Retoca y publica fotos con las mejores herramientas Web

Los aficionados a la fotografía digital estamos de enhorabuena. Internet pone a nuestra disposición decenas de herramientas concebidas para que podamos sacar el máximo partido a nuestras instantáneas sin instalar nada en nuestro PC. Y, además, sin gastar un solo euro

Juan Carlos López Revilla

Retoca y publica fotos con las mejores herramientas Web

1 noviembre 2007

La Web 2.0 está cambiando la relación que todos tenemos con nuestro ordenador. Y es que el amplio abanico de servicios que pone a nuestra disposición de forma gratuita puede incitar a cualquiera a poner en tela de juicio la utilidad de algunas de las aplicaciones que frecuentan nuestros PC. Lo más importante es que esta posibilidad no atañe únicamente a los gestores de correo y herramientas ofimáticas, un ámbito en el que Gmail (www.gmail.com), Google Docs y Hojas de cálculo (www.google.com/google-d-s/hpp/hpp_es.html) y Zoho (www. zoho.com), entre otros, campan a sus anchas; también hay aplicaciones ideadas para resolver las necesidades de los entusiastas del vídeo, de la música, del comercio electrónico, de los viajes…

Incluso hay soluciones realmente capaces en materias muy especializadas, como la creación de análisis estadísticos, la elaboración de recetas de cocina, las comunidades y aplicaciones dedicadas al mundo de las mascotas, etc.

Los responsables de la página web Go2Web20 (www.go2web20.net) han publicado un completo directorio que recoge la mayor parte de los servicios afines a la «nueva Internet». En cualquier caso, el objetivo de este práctico es profundizar únicamente en algunas de las mejores herramientas de manipulación y publicación de fotografías digitales que la Web 2.0 pone a sólo unos clics de nuestro ratón. Vamos allá.

Paso 1: Retoque avanzado con Splashup

Grosso modo, a lo largo de este práctico descubriremos cómo podemos retocar imágenes digitales, aplicarles efectos, redimensionarlas y, finalmente, publicarlas en Internet. Y, para lograrlo, recurriremos a cuatro herramientas on-line totalmente gratuitas y, sobre todo, realmente capaces. La primera de ellas es Splashup (www.splashup.com), una utilidad diseñada para facilitar la manipulación de fotografías. Obviamente, no es tan potente como Adobe Photoshop, pero sí lo suficiente para satisfacer con holgura las necesidades de cualquier usuario que no precise una herramienta profesional.

Antes de utilizarla es necesario registrarse haciendo clic en el enlace sign up. Sólo tenemos que introducir nuestra dirección de correo electrónico, un nombre de usuario y una contraseña (que repetiremos dos veces). Después, podremos empezar a trabajar con ella.

Su interfaz es similar, salvando las distancias, a la de cualquier otra aplicación de retoque, como Photoshop o Paint Shop Pro. Incorpora una barra de herramientas que aglutina las utilidades habituales (selección, corte, gradiente, lápiz, pincel, borrador, etc.), así como dos ventanas flotantes que recogen la información del color y las capas de nuestras instantáneas.

Paso 2: Aplica los filtros

Uno de los módulos más útiles de Splashup es el de aplicación de filtros, pues utilizándolo podremos cambiar el aspecto de nuestras fotografías y, sobre todo, corregir las deficiencias resultantes del proceso de captura (sobreexposición, desenfoque, etc.). Para ver qué opciones tenemos a nuestra disposición tenemos que hacer clic en el menú Filters y, después, seleccionaremos el filtro adecuado. A nuestro juicio, resultan especialmente interesantes Hue/Saturation, que nos permite manipular la saturación del color, y Contrast/Brightness, con el que podemos corregir los defectos de contraste y brillo de las fotografías.

