Repara los posibles fallos tras configurar la BIOS

Si has accedido a la BIOS de tu ordenador y has estado modificando ciertos parámetros y, al reiniciar el equipo, observas que no funciona correctamente, te recomendamos que sigas los siguientes pasos

Repara la BIOS

8 febrero 2012

Si has accedido a la BIOS de tu ordenador y has estado modificando ciertos parámetros y, al reiniciar el equipo, observas que este no funciona de manera habitual, te recomendamos que sigas los siguientes pasos.

Desconectamos nuestro equipo de la alimentación, esperamos unos minutos y, a continuación, retiramos el lateral del chasis que nos da acceso al interior. A continuación, localizamos la pila de la placa base y procedemos, ayudándonos de un pequeño destornillador plano que nos servirá para empujar los dos anclajes de metal que la sujetan, a retirarla. Esperamos alrededor de 15 o 20 minutos y, tras este tiempo, la BIOS volverá a su estado original de fábrica, de tal manera que el error anterior debería haber sido subsanado.

Esto se debe a que la BIOS está almacenada en un chip de memoria no volátil, concretamente ROM, de tal forma que las modificaciones que hagamos a posteriori sobre ella se almacenan en la pila (memoria de tipo CMOS).

Esta última es, además, la encargada de almacenar, entre otra información, la fecha y hora del equipo. Al retirarla durante un periodo suficiente de tiempo, su información desaparece, volviendo por tanto a los parámetros de fábrica que incorporaba la BIOS.

De manera más sofisticada, algunas placas base incluyen determinados pines, de tal forma que, al hacer contacto en ellos con un objeto metálico durante un corto periodo de tiempo, se realiza una limpieza de la CMOS.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });