Perfecciona tus fotos utilizando el balance de blancos manual

El balance de blancos es una de esas cosas que a todos nos suenan, pero que pocos usan adecuadamente

balance de blanco

16 marzo 2012

El balance de blancos es una de esas cosas que a todos nos suenan, pero que pocos usan adecuadamente.El buen uso de esta característica puede cambiar drásticamente  los resultados de las tomas fotográficas y, aunque en la mayoría de ocasiones el balance de  blancos automático tiene resultados aceptables, un ajuste manual puede llevar una fotografía mediocre a otro nivel.

Aunque cada cámara tiene unos menús propios, solemos encontrar el balance de blancos manual en la sección de Balance de blancos,  debajo de todos los preajustes. Para que lo identifiques, se suele representar con un icono con dos flechas y un rectángulo en el centro. Una vez que hemos localizado esta opción, encontraremos nuestros ajustes previos (que suelen tener números de cuatro dígitos al lado) y otra opción más que indica que podemos editarlo.

Al elegir esta,  la cámara entra en modo de toma de fotografías. En ese momento, tendremos que buscar  un área de color blanco y disparar nuestra cámara sobre ella. Con esta acción la cámara interpretará que ese es el blanco de la escena y ajustará el resto de parámetros de color tomando como referencia lo que nosotros le hemos indicado que es blanco.