Photoshop te ayuda allí donde tu cámara no llega

El verano está cerca y no está de más aprender técnicas para aplicar en las fotos que tomemos durante las vacaciones. Así, veremos cómo crear un paisaje panorámico a partir de dos imágenes y después haremos un sencillo collage con ésta y otras tres más

Juan A. Vicente

Photoshop te ayuda allí donde tu cámara no llega

14 junio 2008

Seguro que has estado alguna vez frente a una vista impresionante, has querido echar una foto espectacular y te has dado cuenta de que no cabía todo en la instantánea. Si vuestra cámara no admite panorámicas que capturen todo, lo habitual en esos casos es hacer dos o más capturas para después tratar de superponerlas en el álbum y reproducir así la sensación de grandeza del momento.

Sin embargo, los editores gráficos consiguen, con muy poco esfuerzo, realizar este montaje de una manera más profesional. Luego, puedes imprimir el resultado sin que se note y quedará como si fuera una única imagen. Y si después quieres crear una composición de esta panorámica junto con otras fotos para poder usarla, por ejemplo como fondo de pantalla, no tienes más que leer hasta el final.

Paso 1

Selecciona las imágenes

En primer lugar, hay que abrir los dos archivos que contengan las fotos que queremos montar. Vamos a utilizar una de ellas como base para después añadir la otra. Para evitar problemas, es importante quitar la imagen de la capa Fondo y pasarla a otra capa superior. Para ello, haremos una copia de esta capa. En la barra de menús, sigue la ruta Capa/Duplicar Capa. Aparecerá entonces un cuadro para que le des un nombre. Escribe por ejemplo Foto 1 y pulsa OK. Para no liarse más tarde, interesa cambiar la capa Fondo. Pulsa primero la tecla D para reestablecer los colores de pincel por defecto (negro/blanco). Entonces, haz clic en la Capa Fondo de la ventana Capas situada a la izquierda. Ahora, en el menú superior, despliega el titulado Edición y elige Rellenar. En la parte superior del cuadro del mismo nombre, Contenido, despliega la lista Usar y escoge Color de fondo. Por último, pulsa OK.

Paso 2

Ajusta el espacio de trabajo

Lo siguiente es preparar el espacio donde vamos a trabajar y que contendrá las fotos. En Photoshop se conoce como Lienzo. Para cambiar las dimensiones del actual, ve al menú superior y pulsa en Imagen/Tamaño del lienzo. Se abrirá un cuadro del mismo nombre, en la parte superior se recoge el tamaño actual y, debajo, una zona titulada Tamaño nuevo. Las unidades iniciales son centímetros pero para entendernos mejor, elegiremos píxeles en la lista desplegable. El tamaño actual de este ejemplo es de 640 x 480 píxeles. En el área Tamaño nuevo hay unas casillas para introducir otros valores de ancho y alto. Si las cifras son mayores que las actuales, el lienzo se ampliará; si son menores, lógicamente, disminuirá. Como las dos fotos que queremos unir tienen tamaños parecidos, habrá que crear un lienzo cuyo ancho sea el doble. Así, por ejemplo, escribe en la casilla Anchura 1.400 píxeles y, en altura, introduce unos píxeles más del valor actual para ir holgados de espacio, por ejemplo 600 píxeles. No pasa nada, lo que nos sobre luego lo eliminaremos. Después, pulsa OK.

Paso 3

Unimos las imágenes

Ahora, hay que traer a este lienzo la otra foto. Para ello, ve a la ventana que contiene la otra imagen. Pulsa en cualquier parte de ella para activarla. Sitúa el cursor sobre la foto y pulsa el botón izquierdo del ratón. Sin soltar, arrastra la foto hasta alguna zona de la otra ventana (que está debajo). Observa que aparece un cuadro en la ventana destino y que el cursor cambia y aparece un signo más. En ese momento, suelta el botón. Ya está la segunda foto en la misma ventana que la primera, que además se ha situado en una capa nueva. Si observas ahora la paleta de capas, tenemos tres: primero la capa de fondo (de color blanco) y después, en otras dos capas, cada una de las fotos. Cambia el nombre de la nueva capa (Capa 1) para no liarte en los siguientes pasos y denomínala Foto 2. Puedes cerrar, si lo deseas, la ventana que contenía la segunda instantánea.

