Sácale jugo a tu iPhone

Los firmwares aparecidos para el móvil de Apple tratan de impedir que los usuarios accedan a aplicaciones de terceras partes, pero el proceso de jailbreak sigue siendo factible tanto en los iPhone originales como en los 3G y 3GS o iPod touch

Javier Pastor Nóbrega

Sácale jugo a tu iPhone

5 febrero 2010

Dicen las encuestas que los índices de satisfacción de los usuarios del iPhone son excelentes. El que lo prueba suele quedarse encantado con los móviles de Apple, que siguen siendo los modelos a batir en el terreno de los smartphones. Sin embargo, eso no significa que lo tengan todo. De hecho, las limitaciones de los iPhone pronto se revelaron, sobre todo en lo que se refería a la hora de distribuir aplicaciones de terceras partes. Muchos desarrolladores se cansaron de una situación que les impedía crear ciertos tipos de herramientas, y eso dio lugar a alternativas «libres» a la famosa App Store de iTunes. ¿Cómo tener acceso a esos repositorios con miles de aplicaciones gratuitas y libres para los usuarios? Fácil: A través del jailbreak.

Este proceso permite aprovechar ciertos exploits del dispositivo para superar las barreras impuestas por Apple y ejecutar herramientas que teóricamente no pueden ejecutarse. El proceso es sencillo gracias a las utilidades que han aparecido tanto para Windows como para Mac OS X, pero también tiene sus riesgos. Nosotros hemos comprobado cómo incluso la última versión del firmware de Apple, la 3.1.2, no resistía el embate de este proceso. Así pues, podrán disfrutar de sus ventajas todos los usuarios del iPhone –2G, 3G y 3GS– y del iPod touch, a excepción de los novísimos iPod touch de tercera generación y 8 Gbytes de capacidad que en su parte posterior incluyen las letras MC en el número de modelo.

Hay varias opciones software para el proceso, pero por el momento para Windows solo existe el programa llamado blackra1n, que permite únicamente realizar el jailbreak de estos modelos para que en todos ellos podamos luego instalar las «tiendas paralelas» a las que tenemos acceso con soluciones como Cydia, Icy o la nueva Rock. Eso sí, este software también obliga a una actualización del baseband que hará que solo podamos utilizar el iPhone con nuestro operador oficial (en España, Movistar).

Por lo tanto, si disponéis de un iPhone liberado, lo mejor será que esperéis a una herramienta que no actualice el baseband, porque, si usáis blackra1n, perderéis la liberación y ya no podréis llamar con vuestras tarjetas SIM. Aun así, hay muchos usuarios que utilizan sus iPhone con la operadora oficial, y el procedimiento es igualmente válido para todos los usuarios del iPod touch, así que nos ponemos manos a la obra.
Paso 1. Obtén blackra1n

La descarga del programa se puede realizar desde www.iphoneos3.com/?QtTfrgkV. Tras la descarga, dispondréis de un ejecutable que ocupa apenas 600 Kbytes y que podréis utilizar inmediatamente. Para hacerlo, eso sí, es preciso tener el iPhone conectado, tras lo cual podéis pinchar dos veces sobre el ejecutable, que mostrará solo una pequeña ventana con el mensaje Make it ra1n (Haz que llueva). Al pulsar ese botón, comenzará el proceso de jailbreak.

iPhone-Jailbreak-Paso-1

Paso 2. Todo automatizado

No hay mucho que contar del proceso porque, partir de que pulsemos el botón citado, el ejecutable se encargará de todas las operaciones; por ejemplo, hará que el iPhone o iPod touch entre en modo de recuperación y muestre una imagen artística de Geohot, el hacker que ha programado esta aplicación. Durante los momentos que dure ese proceso, se mantendrá esa imagen y, tras completarse el jailbreak, se reiniciará el dispositivo.

