Photoshop CS5, la varita del creativo

Adobe Photoshop sigue rompiendo moldes en la edición de imagen. Os mostramos las funcionalidades más interesantes de la nueva edición CS5 a través de diversos casos prácticos

Pablo Montañés

Photoshop CS5, la varita del creativo

4 octubre 2010

NIVEL: INTERMEDIO

El término photoshopped se ha extendido como la espuma en la lengua anglosajona. En español, su traducción queda, cuanto menos, fea, pero también ha cuajado en multitud de ámbitos. En Internet, no paran de publicarse composiciones realizadas con Photoshop, cada vez más espectaculares. En las revistas del corazón, no hay fotografía, por perfecta que sea, que no haya sido tratada con alguna de sus herramientas. La inmensa mayoría de fakes o imágenes falsas (¿Quién no ha visto fotografías de OVNIs que finalmente eran meros montajes?) se han conseguido a través de Photoshop. Y es que, después de 20 años entre nosotros, la aplicación más popular de Adobe es también la más potente para llevar a cabo cualquier tipo de edición, retoque o composición.

pintor

La última versión es Adobe Photo­shop CS5, presentada recientemente, y forma parte de todos los paquetes que componen Adobe Creative Suite. En las siguientes líneas, nos centraremos en mostraros las novedades más importantes de Photoshop CS5, que no son pocas, comenzando por los nuevos algoritmos de selección, disponibles en la fabulosa herramienta Perfeccionar máscara (Redefine Edge) y siguiendo con otras herramientas que han sido mejoradas o son novedad en CS5, como es el caso de la utilidad Según el contenido (Content-Aware), ideada para hacer desaparecer objetos de una imagen y reemplazarlos con píxeles similares a los adyacentes.

Paso 1. Selección inicial

La selección de un determinado elemento de la imagen para su tratamiento por separado es, tal vez, uno de los procesos más utilizados y socorridos en la edición fotográfica, así como en otro tipo de composiciones. En Photoshop, se puede llevar a cabo a través de distintas herramientas, como es el caso del Lazo, Lazo poligonal y Lazo magnético, así como con el uso de máscaras rápidas y los rangos de color del menú Selección.

photoshop01

Sin embargo, cuando la selección es compleja, se hace necesario el uso de técnicas más precisas. En nuestro caso, es prácticamente imposible seleccionar el pelo del gato protagonista a través de las herramientas básicas, por lo que tendremos que combinarlas con la denominada Perfeccionar borde, desde la que llegará a continuación la primera gran novedad de Adobe Photoshop CS5.

En primer lugar, podemos utilizar la herramienta Lazo magnético para hacer una selección inicial, intentando realizar la silueta lo más perfecta posible. Esta herramienta de lazo magnético va adaptándose a los contornos bien definidos, por lo que no nos llevará mucho tiempo.

Paso 2. Gana precisión

La selección realizada en el paso anterior es necesaria para indicarle ahora a Photoshop en qué área tiene que ponerse a trabajar para precisarla. Manteniendo dicha selección activa (bordeada con línea discontinua), pulsaremos en Selección y Perfeccionar borde, la herramienta que nos abrirá un gran abanico de posibilidades de actuación.

photoshop02a

En la nueva ventana, seleccionaremos el Modo de vista Blanco & Negro, que nos permitirá visualizar con más precisión los cambios. A continuación, activaremos la casilla Smart Radius, que es una de las novedades de Photoshop CS5. Iremos desplazando la barra hasta dar con la selección que mejor se adapta a las necesidades de la imagen. Probablemente sea necesario volver a realizar este proceso algunas veces (volviendo a la selección inicial) hasta dar con el resultado más refinado.

Adicionalmente, también tendremos a nuestra disposición otros parámetros, como los relacionados con el ajuste de los bordes de la selección. Como vemos en la imagen de ajuste previo, la selección inicial y la final no tienen nada que ver en cuanto a exactitud del área seleccionada.

photoshop02b

Paso 3. No es magia, es Photoshop

Dejaremos de momento a nuestro gato en un fichero de proyecto por separado y abriremos la imagen en la que, posteriormente, colocaremos la selección precisa realizada en el paso anterior. En este caso, Egipto es un buen lugar para llevar a nuestro gato de viaje virtual. Pero, antes de eso, vamos a aprovechar para eliminar la Esfinge de Giza y situar a la mascota en su lugar.

photoshop03a

Para eliminar la esfinge, nos valdremos de la utilidad denominada Según el Contenido, que está disponible en diversos lugares de Photoshop, como por ejemplo en la herramienta Pincel Corrector Puntual. Al escogerla, aparece en la barra de propiedades dicha utilidad, que tendremos que activar. Según el Contenido funciona a través de un algoritmo mucho más complejo que los que existían anteriormente, de tal forma que calculará los espacios adyacentes de la selección que deseamos eliminar de la imagen para completar ese hueco con patrones similares.

Siguiendo con nuestra edición, cogemos un tamaño de pincel adecuado para «pintar» el área que deseemos eliminar. No importa si nos pasamos, ya que Photoshop se encargará de realizar el proceso sin problemas. Poco más hay que hacer en esta fase, ya que la aplicación comenzará a realizar los cálculos necesarios para eliminar el elemento seleccionado. Tal y como se muestra en la captura del antes y después (ver imagen), el resultado es espectacular.

photoshop03b

Paso 4. Convierte la esfinge en gato

Retomando a nuestro felino, lo que queda es, si cabe, más sencillo aún. Todavía mantenemos la selección realizada en el Paso 2, así que tan solo tendremos que copiarla con Ctrl+C, pasar al proyecto de la imagen de Egipto y realizar la acción de pegar con Ctrl+V.

photoshop04a

Probablemente, las proporciones no sean las adecuadas, pero siempre podemos reducir el tamaño de nuestro gato para adaptarlo al área donde antes se encontraba la esfinge. Para ello, nos valdremos de la herramienta Transformación Libre, situada en el menú Edición, aunque también podremos lanzarla pulsando directamente Ctrl+T. Eso sí, deberemos asegurarnos de mantener pulsada la tecla Shift mientras reducimos el tamaño de esa capa pinchando y arrastrando en una de sus esquinas.

Para no perder calidad en la imagen final, es conveniente evitar, en la medida de lo posible, ampliar la capa a través de esta herramienta de Transformación Libre, ya que, de lo contrario, podría quedar visiblemente pixelizada si no tiene la suficiente resolución inicial.

photoshop04b

Paso 5. El blanco y negro no ha muerto

Para Adobe, las fotografías con aspecto antiguo siguen siendo todo un clásico, y buena prueba de ello es la mejora en el apartado de ajuste de imagen en blanco y negro. Las mejoras en este proceso se pueden encontrar en Imagen/Ajustes, seleccionando la opción Blanco & Negro. Como se muestra en el menú, se pueden ajustar de forma muy concisa las distintas tonalidades, pero también es posible apoyarse en ajustes predefinidos dependiendo de los colores originales de la fotografía.

photoshop05a

Por otro lado, también es posible añadir un tinte específico para conseguir efectos del estilo sepia y similares. En esta ejemplo, nuestra mascota ha viajado a unas ruinas romanas de la ciudad de Mérida, realizando el mismo proceso que en los pasos anteriores, pero utilizando otra fotografía de fondo.

photoshop05b

Paso 6. Más color, sin saturar

Mientras tanto, los desarrolladores de Photoshop también han puesto en su punto de mira los cambios de color y otros parámetros de imagen, de tal manera que se puedan manipular sin perder la calidad original. Con las anteriores utilidades, los diseñadores tenían serias limitaciones a la hora de modificar las tonalidades sin que se saturara la imagen o se perdiera nitidez. Con el paso de las versiones, se han mejorado las técnicas hasta ofrecer soluciones como las relacionadas con Alto Rango Dinámico (High Dinamic Range), plasmadas en las funciones Tonos HDR y HDR Pro.

photoshop06a

En este práctico, utilizaremos Tonos HDR, disponible en el menú Imagen/Ajustes. Aquí, aparecerá una ventana de diálogo con una gran cantidad de variables para ajustar los tonos de la imagen. Conviene siempre mantener activa la casilla de Previsualizar, de tal modo que cualquier modificación de uno de ellos se verá reflejada automáticamente en la imagen que deseamos manipular.