Paso 4

Coloca las fotos

Lo siguiente es organizar las imágenes para superponer su parte común. Primero elige el orden de las capas para que aparezca por encima una u otra. Se trata de encontrar la panorámica más completa. Para esto, en la paleta de capas, coloca el cursor sobre la que quieras desplazar, pulsa el botón izquierdo del ratón y, sin soltar, desplázala hacia arriba o hacia abajo según quieras que aparezca encima o debajo de la otra. Lo siguiente es alinear las fotos. Para moverlas por el lienzo tienes primero que seleccionar la capa que contiene cada una y, después, con el ratón o con los cursores desplazarla a tu antojo. Para luego fundir las fotos, siempre es útil buscar una referencia común como una montaña, una nube o similar. No te preocupes si no coinciden exactamente, este aspecto se retocará para que concuerden.

Paso 5

Iguala la luminosidad

En ocasiones, una foto saldrá más clara que la otra, lo que a priori parece dificultar la fusión de ambas. Pero no hay problema, porque esto se soluciona fácilmente con Photoshop. Ve al menú superior y pulsa en Imagen/Ajustes/Niveles. El cuadro que aparece tiene en el centro un gráfico que indica los niveles de luminosidad de la escena. Debajo hay una guía con tres reguladores en forma de triángulo para ajustar la luz. Muévelos ligeramente, sobre todo el central y el de la derecha, hasta que la zona de unión se confunda en la referencia o se iguale la luminosidad. En este caso, se produce aproximadamente en los valores 1,11 y 247, respectivamente. Después pulsa OK.

Paso 6

Fundiendo las imágenes

Vamos ahora con las partes que no coinciden. Con la Foto 2 activa dirígete al menú superior y despliega el titulado Capa. En él, marca Añadir máscara de capa. A la derecha se abrirán nuevas opciones. Selecciona la primera, que dice Descubrir todas. Observa la paleta de Capas. En la capa de la Foto 2 aparece al lado un rectángulo blanco, es una máscara de capa. Su funcionamiento es muy sencillo y fundamental para fundir ambas imágenes. Cuando trabajas con una máscara, a medida que pintas sobre su capa con color negro, la imagen se hace transparente en esas zonas y deja ver lo que hay debajo. Si usas el color blanco, ocurre lo contrario. Con esto precisamente es con lo que hay que jugar en las partes que no coinciden. Pulsa la tecla B para activar la herramienta Pincel y comienza a trabajar sobre las zonas de las nubes, montaña y praderas que no coincidan exactamente.

Para pintar, simplemente sitúate sobre la imagen y pulsa el botón izquierdo del ratón sin soltarlo. Cuando quieras terminar suelta el botón. Si te pasas, no hay problema, con la tecla X alternas los colores negro y blanco. Utiliza entonces el color blanco y la capa se volverá opaca, como estaba antes. En las zonas de nubes, rocas o hierba, es muy fácil disimular donde termina una capa y comienza la otra. Aprovecha esto para realizar la fusión.

Paso 7

Recorta y salva

Una vez hayas terminado, queda el toque final de esta primera parte. Fíjate que una foto está más alta que la otra, no quedan cuadradas y sobra mucho lienzo. Pulsa la tecla C para activar la herramienta Recortar. Ahora, marca un recuadro alrededor de las zonas comunes de ambas imágenes para recortarlas junto con el lienzo. Puedes ajustar la selección con el ratón moviendo los vértices o los puntos clave entre ellos. Una vez terminado, pulsa Intro para cortarlo todo. Ya lo tienes, sólo queda salvar la imagen con un nuevo nombre y así conservar la original.

