Paso a paso

Saca el máximo partido a tu Samsung Galaxy Camera

Samsung continúa explorando prestaciones y formatos nuevos para sus dispositivos; ahora nos sorprende a todos con una cámara de fotos compacta gobernada por Android

Manuel Arenas

Samsung Galaxy Camera

1 abril 2013

Samsung continúa explorando prestaciones y formatos nuevos para sus dispositivos; ahora nos sorprende a todos con una cámara de fotos compacta gobernada por Android.

Aunque realmente no es una categoría nueva, Nikon ya incluía Android 2.3 en el modelo Coolpix s800c, Samsung la lleva hasta el extremo con la conectividad, la óptica, la pantalla o el procesador de cuatro núcleos. Tanto es así, que es complicado encajar este producto en una categoría concreta.

Sobre todo es una cámara, pero, por sus cualidades fotográficas, estaría en un nivel de precio inferior. Igualmente, podría ser un smartphone, pero, a pesar de su conectividad 3G, no se puede hablar con él. Tiene una excelente cámara trasera, pero le falta la frontal. Ahora bien, usa el procesador de imagen integrado en el procesador Exynos, el mismo que el Galaxy SIII. En la práctica, como mejor y más cómodamente se puede usar es como cámara compacta en la que contamos con la ventaja de ejecutar aplicaciones de edición o de organización de fotos, así como conectividad integrada para transferir fotos a la Nube o compartirlas en redes sociales.

Diseño y ergonomía

Por formato, la Galaxy Camera es una cámara compacta. Tiene un sensor de 1/2,3’’ (6,17 x 5,55 mm) e integra 16 Mpx. Su máximo valor posible es ISO 3200, casi anecdótico en la práctica, pues muestra un pobre comportamiento a sensibilidades ISO por encima de 400 o 800. Un apartado que también pasa factura es la ausencia de un procesador de imagen (DSP) dedicado, ya que usa Exynos y, al ampliar las imágenes al 100%, se dejan ver artefactos de compresión. Tampoco hay opción de grabar en RAW. Eso sí, la óptica es correcta, con un angular de 23 mm y buena luminosidad de f2.8, y destaca un zoom 21x combinado con un buen estabilizador de imagen con f5.9 de luminosidad.

Samsung Galaxy Camera

La interfaz de la cámara dispone de filtros y modos para conseguir imágenes óptimas en cada circunstancia; al menos óptimas en cuanto a los ajustes necesarios para conseguir el efecto deseado. La calidad, es un tema más comprometido.

La interfaz resulta notable, sobre todo cuando se usa el modo Avanzado con posibilidad de elegir modos PASM y vídeo, con algunos tan interesantes como el Slow Motion a 120 fps y una resolución 768 x 512 puntos. Mientras, los modos de escena son los habituales, aunque su gran ventaja es permitir el empleo de apps para procesar los resultados. Con todo, se echan en falta botones en el cuerpo que aceleren el uso de modos o su activación/desactivación.

La calidad de fotos

Sin usar el zoom, comparando la misma toma realizada con un iPhone o un Galaxy SIII y la Galaxy Camera, no hay una diferencia muy reseñable más allá del tamaño de la imagen (8 Mpx frente a 16 Mpx). La calidad, en lo que a la nitidez o el nivel de detalle se refiere, es similar e incluso favorable al iPhone en algunos casos. Ahora bien, el primer elemento diferencial frente a un móvil es el zoom, consiguiendo fotos que con un smartphone serían imposibles. El segundo es el flash, muy potente y versátil.

Por otro lado, el hecho de contar con WiFi 802.11 a/b/g/n, Bluetooth y 3G hasta HSPA de 21 Mbps permite compartir fotos desde el propio dispositivo. En cuanto a Android 4.1.1, se trata de una de las versiones más recientes del sistema y puedes usarlo para hacer prácticamente de todo en una pantalla de excelente factura. Especialmente divertido es el uso de redes sociales, donde podemos subir imágenes tan fácilmente como con un smartphone.

Si no prestas atención a Android y no usas las funciones de smartphone, tendrás una cámara fotográfica convencional con un zoom majo, pero con una calidad de imagen que no hace justicia a su precio. Donde realmente los 500 euros empiezan a tener sentido es si el dispositivo se utiliza como un smartphone con habilidades fotográficas mejores. Es un escenario elitista, ya que implica que tienes una cámara compacta, un teléfono inteligente y buscas una solución para situaciones puntuales en las que quieras hacer fotos con zoom y flash y desees compartir y procesar el resultado de inmediato. Enseguida te mostramos algunos casos prácticos de lo que puedes hacer con la Galaxy Camera de Samsung.

1. Instala Flickr

Flickr no es compatible con esta Galaxy, al menos con el modelo y versión entregado por Samsung para nuestras pruebas. No obstante, como es un servicio de gestión fotográfico en la Nube imprescindible, vamos a instalarlo de un modo «oficioso». Para conseguirlo, acudiremos a algún repositorio de aplicaciones para smartphones, como Filecrop.

Flickr app

Haciendo clic sobre la app, vemos el enlace de descarga en Deposit files con dos opciones: Gold y Regular. Elegiremos la segunda y el archivo estará disponible en la carpeta de descargas del sistema operativo. Necesitamos habilitar la instalación de aplicaciones que no sean de Google Play en Ajustes/Seguridad/fuentes desconocidas. Emplazar el archivo .apk es un procedimiento rutinario y, una vez hecho, tendremos Flickr instalado y listao para usar.

Filecrop

2. Apps para imágenes

El equipo integra aplicaciones para el procesamiento de imágenes y vídeos. Además, se pueden descargar otras de Google Play. Algunas de referencia son el Asistente de Fotos, My Story, el Editor de Vídeo o Paper Artist. Como editor de imágenes de buena fama, recomendamos Snapseed, aunque de momento no es capaz de trabajar con el tamaño de las imágenes capturadas por el sensor de 16 Mpx.

Samsung Galaxy Camera

Para usar estas apps, importa desde el menú una imagen de la galería o activa la cámara para hacer una foto desde la propia app. En general, aconsejamos que se haga la foto desde la cámara para aprovechar las funcionalidades avanzadas. Una vez que se haya importado la imagen, se podrán realizar las operaciones de filtrado o edición de las instantáneas que permita la app.

El Asistente de Fotos es uno de los más divertidos y permite desde aplicar filtros hasta dibujar o escribir a mano alzada sobre las imágenes o crear mosaicos. También cuenta con la posibilidad de superponer pegatinas prediseañadas. Otras apps, como Paper Artist, posibilitan aplicar efectos llamativos.

Samsung Galaxy Camera
Loading...
'); doc.close(); });