Paso a paso

Saca más partido a tu procesador con total seguridad

Si quieres sacar el máximo provecho a tu procesador Intel o AMD sin ponerlo en apuros y por un desembolso mínimo, no dejes de leer los consejos prácticos sobre overclocking que te ofrecemos

Anabel Pasiego

Overclocking software

30 septiembre 2011

Los microprocesadores han avanzado mucho durante estos últimos años. Aún están colgados en Internet vídeos de chips AMD Athlon ardiendo al quitarles el ventilador. Pero, hoy en día, eso es difícil que ocurra.

Todo lo contrario: tanto Intel como AMD tienen series especiales de procesadores que contemplan la práctica del overclocking. En el caso de Intel son los modelos con la letra K al final, junto al número de identificación. Y en AMD son los procesadores Black Edition, o BE. En ambos casos, la clave que facilita el proceso de forzado reside en que tienen el multiplicador desbloqueado.

Afianzando la base

La práctica del overclocking hoy en día es tan sencilla como cambiar varios valores en la BIOS del sistema o en algunas aplicaciones de software para Windows. Si utilizas un procesador K o BE solo necesitas modificar el valor del multiplicador de la frecuencia base del sistema.

Overclocking software intro

La velocidad de la CPU se mide en Megahercios (MHz), y es el resultado de multiplicar la frecuencia base del sistema por un multiplicador variable, dependiendo del modelo de procesador. En Intel, por ejemplo, la frecuencia base es de 133 MHz y el multiplicador varía según la CPU. En los procesadores AMD Phenom la velocidad del bus es de 200 MHz, y el multiplicador varía igualmente en función del modelo de CPU.

Otra posibilidad, cuando los micros no están desbloqueados y, por tanto, el valor del multiplicador es fijo, pasa por variar la frecuencia del bus del sistema (133 MHz o 200 MHz) y mantener el multiplicador como está. La cuestión es que el valor resultante sea mayor que el nominal del micro y que el rendimiento sea mayor. En general, a mayor velocidad, mayor rendimiento.

NIVEL:INTERMEDIO

Paso 1. Modifica el multiplicador

Si tienes un procesador de las series K o Black Edition, lo único que tienes que hacer para aumentar la frecuencia de reloj es incrementar el valor del multiplicador desde la BIOS. Y ya está. O casi. Y es que aunque este paso es muy sencillo, es necesario comprobar previamente que otros apartados están bien resueltos, como vamos a ver a continuación.

Overclocking software 1

Paso 2. Revisa el ventilador

Overclocking software 2

La clave para realizar este tipo de overclocking es disponer de un buen ventilador. A más frecuencia de reloj, más calor disipa la CPU; y, a más calor disipado, mejor tiene que ser el ventilador. No hace falta que sea una nevera, pero sí que use tecnología de cobre con heatpipes. No te olvides de usar una masilla térmica de buena calidad y sin pasarte en la cantidad. En cualquier caso, no te excedas subiendo el valor del multiplicador, pues, en caso de superar el límite de seguridad, hará que el equipo se cuelgue.

Paso 3. Guarda la configuración

Inicia ahora el equipo y estate atento a cualquier incidencia que pudiera producirse. Si vas subiendo el valor del multiplicador progresivamente serás capaz de detectar con precisión qué valores son los que originan problemas. Es recomendable pasar alguna prueba para hacer que el ordenador trabaje al cien por cien de su capacidad y, así, estresar el sistema de refrigeración y al propio microprocesador. Como propuesta de benchmark puedes usar Cinebench R11.5.

Overclocking software 3