Refresca al instante la pantalla con Windows XP

Seguramente que muchos de habéis sufrido en más de una ocasión los «problemas» ocasionados por la falta de refresco inmediato de la pantalla, mostrando durante un buen rato elementos que acaban de ser borrados o desinstalados

José Luis Pérez (Cádiz)

Refresca al instante la pantalla con Windows XP

14 noviembre 2008

Seguramente que muchos de vosotros habéis sufrido en más de una ocasión los «problemas» ocasionados por la falta de refresco inmediato de la pantalla, mostrando durante un buen rato elementos que acaban de ser borrados o desinstalados recientemente.

La manera más sencilla de invocar específicamente el proceso de refresco para que el sistema operativo vuelva a dibujar la pantalla en el monitor es utilizando la tecla F5, pero existe un procedimiento para disminuir el tiempo predeterminado de espera.

Seguramente que muchos de vosotros habéis sufrido en más de una ocasión los «problemas» ocasionados por la falta de refresco inmediato de la pantalla, mostrando durante un buen rato elementos que acaban de ser borrados o desinstalados recientemente.

Para ello, edita el Registro de Windows dirigiéndote a Inicio/Ejecutar y tecleando regedit. Lo primero que te recomendamos antes de tocar nada es realizar una copia de seguridad del mismo por si fuese necesario restaurar su estado anterior en caso de que suceda algún problema.

A continuación, localiza la siguiente clave: HKEY_LOCAL_MACHINESystemCurrentControlSetControlUpdate. Accede a la misma y haz doble clic sobre el atributo UpdateMode. Por defecto, el valor binario que con que se encuentra configurado es 1. Cámbialo por 0 y cierra el Editor del Registro. Para que los cambios surtan efecto, simplemente será necesario que reinicies el ordenador.