Optimiza los recursos que usa Google Chrome con The Great Suspender

3 octubre 2013

Google Chrome se ha convertido en uno de los navegadores web más utilizados del mundo. Sin embargo, no todo son virtudes en el explorador de los de Mountain View. El uso que hace de la memoria no es nada eficiente. The Great Suspender es un plugin que nos permitirá optimizar Google Chrome para que consuma pocos recursos.

Google Chrome no solo es uno de los navegadores más utilizados por ser uno de los más rápidos. En parte, el poder instalar plugins desde una completa plataforma, Google Web Store, ha sido uno de los acicates principales para los usuarios. No obstante, este navegador tan utilizado, también tiene problemas, sobre todo de eficiencia a la hora de utilizar los recursos del sistema, algo que percibiremos con facilidad si no tenemos una computadora de alto nivel. No obstante, podemos solucionarlo.

Cada pestaña es un mundo

Antes no existían las pestañas en los navegadores. Tan solo teníamos la posibilidad de abrir varias ventanas. Solo algunos programas permitían por aquel entonces que todas esas ventanas estuvieran localizadas en una única, organizándolas por pestañas. Hoy en día es lo más común, y no es raro llegar a ver cómo los usuarios tienen 15 pestañas abiertas. En realidad, de esta manera reducimos la eficiencia del sistema, pues estamos consumiendo recursos que, en muchos casos, necesitamos para otros programas. ¿Por qué? Porque, cuando abrimos una pestaña en Google Chrome, ya estamos consumiendo el espacio en memoria y en capacidad de proceso que requiere Chrome para mantener esa pestaña activa. Cuando tenemos 15 pestañas activas, es como tener quince programas distintos ejecutándose al mismo tiempo, consumiendo memoria y recursos del sistema. Además, estas están siempre activas, para que las podamos volver a utilizar en cualquier momento. No es nada raro que muchos ordenadores no sean capaces de soportar esa carga. No obstante, hay una solución.

The Great Suspender

La solución es un plugin, que tiene el nombre del más granuja de la clase. Pero en este caso no son los exámenes lo que se suspende, sino las pestañas de Google Chrome. En muchas ocasiones, las pestañas que dejamos abiertas en Google Chrome se pasan muchas horas ahí, sin que volvamos a visitarlas hasta el momento en que vamos a apagar el ordenador y las vamos cerrando. Lo peor de todo es que podríamos haber utilizado lo recursos que esas pestañas estaban consumiendo. La función de The Great Suspender es precisamente la de suspender, o desactivar, las pestañas que no utilizamos, así evita que estén constantemente activas consumiendo recursos del sistema.

Entre las opciones de configuración nos encontramos varias. Por ejemplo, podemos excluir algunas páginas web como la de Gmail.com, que nos podría interesar mantenerla siempre activa. Por otro lado, podemos seleccionar que las pestañas se desactiven cuando lleven un periodo de inactividad que hayamos fijado. Así, si a los 15 minutos no hemos vuelto a abrir esa pestaña, puede desactivarla. Esto es realmente útil. Si no vamos a volver a abrirla, no consumirá recursos del sistema, pero si luego queremos volver, la dirección seguirá estando ahí y solo habrá que recargar la página.

Gracias a The Great Suspender, podemos reducir el uso de CPU unos cuantos puntos. En el caso de ordenadores de gama media-básica con poco rendimiento, o de ordenadores con unos cuantos años a la espalda, este plugin debe ser un imprescindible. En el caso de aquellos que tengan ordenadores de gama alta y que sean recientes, también es un plugin muy útil si acostumbran a mantener abiertos programas de edición de fotografía o vídeo, pues los recursos que requiere este tipo de software son muy altos, y nunca está de más optimizar el uso que se hace de los recursos del sistema por parte de Google Chrome, pues probablemente es el programa más utilizado de nuestro ordenador.

 

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });