Tu presencia en Internet: Gana dinero vía web

Hoy en día cada vez es mayor el tiempo que dedicamos a hacer networking a través de las redes sociales. Según un estudio de Nielsen Online, en el último año, se ha duplicado el número de horas que empleamos para tal fin

Daniel Navarro Martínez

Tu presencia en Internet: Gana dinero vía web

19 enero 2009

Este término de moda, importado del inglés, se refiere a la habilidad o al arte de establecer contactos, darse a conocer y conseguir referencias a través de las redes sociales profesionales, las cuales han comenzado a ser empleadas por los departamentos de recursos humanos de algunas compañías como parte de sus procesos de selección.

No es de extrañar que, en estos tiempos de crisis, muchos profesionales busquen en las redes sociales aquellos contactos que les podrían servir para conseguir un trabajo. Acceder a una de ellas te da derecho a participar en proyectos, pertenecer a grupos exclusivos, al tiempo que tu perfil será conocido por mucha gente.

También te dará la opción de exponer tus trabajos, que podrán ser valorados por los demás. Por ejemplo, un escritor, un programador o un arquitecto podrían subir, respectivamente, sus publicaciones, sus aplicaciones o sus proyectos. Queremos destacar por su relevancia dos redes profesionales: LinkedIn (www.linkedin.com) y Xing (www.xing.com). A continuación, os anotamos una serie de pasos clave que os ayudarán a desenvolveros en ellas.

Paso 1

Crea un buen perfil

Para aumentar las posibilidades de ser encontrado por los motores de búsqueda que utilizan las redes sociales, es necesario completar al máximo toda la información de tu perfil, tanto la parte profesional como la educativa. No te olvides de añadir tus aficiones y deportes favoritos. Acuérdate de reflejar claramente tu información de contacto; por ejemplo, una dirección de correo electrónico. Sé honesto y no te inventes un pasado.

Paso 2

Consigue una amplia red de contactos

Una vez estés sumergido en la red social, tener contactos es probablemente el objetivo más importante. Podrás buscar si algún conocido ya pertenece a ella a través de su e-mail, lo que será una buena forma de empezar a relacionarte.

Cuando tengas un contacto tras ser invitado o tras invitar, podrás acceder a los que estén relacionados con él, de forma que será posible entablar contacto según intereses comunes. Existe una figura, conocida como superconector, que puede definirse como una persona con una ingente cantidad de contactos. Relacionarte con él te será muy ventajoso y te facilitará el camino para conocer a muchas personas. Sin embargo, es importante que seas selectivo con tus contactos.

Paso 3

Grupos profesionales

Cuando lleves un tiempo en la red, tendrás la oportunidad de participar en ciertos grupos profesionales. Éstos te permitirán conocer a otros miembros de la red, con los que podrás intercambiar ideas o abrir debates, aunque no necesariamente se convertirán en contactos. Tendrás la opción de crear tu propio grupo, aunque no es aconsejable hacerlo al principio. Elige los grupos con inteligencia y obtendrás de ellos lo mejor.

Paso 4

El camino hacia el éxito social

Para conseguir tener éxito, es importante involucrarse en la experiencia de pertenecer a la red social y que seas honesto con los que te rodean. No dejes de visitar tu página inicial para estar al corriente de todo lo que ocurre. Ten una actitud positiva y disfruta de la experiencia.

Ten en cuenta que el objetivo final de estas redes es conseguir una presencia profesional, por tanto, no son apropiadas para tener relaciones personales. Si reconoces dónde están las oportunidades y consigues jugar tus cartas, lograrás el éxito.

Paso 5

Una óptima gestión de los contactos

Uno de los grandes problemas con los que te puedes encontrar cuando participas en una red social profesional es la gestión de tus contactos. Este problema se agrava cuando cambias de trabajo y tus intereses varían. Es importante saber qué contactos son los más importantes para tu desarrollo profesional. Aunque tú mismo serás el mejor juez a la hora de valorarlos, te aconsejamos que no mantengas más de 150.