Comparativa

Protege tu PC frente a cualquier amenaza

El mercado de las suites de seguridad sigue en plena ebullición, con infinidad de fabricantes y versiones. Sin embargo, una análisis de las mismas nos descubre diferencias entre ellas

Enrique Sánchez rojo

Probamos ocho antivirus freeware

8 marzo 2011

Hace ya casi un año revisábamos la edición 2010 de las principales suites de seguridad y, fieles a nuestra cita, acudimos de nuevo a nuestra tradicional convocatoria anual con un conjunto de pruebas que nos permiten ver la evolución de las suites y poner blanco sobre negro en las características y prestaciones que anuncian.

Aunque la mayoría de los fabricantes ofrece entre sus soluciones de seguridad diferentes versiones, en la mayoría de los casos hemos optado por las más altas de la gama. Y es que, si años atrás solo encontrábamos simples antivirus junto a las llamadas suites (habitualmente con cortafuegos, antispam y control parental), ahora muchos fabricantes han puesto de moda las que podríamos llamar «supersuites».

Se trata de paquetes que añaden funciones de optimización del sistema, copia de seguridad, destrucción segura de ficheros, cifrado de archivos e, incluso, servicios de acceso remoto. De hecho, muchas de estas funciones empiezan a escapar del objetivo principal (la seguridad) y comienzan a parecer una carrera por ver que fabricante da más que el año anterior por el mismo precio de venta al público.

De dónde viene el malware

Sin embargo el objetivo de nuestras pruebas ha sido, abstrayéndonos un poco de todos estos extras, probar a fondo lo que realmente importa: la seguridad que ofrece cada producto y el consumo de recursos que supone para nuestro PC. Al final es lo que los usuarios ven y tocan, y lo que a la hora de la verdad marca la diferencia entre unas soluciones y otras.

Como en años anteriores, hemos centrado nuestra metodología de pruebas en comprobar la seguridad global que aporta cada producto en diferentes áreas de plena actualidad (malware, exploits, phishing y spam), así como medir el consumo de recursos que realiza y el impacto que tiene sobre las prestaciones del sistema.

Suites de seguridad

Las clásicas pruebas de antivirus se centraban en someter a cada producto al análisis de grandes colecciones de virus con el objetivo de medir su eficacia en dicho campo. El principal problema de dicho método es mantener al día estas colecciones (muchas totalmente obsoletas); pero, sobre todo, que no refleja la realidad, pues hoy por hoy la mayoría de las infecciones no son exactamente víricas. De hecho el grueso de los problemas a los que se exponen los usuarios vienen de troyanos que se cargan en nuestro PC y pasan desapercibidos mientras realizan tareas en segundo plano, o de exploits que aprovechan vulnerabilidades para abrir la puerta a otro malware, robar información, etc.

Por ello, hemos recurrido a dos webs fundamentales en este terreno: www.malwaredomainlist.com y www.phishtank.com. En la primera hemos seleccionado sitos web con troyanos, exploits y otras amenazas de reciente aparición que nos han servido como muestras para poner a prueba el nivel de detección de malware que ofrecía cada suite.

Entre las muestras, había un virus, varios troyanos, un falso antivirus (que te pide pagar para ser eliminado), un exploit en PDF y un código malicioso para convertir nuestro PC en zombi al servicio de un hacker. En la segunda web hemos tenido acceso a las últimas páginas de phishing detectadas por la comunidad, de manera que hemos podido utilizar 5 sitios de última hornada (que simulaban páginas de bancos, PayPal y eBay pidiéndonos nuestros datos).

Loading...
'); doc.close(); });