Paso a paso

Reinstala Windows 8 sin complicaciones

Cargar Windows de nuevo implicaba pasar horas frente al PC salvando datos, siguiendo el asistente del DVD de instalación, emplazando aplicación por aplicación... Esto se acabó

Manuel Vilella

Reinstala Windows 8

4 febrero 2013

Cargar Windows de nuevo implicaba pasar horas frente al PC salvando datos, siguiendo el asistente del DVD de instalación, emplazando aplicación por aplicación... Esto se acabó.

Microsoft ha simplificado con Windows 8 la necesidad de reinstalar el sistema operativo, incluyendo para ello dos posibilidades: restaurar nuestro PC manteniendo todos nuestros ficheros o recuperar Windows 8 a su estado original eliminando todo para empezar desde cero. Puede que malfuncionamientos, virus o ralentización del sistema nos lleven a optar por una de estas opciones.

Asimismo, dada la reducción del tiempo de arranque de Windows 8 con respecto a su antecesor, arrancar en modo seguro o en modo depuración requieren que sigamos un procedimiento especial, por lo que examinaremos las opciones avanzadas. Sin duda, Microsoft ha dado un paso adelante, acercando este proceso al alcance de cualquier usuario.

Recurre a las opciones definidas en el sistema

1. Localiza las funcionalidades

Comenzamos accedediendo a la configuración del equipo, para lo cual dirigimos el cursor a la esquina superior o inferior derecha y, cuando se despliegue la barra de charms, elegimos el de Configuración y, luego, Cambiar configuración de PC. En la nueva ventana que aparece, pinchamos sobre Uso general en la columna de la izquierda y, en la columna de la izquierda, escogemos entre pulsar sobre Comenzar del apartado Restaurar tu PC sin afectar a tus archivos o del de Quitar todo y reinstalar Windows. Es importante que seamos usuarios administradores del sistema para llevar a cabo ambas operaciones.

Reinstala Windows 8 1

2. Restauración del PC

El proceso de restauración del PC mantiene nuestros ficheros y configuración tal como estaban previamente, pero devuelve Windows 8 a su estado original, con alguna excepción que ahora veremos. Podemos iniciarlo eligiendo la opción Comenzar, a la que llegamos siguiendo las instrucciones del paso anterior.

El sistema puede solicitarnos al inicio del proceso que introduzcamos el DVD de instalación de Windows 8. Además, nos informará de que la operación llevará unos minutos y que el equipo se reiniciará. Hacemos clic en Actualizar. Para mayor comodidad, al finalizar la restauración, se guarda en el escritorio una lista de las aplicaciones eliminadas a la que accedemos desde un acceso directo en el escritorio, teniendo en cuenta que las apps instaladas desde la tienda de Windows no serán eliminadas.

Reinstala Windows 8 2

3. A tu medida

Como veis, no todas las aplicaciones instaladas se respetan en el proceso de restauración y volver a cargarlas lleva un tiempo precioso. Para evitarlo, debemos recurrir a la línea de comandos, o Símbolo del sistema (cmd.exe), con privilegios administrativos. Así, desde la pantalla de Inicio de Windows 8 desplazamos el dedo ligeramente de la parte inferior hacia arriba y entramos en Todas las aplicaciones. Buscamos Símbolo del sistema y, haciendo clic derecho sobre la aplicación, elegimos Ejecutar como administrador. Una vez en la línea de comandos, veamos de qué opciones disponemos:

Con recimg.exe /CreateImage ubicación se creará una nueva imagen, que se empleará para restaurar en adelante, siendo ubicación el lugar de nuestro disco donde queremos guardar la imagen. Con recimg.exe /ShowCurrent, veremos la imagen personalizada que se está usando actualmente para restaurar. Nos mostrará error si no hay ninguna imagen personalizada utilizándose. Y con recimg.exe /DeRegister estaremos quitando la imagen personalizada que se está empleando para volver a la inicial, que será la del OEM o la original de Windows.

Reinstala Windows 8 3

4. Estado de fábrica

Devolver Windows a su estado de fábrica borrará todos nuestros ficheros, configuración y aplicaciones, dejando Windows tal cual estaba instalado desde el DVD, pero sin que tengamos que seguir los pasos del asistente, por lo que el proceso se simplifica y agiliza. Para ello, elegimos Comenzar, siguiendo las indicaciones del Paso 1. Antes de nada, es recomendable guardar nuestros ficheros en algún soporte (disco óptico, disco duro externo, etc.) tratando de conservar únicamente lo importante y dejando que el resto sea eliminado.

Una vez efectuados los backups pertinentes, hacemos clic en Siguiente. Para este proceso, también es muy probable que requiramos del DVD de instalación de Windows 8. Nos presentarán dos opciones para realizar la limpieza: quitar los archivos únicamente o realizar una limpieza segura para dificultar la recuperación de archivos. En una situación típica, nos decantaríamos por la primera opción, pero si, por ejemplo, vamos a vender nuestro equipo, nos interesaría elegir Limpiar completamente la unidad.

Reinstala Windows 8 4
Loading...