Pasa canciones desde CD a tu iPod

Aunque se lleva descargar música desde Internet, más de uno todavía tenemos en casa una extensa colección de CD o puede que nos guste comprar la música en este formato. En este caso el iPod también puede hacernos disfrutar del contenido de nuestros discos

Redacción

Pasa canciones desde CD a tu iPod

14 diciembre 2007

Los CD de música sigue siendo la forma más popular de comprar música a pesar del gran empuje de las tiendas de música on-line y de la propia popularidad de los reproductores de MP3 como el iPod. Por esta razón en Apple han previsto que a través del programa iTunes podamos convertir de forma casi inmediata las canciones que contienen nuestros CD de música para poder pasarlas a nuestro reproductor y disfrutar de ellas sin problemas. Así, entre otras cosas, nuestros valiosos CD estarán a buen recaudo, a salvo de arañazos o caídas, mientras disfrutamos de su música gracias a nuestro iPod.

Paso 1

Configuración

Antes de empezar la importación, podemos comprobar si los parámetros fijados para los ficheros de audio que vamos a generar son los que queremos y ajustar otros datos de la conversión. Para conseguirlo activaremos primero la opción Preferencias del menú Edición. A continuación haremos click en la pestaña Avanzado. Finalmente activaremos la pestaña Importación. Dentro de las opciones que podemos modificar está la de la calidad del fichero generado. Para cambiarla haremos clic en el recuadro Ajuste para ver las opciones disponibles. También podemos cambiar el método de conversión en el apartado Importar usando. Una opción importante si el disco que vamos a convertir está deteriorado es la llamada Usar corrección de errores. Al activarla el programa reducirá la velocidad de lectura del disco para evitar posibles errores al reproducir las pistas para convertirlas. Una vez establecidas las opciones de configuración podemos pasar a la conversión propiamente dicha.

Paso 2

Reconoce el CD de música

La primera fase del proceso es la extracción de canciones, lo que se denomina ripping. Para comenzar la tarea abriremos en primer lugar el programa iTunes. Si tenemos conectado el iPod aparecerá el icono correspondiente. A continuación introduciremos en la unidad de CD o DVD el disco de música que queremos convertir. El programa lo reconocerá automáticamente y presentará en la ventana principal si queremos importar el contenido del CD completo a la biblioteca de iTunes. En este caso nos interesa importar sólo ciertas pistas, por lo que pulsaremos en No. En caso de que queramos convertir el álbum completo, simplemente pulsaremos en la otra opción. Al no aceptar la importación completa, en la lista de la izquierda de la ventana del programa aparecerá el icono del CD de música con el nombre del álbum. Eso es que iTunes ha reconocido el disco y puede reproducir la música que contiene o extraerla, que es lo que nos interesa.

Paso 3

Selección de canciones a extraer

A continuación seleccionaremos las canciones que queremos transmitir al iPod. Para hacerlo haremos clic para quitar el marcador de aquellas canciones que no nos interesa importar. El paso siguiente es pulsar en el botón Importar CD que se encuentra en la parte inferior derecha de la ventana del programa. En la parte superior se visualizará el mensaje importando y a continuación el nombre de la pista que se está convirtiendo. También aparecerá información sobre el tiempo que resta para completar la importación. En el listado de las canciones del álbum aparecerá, a la izquierda del nombre de cada pista, un icono que indicará el estado de la conversión. Si la pista está siendo convertida en ese momento, el icono será naranja y representará una onda. Si la pista ha sido convertida correctamente, aparecerá un icono verde con un marcador.

Paso 4

Comprobación y descarga al iPod

Ya sólo nos queda acudir a la biblioteca en su apartado Música y veremos las pistas convertidas. Podemos comprobar que la conversión se ha realizado correctamente reproduciendo las pistas. Para que se carguen en el reproductor las seleccionaremos y las arrastraremos al apartado Música de la zona del iPod. Como siempre, cuando hayamos terminado con la tarea y antes de desconectar el reproductor del ordenador, tendremos que pulsar la opción de expulsión para que el reproductor se sincronice correctamente con el programa.