Paso a paso

Saca partido a tu antiguo PC instalándole Linux

La obsolescencia en el PC se evidencia cuando nuestro equipo ya no ejecuta el software actual. Podemos dilatar la vida útil de nuestro hardware utilizando un sistema operativo más ligero, como Linux

Linux

17 noviembre 2011

Casi todos hemos tenido que deshacernos en alguna ocasión de aquel PC que nos costó un buen dinero en su día y que a duras penas ha ido soportando el peso de los años. El que más o el que menos tiene un conocido que aún utiliza disquetes, y que agradecerá el regalo o, en el mejor de los casos, un trastero en el que dejar que nuestro querido ordenador acumule polvo

Pero, ¿es aún posible sacar partido de él? Después de todo lo más probable es que sea perfectamente funcional, que no tenga ninguna avería y que el único «mal» que lo aqueja es no ser capaz de ejecutar las aplicaciones que requieren recursos que él no tiene. La respuesta es sí. Afortunadamente, no todos los sistemas operativos se hacen pensando en disponer de equipos de última generación.

En este práctico vamos a explicar cómo podemos reutilizar un PC antiguo o sacar más partido a un equipo de configuración superada instalando en él una distribución de Linux pensada, precisamente, para ordenadores con recursos limitados: Linux Mint Xfce.

Nivel: Intermedio

Paso 1. Primero haz una copia de seguridad

No nos engañemos. Linux no está hecho para todos los usuarios, por lo que puede que después de instalarlo no nos convenza y queramos volver a dejarlo todo como estaba. Por esta razón, nuestro primer paso será hacer una copia completa del sistema antiguo para poder volver atrás cuando queramos. Este paso es, por tanto, opcional si no deseamos guardar una copia de seguridad.

Existen muchas herramientas para realizar imágenes de nuestro sistema. Aunque quizás la más conocida es Ghost, de Symantec, en este práctico usaremos R-Drive, una utilidad shareware que permite hacer lo que queremos de forma fácil.

Linux

Lo primero que haremos es descargar esta herramienta desde www.drive-ima ge.com y procederemos a instalarla. El proceso no presenta complicaciones. Una vez hecho, la arrancaremos y seleccionaremos la opción Create an image. En el siguiente cuadro de diálogo elegiremos la unidad de disco que queremos copiar. Si tenemos varias, repetiremos el proceso para cada una de ellas. En este caso solo queremos hacer una imagen de la unidad que contiene el sistema operativo.

Por último, procederemos a realizar la copia. Si disponemos de una segunda unidad de disco vacía podremos seleccionarla como destino, pero lo más habitual es que queramos hacer una copia en unidades externas, como CDs o DVDs. Para ello, marcaremos como destino la unidad grabadora y haremos clic en Siguiente.

Linux

En el último cuadro de diálogo es importante marcar la casilla que exige que solo se haga una copia de seguridad de los datos reales: Backup actual data only, ya que, de lo contrario, hará una copia espejo del disco sector a sector que ocupará tanto como el propio disco. El resto de las opciones no es necesario tocarlas, por lo que iremos avanzando hasta que nos pida introducir CDs o DVDs en la regrabadora. Debemos utilizar tantos como sea necesario.

Loading...