Qué hacer ante la pérdida o robo de un móvil

Localizar y bloquear un dispositivo robado

Vero Rodríguez

Robo de móvil

17 enero 2018

Si alguna vez has tenido la mala suerte de pasar por este trago, ya sabes que perder o que te roben el smartphone en el que tienes guardada casi tu vida entera (tus contactos, fotos, aplicaciones del banco, cuentas de correo, etc.) es una de las situaciones más angustiosas que nos pueden suceder actualmente. Por eso, en cuanto detectes que ha desaparecido tu compañero del alma, debes actuar con calma, pero con gran rapidez para poner a salvo tus datos.

Estos son algunos consejos que te ahorrarán disgustos ante la pérdida o robo de tu terminal:

  1. Contratar un seguro. Esta opción es lógicamente recomendable para los smartphones de gama alta. Antes de adquirir un nuevo teléfono que puede costar casi 1.000 €, plantéate la contratación de un seguro que te proteja frente a robos, pérdidas y/o daños. De este modo, si algún día sufres su desaparición, dolerá algo menos. El coste del seguro varía en cada operadora y según el modelo de móvil (para hacerte una idea, calcula unos 10 € al mes).
  2. Guardar toda la documentación que acredite que eres el propietario de ese teléfono, como la factura de compra.
  3. Apuntar el código IMEI. Está compuesto por 15 dígitos y puedes encontrarlo en la caja del móvil. Si has perdido la caja y quieres saber el IMEI de tu dispositivo, pulsa *#06# en el teclado de tu teléfono y se mostrará el IMEI en pantalla.
  4. Configurar un patrón de desbloqueo seguro. Los smartphones más modernos incluyen protección adicional como el reconocimiento de huella dactilar o incluso de iris. Si tienes un móvil antiguo, intenta que por lo menos tu contraseña no sea fácil de descifrar.
  5. Mantener copias de seguridad. Especialmente para tus fotos, vídeos y contactos, no olvides guardar una copia en la nube (a través de tu cuenta de Google o en iCloud). Lo agradecerás enormemente si de pronto te ves sin tu móvil.
  6. Denunciar a la policía. Una vez que se haya producido el robo o pérdida del teléfono, debes acudir a la policía para poner la denuncia (no olvides llevar la factura y número IMEI). Tu compañía telefónica te pedirá además esa denuncia para tramitar la baja del terminal.
  7. Localizar el dispositivo y borrar nuestros datos. Mientras tu móvil esté conectado a internet, Google Find My Device (Buscar mi iPhone para usuarios de Apple) es una herramienta muy útil para saber dónde se encuentra y poder bloquearlo. Te indica incluso cuánta batería le queda y a qué red está conectado. Además, puedes llamar de forma automática cada 5 minutos al teléfono (incluso aunque esté en modo silencio), así como bloquear el dispositivo y mostrar en pantalla un número de teléfono para que se ponga en contacto quien lo encuentre. También permite eliminar todo el contenido que tengas guardado en el dispositivo, aunque debes tener en cuenta que lo perderás para siempre. Existen otras apps específicas como Cerberus, Android Lost o Prey que te servirán también para localizar el teléfono, grabar audio desde el micrófono o incluso obtener el número de teléfono del ladrón si este introduce su propia SIM.
  8. Avisar a tu compañía telefónica. Una vez puestos a salvo tus datos, deberás contactar con tu operadora telefónica para que bloqueen el dispositivo y ninguna otra persona pueda utilizarlo. El código IMEI es indispensable para poder realizar este bloqueo. Si no lo tienes, por lo menos bloquearán la SIM para que no te generen gasto con llamadas o conexiones de datos.
  9. Cambiar las contraseñas. Por si acaso, no está de más que cambies las contraseñas de tus cuentas de correo, aplicaciones de pago, redes sociales, etc.
Loading...