Recupera los datos de un disco averiado

Solo el 7% de las pérdidas de datos tiene su origen en los efectos dañinos de los virus. El 44% se debe a fallos del hardware y un 32% a errores humanos. Por fortuna, los profesionales pueden devolvernos nuestra información

Juan Carlos López Revilla

Recupera los datos de un disco averiado

5 mayo 2010

A principios de 2010 tuvimos la ocasión de visitar las instalaciones de Kroll Ontrack, una de las compañías especializadas en la recuperación de datos más importantes del mundo con presencia en nuestro país. La dilatada experiencia de esta firma le ha permitido hacerse cargo con éxito de la recuperación de la información que albergaban los equipos informáticos que se encontraban en el piso de los terroristas que explotó en Madrid en 2004 y en el edificio Windsor en 2005, entre otros sucesos notables que todos recordamos. El propósito de nuestra visita fue conocer en detalle la metodología de trabajo de los técnicos de Kroll Ontrack y la tecnología que utilizan. Y, afortunadamente, fue muy instructiva.
Empezamos por las causas

Antes de entrar en materia es importante que definamos qué es realmente una pérdida de datos. De forma rigurosa, es todo aquel fallo, con frecuencia totalmente inesperado, que impide el acceso a la información que alberga un dispositivo de almacenamiento. Esto no significa que los datos no permanecen en el soporte, sino que, sencillamente, no podemos acceder a ellos utilizando las técnicas y recursos que un usuario medio tiene a su disposición. Curiosamente, la incidencia de los virus informáticos en este ámbito es relativamente baja (solo un 7% de las pérdidas de datos están causadas por estos agentes), mientras que la mayor parte de los errores están provocados por fallos del hardware (44%) y equivocaciones humanas (32%). El software es el responsable del 14% de las pérdidas, y el 3% restante se debe a desastres naturales.

analisis_640_width_scale

La cámara limpia

El proceso de recuperación de la información puede abordarse de forma remota o incluso en las instalaciones del cliente si éste lo requiere, pero el análisis exhaustivo del hardware debe realizarse en alguna de las cámaras limpias que Kroll Ontrack tiene en su laboratorio de Madrid. El cometido de estos dispositivos es filtrar las partículas que se encuentran en suspensión en el aire, de manera que la necesidad de abrir el chasis de un disco duro para acceder directamente a los platos no ponga en grave riesgo la integridad de los datos. Una velocidad de rotación de 4.200 rpm equivale aproximadamente a una velocidad lineal de 150 Km/h. Y hay discos mucho más rápidos capaces de girar a un máximo de 15.000 rpm.

camara-limpia_640_width_scale

La distancia existente entre el material magnético que recubre la superficie de los platos y los cabezales de lectura y escritura es de 0,012 mm, por lo que es esencial que ninguna partícula presente en el aire supere ese tamaño, pues, de lo contrario, podría depositarse entre uno de los platos y el cabezal, y a esas velocidades de giro dañaría gravemente el disco y podría provocar la pérdida irreversible de los datos. Las cámaras limpias garantizan, precisamente, que las partículas que logren depositarse en el interior de la unidad no superarán ese tamaño, por lo que resultarán totalmente inocuas. Al mismo tiempo, limitan su cantidad. La responsabilidad de estas tareas recae en el filtro de precisión quirúrgica que incorporan estos dispositivos y en un sofisticado ventilador activo que se encarga de renovar continuamente el aire del interior de la cámara.

borrado-1_640_width_scale

A por la imagen

Una vez concluido el análisis físico de la unidad dañada, los técnicos elaboran un diagnóstico y generan una imagen que aglutina en bruto la estructura lógica de la superficie del disco que ha sido posible leer. Kroll Ontrack dispone de una amplia red de expertos en todos los sistemas de ficheros que existen, de manera que son estos técnicos los responsables de analizar minuciosamente estas imágenes de disco y recuperar los datos de los clientes.

Soluciones profesionales y domésticas

Los servicios de las empresas especializadas en la recuperación de datos resultan esenciales en el ámbito profesional debido a que todas las compañías, independientemente de su sector de actividad, almacenan en algún soporte informático el registro de su ejercicio mercantil, su base de datos de clientes, etc. Por esta razón, la pérdida de esta información no es asumible y contar con soluciones de recuperación profesionales resulta vital. Pero también es importante en el ámbito doméstico. Y es que un número elevado de usuarios aglutina en su disco duro gran cantidad de información que desea preservar. El mejor ejemplo son las fotografías digitales, que a menudo capturan instantes irrepetibles. El coste del servicio de recuperación varía habitualmente en función del estado del disco, del volumen de información y del plazo de tiempo en el que debe realizarse este proceso, por lo que es casi imposible aventurarlo. Sin embargo, tanto Kroll Ontrack (www.ontrackdatarecovery.es / 900 112 012) como Ondata (www.ondata.es / 902 199 490), dos compañías expertas en la materia, realizan el diagnóstico en unas pocas horas y ofrecen presupuestos sin compromiso.

Loading...