Paso a paso

USB de rescate con herramientas idóneas para arreglar un PC

Con un USB de arranque podemos abordar tareas avanzadas de mantenimiento: recuperar sistemas infectados por virus, con problemas en la estructura de archivos e, incluso, clonar PCs rápidamente

Enrique Sánchez rojo

Ubuntu Rescue Remix

13 abril 2012

Un uso en auge para las unidades USB de arranque consiste en utilizarlas para abordar tareas avanzadas de mantenimiento, incluso, en las condiciones más adversas. Y es que, así, podemos recuperar sistemas infectados por virus, con problemas en la estructura de archivos e, incluso, clonar PCs rápidamente.

Nivel: Intermedio

En el Paso a Paso Configura tu kit de aplicaciones para llevar en un USB hemos visto cómo crear una memoria USB para cargar un sistema operativo que podemos llevar con nosotros a cualquier parte y, así, poder trabajar de manera independiente del contenido del disco duro del PC anfitrión. Este procedimiento resulta mucho más seguro para nuestros datos si, sobre todo, nos movemos habitualmente por PCs de uso público.

Sin embargo, una de las utilidades más habituales para las unidades extraíbles USB es la reparación y mantenimiento de equipos. Si antiguamente se utilizaban disquetes, y, más adelante, CDs de arranque especializados, la tendencia hoy por hoy es crear memorias USB con uno o varios sistemas de arranque gracias a los que realizar toda clase de tareas para poner a punto un PC. Además, contamos con la ventaja de que son unidades sobre las que podemos escribir, por lo que tareas como la recuperación de los datos son mucho más simples que antes.

A continuación os mostramos algunas distribuciones Linux especializadas en temas muy concretos. Todas son ideales para ser cargadas en una memoria USB y llevar a cabo con ellas tareas de reparación y mantenimiento. Para facilitar las cosas nos hemos asegurado de poder utilizar la herramienta Universal USB Installer que hemos explicado a fondo en este práctico. Por ello, no nos detendremos en la creación de la unidad USB, sino en dónde conseguirla y las posibilidades que puede ofrecernos cada distribución una vez lista para su uso.

Ubuntu Rescue Remix rompe el hielo

Paso 1. Su utilidad y la preparación

Esta distribución desarrollada sobre la base de Ubuntu está específicamente creada para facilitar la recuperación de archivos y la reparación de discos duros con problemas. También nos permite gestionar particiones y realizar imágenes de disco. El gran problema es que todas sus herramientas están basadas en línea de comandos, por lo que no es demasiado fácil de utilizar, y necesitaremos consultar la documentación disponible (que no es mucha) para sacarle partido.

Podemos descargar la última imagen ISO disponible desde su página web (http://ubuntu-rescue-remix.org), en la sección Download. Aquí podremos hacernos con el archivo de imagen ISO de 245 Mbytes que tendremos que indicar a la utilidad Universal USB Installer (como hicimos en este práctico) para crear la memoria USB de arranque con esta distribución.

Ubuntu Rescue Remix

Paso 2. Sus posibilidades de uso inmediato

Una vez arranquemos con nuestra unidad USB con Ubuntu Rescue Remix, nos encontraremos ante una árida interfaz en modo texto y una línea de comandos en la que tendremos que ir tecleando el nombre de las herramientas y sus modificadores para realizar las tareas. En la sección de documentación de la página web de la distribución encontraremos indicaciones para realizar tareas como la reparación del sector de arranque en unidades NTFS, la recuperación de archivos en unidades con fallos, la restauración de archivos borrados, etc.

Entre nuestras preferidas destacamos: testdisk (para comprobar el estado de la unidad de disco), mc o midnight commander (una alternativa al Explorador de archivos de Windows en modo texto), ddrescue (recuperación de archivos en caso de sectores defectuosos), magicrescue (otra alternativa para la recuperación de ficheros en discos que han sido borrados o formateados) y cdw (para volcar archivos recuperados del disco duro a unidades CD y DVD).

Eso sí, es interesante saber que, una vez arranque, se nos preguntará si deseamos entrar en el entorno de las herramientas de recuperación (para lo que tendremos que introducir live y pulsar Intro), o ejecutar la utilidad de pruebas de memoria memtest86+, introduciendo la orden memtest. Esta última es realmente útil para poner a prueba los chips de memoria de nuestro equipo a la menor duda de que algo esté fallando.

Ubuntu Rescue Remix

Loading...