Da rienda suelta a tu creatividad con Impress

Impress es una de las excelentes aplicaciones que vienen incluidas en el paquete ofimático OpenOffice con el que podremos crear series de diapositivas y presentaciones que se proyectan en una pantalla

Francisco García-Jiménez

Da rienda suelta a tu creatividad con Impress

24 mayo 2010

NIVEL: BÁSICO

Ampliamente usado en conferencias o mesas redondas para apoyo a la exposición general que se está realizando, con Impress nosotros iremos un poco más allá de crear una secuencias de diapositivas que vayan avanzando hacia delante en función de un determinado discurso. Más en concreto, proponemos su uso como plataforma de creación de diversos documentos multimedia que sirvan para el ocio, la educación, el marketing..., las posibilidades pueden ser muchas. Vamos a mostraros un ejemplo creando una presentación tipo mind training que está ahora tan de moda.

Paso 1. El aspecto de la diapositiva

Siempre que abrimos Impress aparece un asistente (por cierto, desactivable) que nos presenta tres posibilidades a la hora de empezar a trabajar; nosotros escogemos Abrir una presentación vacía. Una vez abierto el programa, comenzamos a ajustar la estructura de las diapositivas, que van a componer el documento.

Con la página ya abierta, vamos al menú superior de comandos y hacemos clic sucesivamente sobre Formato/Página de modo que se abra una pantalla de configuración en la que encontramos dos pestañas: Página y Fondo. Desde la primera, podremos establecer diferentes parámetros, como usar tamaños concretos de página con vistas a su impresión (hay unos 20) o concretar los márgenes, orientación, etc.

PASO-1-6

Cuando abrimos la solapa Fondo, vamos a decidir cual será el «paisaje» sobre el que irán fluyendo nuestras diapositivas. Tenemos estas opciones: Color, que nos permitirá elegir entre una gran paleta de colores; Gradiente, con la que podemos optar entre varios tipos ya definidos de color degradado; Tramas, donde disponemos de diez modelos de tramas para elegir (esta cantidad la podemos incrementar si combinamos las tramas con un determinado color de fondo); y Mapas de bits, con veinte posibilidades, algunas muy bien conseguidas como Gotas de lluvia.

¿Y las fotos? Para incluirlas, daremos un pequeño y rápido rodeo. Hacemos un clic de ratón con el botón derecho sobre la diapositiva en concreto y, del menú que se despliega, escogemos Diapositiva/Definir imagen de fondo para diapositivas, faltando ya solo escoger la imagen adecuada. En el panel lateral de diapositivas, vamos viendo cómo queda el aspecto de las diapositivas.

Paso 2. Insertamos el texto

Seguimos con nuestra tarea creando unas palabras coloreadas sobre las que va a girar la actividad que estamos diseñando. El texto lo vamos a construir con Fontwork, un taller tipográfico que se representa con un cuadrito con la letra A situado en la barra inferior (de Dibujo). Al pinchar sobre él, se abre una galería de modelos gráficos ya elaborados. Pulsamos dos veces sobre uno de los modelos para que se presente la palabra Fontwork con un cursor parpadeante que nos invita a escribir el literal concreto.

PASO-2-4

Una vez hecho esto, aparece la palabra con su formato, bien entendido que no es un elemento textual, sino gráfico, y como tal será posible modificar su color de relleno o el grosor de la línea externa usando las herramientas de la barra de Propiedades de objeto, añadir espacio entre caracteres o modificar la alineación del texto desde la barra específica de Fontwork, que se activa al marcar la palabra.

Digamos por último que podríamos haber usado la herramienta de texto típica, pero con Fontwork logramos unos efectos más llamativos, pudiendo hacer más modificaciones en su apariencia externa pues, como apuntamos, estamos utilizando un elemento gráfico con aspecto textual.

Paso 3. Aplicamos animaciones

Nuestra idea es que, cuando el usuario abra la animación, aparezcan una serie de letras con unos colores determinados. Éstas irán desapareciendo rápidamente y entonces pasaremos a la siguiente pantalla, en la que se harán algunas preguntas. Así, el proceso será al contrario de cómo se hace normalmente: los contenidos no van apareciendo, sino que se van desvaneceiendo.

Para ello, y una vez que tengamos las palabras necesarias colocadas en la diapositiva, las destacamos dando un clic sobre la primera de ellas con el botón izquierdo del ratón. A continuación, vamos a la barra superior de comandos y pulsamos sucesivamente sobre Presentación/Animación personalizada, con lo que se abre un panel lateral de Tareas en donde buscamos el botón Agregar. Se lanzará una pantalla con todos los tipos de animaciones disponibles y escogeremos la solapa Salir, que nos ofrece a su vez una gran cantidad de efectos que harán que la palabra desaparezca como si fuera una cortinilla, con cuadros, etc.

PASO-3-4

Una vez decidido el efecto, lo importante es ajustar tres parámetros fundamentales. El primero es el inicio del mismo, que puede ser Al hacer clic con el ratón, Con anterior o Después del anterior. En nuestro caso, para el primero optamos por Al hacer clic con el ratón (para dar tiempo a que el usuario memorice) y a los demás elementos le aplicamos Después del anterior.

Otro parámetro es la velocidad (rápida o muy rápida). Por último, debajo de todas estas ventanas hay una muy importante y que nos va listando los distintos elementos que se han ido añadiendo, con indicación del tipo de efecto aplicado y su orden de ejecución, el cual por cierto se puede modificar con solo marcar el elemento y mover las flechas que vemos en esta ventanita.

Paso 4. La transición entre diapositivas

Un aspecto relevante del proceso es el modo en el que van a ir cambiando las distintas diapositivas que conforman el documento. Por ejemplo, si este documento lo hemos generado para valorar la rapidez visual de un grupo de alumnos, conviene que sea el docente el que realice los cambios (y deje tiempo para hacer preguntas) o que establezca unas transiciones temporales muy cortas. En cualquier caso, estas transiciones se hacen de forma sencilla.

PASO-4

Empezamos yendo a la barra superior de menús y pulsamos sucesivamente sobre Presentación/Transición de diapositivas. Entonces, se activa en el panel lateral todos los apartados necesarios para realizar los cambios. Por ejemplo, empezando por arriba, hay una serie de efectos disponibles para su aplicación como barridos, ruedas o revelado, que a su vez pueden adoptar diversas direcciones. Luego tenemos la posibilidad de asociar diferentes velocidades a las transiciones y de añadir sonidos que podemos escoger de una galería de efectos sonoros. Por último disponemos de una característica fundamental: el modo en que se producirán los cambios, pudiendo escoger entre hacerlo a golpe de ratón o estableciendo un tiempo concreto, todo va a depender de nuestros objetivos, el auditorio, etc.

Paso 5. Hiperenlaces

También es posible y fácil incluir links en las presentaciones de Impress. En nuestro supuesto es incluso aconsejable, pues, por ejemplo, en un entorno de enseñanza un docente (o un terapeuta) puede hacer que el usuario vaya a una determinada página web o a otra parte del documento dependiendo de sus respuestas.

Primero insertamos el texto, yendo a la barra de dibujo y haciendo clic sobre el icono de texto. Enseguida, se abre un rectángulo en la página con el cursor parpadeando, insertamos el texto pudiendo modificar sus atributos haciendo clic sobre el mismo con el botón derecho del ratón y, del menú que se despliega, escogemos Modificar área, líneas, etc., hasta dejarlo a nuestro gusto. A continuación, ya solo hace falta sombrear el texto y pulsar sucesivamente Insertar/Hiperenlace en la barra superior de menús, con lo que se abre la pantalla de gestión de enlaces (que ya hemos descrito) y que nos va a permitir establecer la dirección a la que saltará el alumno/paciente, etc., dependiendo de lo que elija o responda en un momento dado.

paso-5

En el ejemplo que ilustra este paso le preguntamos (en inglés) a nuestros alumnos por el tipo de animal que es una ballena (whale) y, así, dependiendo de si elige reptile, fish o mammal (esta última es la respuesta correcta), saltará a otra pregunta, recibirá información adicional o se abrirá una página web desde donde obtendrá unos datos más precisos.

Algunas conclusiones

Aunque no hemos dispuesto de mucho espacio, esperamos haber convencido a nuestros lectores de que con Impress es posible crear algo más que los clásicos carruseles de diapositivas, pudiéndose emplear para elaborar desde exámenes hasta catálogos comerciales, todo depende de lo que queramos desafiar nuestras capacidades mentales.

Temas Relacionados