Paso 3: Crea efectos con flauntR

Esta aplicación resulta muy atractiva si, una vez que hemos corregido los defectos del proceso de captura de nuestras instantáneas, queremos aplicarles efectos. Para utilizarla tenemos que acceder a la página web www.flauntr.com y registrarnos. El proceso de inscripción es prácticamente idéntico al de Splashup. Después, pincharemos en el módulo photostylR y, a continuación, abriremos la imagen que queremos modificar haciendo clic en el icono Import alojado en la parte superior de la interfaz. Ahora debemos decidir qué queremos hacer con ella. Las posibilidades de flauntR son muy numerosas: nos permite aplicar varias texturas predefinidas (Textures and Canvases), crear marcos para felicitaciones (Compositions), utilizar efectos de distorsión (Distortions and lenses), de luz (Light effects), etc.

Estas funciones residen en la ventana alojada en el margen derecho de la interfaz y, para utilizarlas, sólo tenemos que hacer clic sobre una de ellas, eso sí, siempre y cuando previamente hayamos abierto la imagen que queremos tratar. Es posible aplicar varios efectos a una misma instantánea.

Antes de dar este proceso por concluido debemos guardar los cambios que hemos realizado y descargar la imagen a nuestro PC. Para lograrlo haremos clic en Save y, después, en Download.

Paso 4: Redimensiona con EZresize

En este momento ya tenemos nuestras imágenes totalmente perfiladas. Supongamos ahora que las hemos tomado con una cámara digital de 10 Mpíxeles a la máxima resolución y que queremos reducir su peso para enviarlas por correo electrónico o publicarlas en Internet, por ejemplo. Por fortuna, la Red pone a nuestra disposición muchas utilidades on-line capaces de abordar esta tarea, pero, sin duda, una de las más sencillas y rápidas es EZresize. Para utilizarla teclearemos www.ezresize.com en la barra de direcciones de nuestro navegador. En esta ocasión ni siquiera tendremos que registrarnos, pues podemos utilizar el servicio de esta web de forma completamente anónima.

A partir de aquí todo será coser y cantar. Primero haremos clic en el botón Examinar… de Select image to resize. Después localizaremos en nuestro disco duro el fichero que queremos manipular y, a continuación, indicaremos a la herramienta en qué medida queremos reducir su tamaño. Tenemos dos opciones: disminuirlo porcentualmente utilizando el menú desplegable resize image to XX% of original size, o indicar directamente sus dimensiones en píxeles introduciéndolas en los campos width y height. Para concluir haremos clic en el botón Upload and Resize Image y, cuando finalice el proceso de manipulación, la guardaremos en nuestro disco duro haciendo clic sobre ella con el botón derecho del ratón y seleccionando la opción Guardar imagen como… del menú contextual.

Paso 5: Publica y comparte con Drop.io

Una vez que hemos retocado, aplicado efectos y redimensionado nuestras imágenes, las publicaremos en Internet para que nuestros familiares y amigos puedan contemplarlas y, si lo desean, descargarlas. El servicio de la Web 2.0 que utilizaremos en esta ocasión es Drop.io (http://drop.io), una web especializada en el almacenamiento de imágenes, audio, vídeo, documentos, etc.

Lo primero que haremos es asignar un nombre a nuestra porción de espacio de almacenamiento introduciéndolo en el campo Name the drop, justo a continuación de http://drop.io/. Después, en Password protect teclearemos la que en el futuro será nuestra contraseña, y en Delete drop after especificaremos cuánto tiempo debe permanecer activo nuestro espacio. La versión gratuita de este servicio pone a nuestra disposición 100 Mbytes (la edición Premium ofrece 1 Gbyte durante un año por 7,89 dólares). Para concluir, haremos clic en el botón Drop it.

Ya podemos comenzar a utilizar nuestro espacio. Lo primero que haremos es subir nuestras imágenes al servidor de Drop haciendo clic en el enlace Add files alojado en la esquina superior derecha de la interfaz. Para que la transferencia sea efectiva, cuando hayamos indicado el/los fichero/s que queremos alojar haremos clic en Drop it. Y ya está. Este servicio también nos ofrece varias opciones de administración que podemos emplear para, entre otras funciones, permitir que otros usuarios puedan acceder a los archivos que hemos almacenado en el servidor.