Paso 8

Prepara el lienzo para el collage

Ahora de lo que se trata es de hacer un montaje de esta imagen junto con otras para crear un collage vacacional. Así, podrás enseñar una muestra de tus andanzas en una sola foto. Para este ejemplo, vamos a coger otras tres instantáneas más. Primero, habrá que crear un nuevo lienzo que servirá de base para el collage. Ve al menú superior y selecciona Nuevo/Archivo. En el cuadro puedes poner un título a la imagen, por ejemplo, collage de vacaciones. Luego, establece sus dimensiones. Como siempre, mejor ir sobrados de espacio, así que escribe en los cuadros Anchura y Altura 1.000 píxeles, por ejemplo. , en ambos, y pulsa OK. Si más tarde sobra, recortaremos como hemos visto en el paso anterior.

Paso 9

Organiza las fotos

Lo siguiente que hay que hacer es abrir todas las imágenes que vayamos a utilizar para el collage. Repite los pasos que hemos visto antes hasta pasar todas estas fotos al documento base. Luego, las distribuiremos por el lienzo de manera que lo ocupen todo. Por ejemplo, situaremos la panorámica en la parte inferior y dos fotos en la parte superior. La última se pondrá en el centro del conjunto como nexo de unión del collage gracias a un curioso efecto que haremos a continuación. Si son demasiado grandes, podemos reducir su tamaño seleccionando la capa y, luego, acudiendo al menú, Edición/Transformación libre. Alrededor de la imagen aparecerán unos selectores que permiten modificar el tamaño con el ratón. Si los movemos manteniendo pulsada la tecla Mayúsculas, la transformación será proporcional sin deformar la foto. Cuando terminemos pulsamos Intro.

Paso 10

Una figura central para unirlos a todos

En la imagen central vamos a crear una forma que la contenga, una elipse por ejemplo. Primero tenemos que estar situados en la capa que tiene dicha imagen. Luego, activamos la herramienta Marco elíptico (o pulsamos la letra M) y dibujamos una elipse con un trazado circular procurando que ocupe la mayor parte de la foto. Al terminar, la selección estará parpadeante. Mueve el cursor hasta la parte superior y despliega el menú Capa. Después elige Máscara de capa/Descubrir selección. Al momento, tendrás la imagen recortada en forma de circunferencia.

Vamos a aplicar un efecto a la figura. Haz doble clic sobre la capa que la contiene. Se abrirá la ventana Estilo de capa. Activa el efecto Sombra interior y fíjate, porque en la parte derecha puedes ajustar este estilo. Juega con los valores Distancia y Tamaño hasta conseguir el resultado que más te guste. Por ejemplo, Distancia en 13 píxeles y Tamaño en 21 píxeles. Pulsa OK para aplicar ambos efectos.

Paso 11

Un toque para los bordes

Ahora vamos a disimular un poco los puntos de unión de las imágenes entre sí. Para ello, primero crea, debajo de la capa de la imagen central, una nueva capa. Después, activa la herramienta Marco Rectangular y traza un par de franjas rectangulares lo suficientemente anchas como para que cubran la zonas de unión de las fotos. Primero una horizontal y, manteniendo pulsando la tecla Mayúsculas (Shift), haz otra perpendicular. Inmediatamente, tal y como vimos en el primer paso, rellenamos esta selección con un color, por ejemplo el verde. Ve a la paleta de capas. A la derecha tienes el cuadro Opacidad. Escribe en su interior un valor comprendido entre 60 y 70 y pulsa Intro. Lo que sobre, lo recortamos al final.

Paso 12

Añade un texto

Para concluir, vamos a escribir algo relacionado con las vacaciones debajo de la foto central. Seleccionamos la herramienta Texto y, situándonos en el lienzo con el ratón, escribimos lo que queramos. Lo aconsejable es poner algo breve que identifique las imágenes. En este caso Islandia, tierra de contrastes. Ajusta el tamaño y el color usando las opciones del submenú que aparece arriba. Para que quede mejor, vamos a aplicarle un efecto. Como antes, vamos a la derecha de la pantalla y hacemos doble clic en la capa que contiene el texto. Se abrirá el cuadro Estilo de capa. En la izquierda, seleccionaremos Sombra paralela y Resplandor exterior. Para terminar, pulsamos OK para aplicar los cambios y ya está. Sólo queda recortar la composición y salvar siguiendo las instrucciones del Paso 7.