Reduce el consumo de RAM en Chrome con The Great Suspender

TheGreatSuspender

23 febrero 2016

Google Chrome es uno de los navegadores web más utilizados del mundo, pero también uno de los que más memoria RAM consume. Aunque con la llegada de cada nueva versión los ingenieros de Google tratan de mejorar este aspecto, si eres de los que abren muchas pestañas al navegar por Internet y tu PC anda algo corto de memoria RAM, este truco te será de gran utilidad.

Gracias a The Great Suspender, una extensión disponible gratis en Chrome Web Store, lograrás reducir el consumo de RAM en Chrome fácilmente.

A grandes rasgos, lo que hace este sencillo complemento es detener la actividad de las pestañas abiertas una vez haya pasado un tiempo determinado sin ser utilizadas. Así, si por ejemplo estás leyendo un artículo y lo dejas a medias pero no quieres cerrar esa pestaña, The Great Suspender la dejará “en pausa”, y en cuanto vuelvas a abrir dicha pestaña su contenido se recargará.

Cómo instalar The Great Suspender

Para instalar The Great Suspender, visita esta dirección con Google Chrome. En ese momento, verás la ventana de esta extensión, y solo tendrás que pulsar sobre el botón “Añadir a Chrome”.

A partir de ahora, podrás indicar que las pestañas se congelen tras unos minutos sin uso, hacerlo de forma manual o añadir determinadas páginas web a una lista de exclusión para que nunca entren en modo de suspensión.

Cada vez que The Great Suspender haya actuado, verás el texto “tab suspended, click to reload” (o lo que es lo mismo, “pestaña suspendida, haz clic para recargar”).

Configura la suspensión de las pestañas de Chrome

Una de las ventajas de esta extensión, además de liberar recursos del sistema y de minimizar el consumo de RAM en el PC, es que es totalmente personalizable. De esta forma, si por ejemplo quieres que Facebook o WhatsApp Web estén siempre activos y no sean pausados aunque no haya actividad con el navegador, puedes indicarlo en su apartado de configuración.

Para lograrlo, entra en chrome://extensions y busca el menú de configuración de The Great Suspender. En primer lugar, verás el tiempo preestablecido para que una pestaña entre en suspensión (por defecto, una hora), y a continuación podrás excluir las pestañas que tengas fijadas en Chrome (“do not suspend pinned tabs”) o aquellas en las hayas introducido algún tipo de dato (perfecto para no tener sustos si estamos rellenando un formulario y no habíamos terminado de hacerlo).

Por su parte, si pulsas con el botón derecho del ratón sobre el contenido de cualquier página que estés visitando, podrás acceder directamente a The Great Suspender e indicar si quieres suspender esa pestaña, protegerla y excluirla o incluso suspender todas las pestañas de golpe.

 

Temas Relacionados
Loading...