Aquí no hay ningún truco, simplemente iremos variando dichos parámetros hasta dar con el ajuste adecuado para la imagen. Si deseamos llevar a cabo el mismo procedimiento en distintas imágenes para que mantengan una determinada homogeneidad, podremos guardar los ajustes a modo de plantilla, de tal forma que se puedan cargar posteriormente con otras imágenes. Tal y como se muestra en la captura inicial y final, es factible variar las tonalidades no solo para aumentar el rango de colores, sino también para que dos capas con distintas gamas queden más integradas entre ellas.

photoshop06b

Paso 7. Photoshop en 3D

Otra de las funcionalidades que más ha evolucionado con la llegada de Photo­shop CS 5 es la creación de diseños en tres dimensiones. Ahora, cualquier elemento o texto en 2D se puede transformar fácilmente en 3D. Aunque los resultados no son tan espectaculares como los que se consiguen con aplicaciones diseñadas específicamente para estos entornos (AutoCAD, 3ds Max, Cinema 4D…), lo cierto es que aumentan considerablemente las posibilidades a la hora de realizar cualquier tipo de composición creativa.

Se encuentran en el Menú 3D. Desde aquí, es posible incluso importar diseños tridimensionales desde otros programas, como los comentados anteriormente, así como crear elementos básicos tales como cubos, cilindros, conos, etc. Para crear elementos 3D a partir de otros en dos dimensiones, con la capa seleccionada nos dirigiremos a la opción Repujado, a través de la cual podremos añadir extrusiones (profundidad).

photoshop07

Por ejemplo, hemos generado un texto simple y hemos escogido la opción Repujado/Capa de texto, creándose por defecto volumen en dicho texto, cuyas características podremos modificar a través de la ventana de propiedades que aparece automáticamente con esta acción. El tipo de extrusión, los materiales o el bisel son algunos de los parámetros que podremos personalizar para obtener el resultado adecuado.

Una vez que se ha generado el objeto en 3D, podremos reajustar los parámetros haciendo doble clic sobre la capa. En este apartado, incluso es factible también manipular las luces virtuales que dan ese aspecto tridimensional al objeto, al igual que ocurre con cualquier programa de edición 3D.

Paso 8. Para los artistas del pincel

Con las anteriores versiones, Photo­shop no se ha caracterizado por ser una gran ayuda en la creación artística a mano alzada, sino que se ha centrado de forma tradicional en la edición y retoque fotográfico. Sin embargo, en CS5 esto ha cambiado radicalmente gracias a la nueva herramienta Pincel mezclador.

Partiendo de una fotografía, por ejemplo, crearemos una nueva capa para trabajar sobre ella. El primer paso es el de activar la casilla Muestrear todo, de tal manera que el pincel pintará en base a los colores de la fotografía original. En este punto, elegiremos el pincel más adecuado, a través de la ventana de Ajustes preestablecidos de pinceles. Una vez decidido, pasaremos a la pestaña Pincel, donde podremos adecuar sus características. Para hacernos una idea, tenemos un gráfico de su forma.

photoshop08a

La siguiente acción, es especificar un patrón base de colores, manteniendo pulsada la tecla Alt justo en el lugar donde vayamos a pintar en ese momento. También deberemos jugar con los Modos de pintura, aunque, en este caso, es recomendable utilizar el denominado Muy húmedo.

De esta forma, podremos comenzar a pintar sobre la capa creada. Ahora, solo queda un poco de maña y, sobre todo, paciencia, para completar diseños como el que os mostramos (ver imagen). La configuración de esta herramienta, mucho más que otras, depende en gran medida de la fotografía original, por lo que será recomendable ir probando pinceles, tamaños y propiedades para obtener los mejores resultados.

photoshop08b