy similar a reproductores tan famosos como iTunes o Windows Media Player.

Además, permite la navegación en reproductores portátiles como el iPod de Apple. Para instalarlo, volvemos a Administración/Gestor de paquetes Synaptic y, en la barra de búsqueda rápida, escribimos amarok. Al señalar el paquete con nombre Amarok, nos pedirá confirmación para instalar los paquetes adicionales necesarios para su correcto funcionamiento.

Antes de aplicar los cambios, deberemos buscar el paquete libxine1-ffmpeg y señalarlo para su instalación. Este nos permite que Amarok reproduzca los formatos de audio más comunes. Un vez señalados para instalar los paquetes anteriores, le damos de nuevo a Aplicar. Después de un buen rato de descarga e instalación, tendremos nuestro software preparado dentro también del menú Sonido y vídeo.

Paso 5

A por los juegos

Linux no tiene fama de contar con una gran cantidad de juegos comerciales, títulos que sí que se pueden instalar en otros sistemas operativos. En cualquier caso, nuestro netbook no cumpliría en un altísimo porcentaje con las especificaciones mínimas necesarias para ejecutar los desarrollos comerciales de nueva hornada.

Sin embargo, los juegos que podemos instalar en Linux son perfectos para un hardware y una tarjeta gráfica como los que incluye de serie este nuevo segmento de mercado. Son programas relativamente sencillos pero muy adictivos, que recuerdan en muchos casos a las antiguas maquinas recreativas de nuestra infancia.

Para acceder a la lista de juegos disponibles, debemos meternos en el menú Accesorios/Añadir o quitar. En la ventana, que se muestra pinchamos sobre Games. Bastará seleccionar el juego o juegos que queremos instalar y aplicar cambios para que se inicie el proceso de descarga e instalación de una manera totalmente automática. Si queremos que se amplíe el número de títulos disponibles en el desplegable, debemos señalar la opción Todas las aplicaciones disponibles.

Paso 6

Un emulador

XMAME es un emulador que permite ejecutar multitud de ROMs de nuestras antiguas máquinas recreativas favoritas y retroceder al tiempo en que echábamos cinco duros para poder disfrutar de una partidita. Para instalarlo, necesitaremos hacer uso del terminal que encontramos en el menú Accesorios/Terminal. En este, teclearemos el siguiente código para instalarlo:

sudo apt-get install xmame-common

Después, deberemos de cargar la interfaz gráfica para usarlo, de modo que tecleamos wget http://surfnet.dl.sourceforge.net/sourceforge/gxmame/gxmame_0.35beta2-1_i386.deb y, luego, sudo dpkg -i gxmame_0.35beta2-1_i386.deb.

Es necesario tener alguna ROM y copiarla en el directorio por defecto que se encuentra en nuestro sistema de archivos /usr/share/games/xmame/roms. Podemos cambiar este directorio una vez ejecutado xmame en Opciones/Seleccionar directorios/Rutas básicas de XMAME/ROMs paths.

Conseguir ROMs para XMAME es muy fácil realizando una búsqueda en Internet. Eso sí, antes de descargarlas, debemos de tener en cuenta las condiciones legales de la misma. Solo resta iniciar GXMame, que se encuentra dentro del menú Juegos/Juegos disponibles, seleccionar alguna de las ROMs instaladas para retroceder unos cuantos años y apreciar la sencillez y jugabilidad que tenían los títulos de entonces.