iPhone-Jailbreak-Paso-2

Paso 3. Elige tu tienda paralela

Tras el reinicio del iPhone, podremos ver que, al desbloquearlo para acceder al menú, ha aparecido un nuevo icono, que precisamente es el de blackra1n. Al pulsarlo, mostrará en el iPhone la oferta disponible de tiendas on-line de aplicaciones de terceras partes. En primer lugar, está Cydia, la más veterana de las ofrecidas y que dispone incluso de una sección comercial. En segundo, la nueva Rock, otra aplicación que funciona de forma análoga, pero que dispone de algunas ventajas en cuanto a rapidez y sencillez sobre Cydia. Por último, Icy ofrece un diseño más elegante sirviendo igualmente para instalar aplicaciones de terceras partes. Lo cierto es que tener las tres instaladas no hace daño, y de ese modo, cuando no encontremos algo en una de ellas, seguro que sí lo localizaremos en otra. Una vez elegidas las aplicaciones que queramos, será necesario apagar por completo el dispositivo para volver luego a iniciarlo, lo que hará que los iconos sí aparezcan entre las aplicaciones disponibles en la pantalla de nuestro iPhone o iPod touch.

iPhone-Jailbreak-Paso-3

Paso 4. Instalando las aplicaciones

Aunque cualquiera de las opciones es válida, probablemente Cydia es la más conocida y popular de todas ellas, y por ello cuenta también con un catálogo superior al de sus compañeras. Su funcionamiento es sencillo, aunque os mostraremos cómo instalar una aplicación cualquiera de ejemplo. Tras lanzar Cydia, se mostrará un proceso de actualización de los repositorios y, después, aparecerán las opciones del menú principales. Podemos buscar aplicaciones por su nombre desde la opción Search de la parte inferior, así como organizar los repositorios y actualizar paquetes que ya tuviéramos instalados (Changes), pero lo más rápido es ver qué paquetes son los recomendados mediante el acceso a los llamados Featured Packages. Allí podremos ver información sobre las distintas herramientas destacadas e instalaremos Cycorder, que permite grabar vídeo en los iPhone e iPhone 3G. Para ello, no tenemos más que pulsar en ella y pinchar sobre Install (el botón de la parte superior) para que Cydia se ocupe del resto. Tras la instalación, solo tendremos que volver al menú inicial del iPhone para poder encontrar el icono de la aplicación entre los presentes en el iPhone o iPod touch.

iPhone-Jailbreak-Paso-4

Jailbreak y unkock, dos conceptos distintos

Mientras que el jailbreak permite que el iPhone (o el iPod touch) dispongan de acceso a aplicaciones independientes de terceras partes, este proceso no permite por sí mismo liberar el teléfono para poder usar tarjetas SIM de otras operadoras. Ese proceso de liberación o unlock se realiza precisamente con utilidades específicas de terceras partes a las que solo podemos acceder si previamente hemos hecho el jailbreak. Ese proceso es más delicado y se basa en la modificación del baseband del teléfono, el software que controla la pila de protocolos de voz que se utilizan en esas funciones. La liberación de los iPhone depende de la versión del baseband, y no siempre es factible, de modo que los que ya la han logrado y quieren actualizar su firmware también tienen que tener especial cuidado de no aplicar directamente las actualizaciones que sugiere Apple: deben esperar a que aparezcan los denominados Custom Firmwares o bien herramientas combinadas de jailbreak y liberación que solventen esas limitaciones. Es precisamente lo que ocurre con la herramienta de nuestro ejemplo, blackra1n, que precisamente perjudica a aquellos que ya hayan realizado el unlock y quieran conservarlo. Si es tu caso tienes dos opciones: o utilizas PwnageTool para Mac OS X (no hay versión para Windows)como indican en http://blog.iphone-dev.org/post/211802082/pwnage-pie) o bien esperas a que salga una herramienta similar para Windows.

iPhone-Jailbreak-recuadro-1

Más allá de la legalidad

Apple es una de las empresas que más celosamente guarda su propiedad intelectual y el secretismo sobre sus productos, y los iPhone no son una excepción. Sin embargo, los procesos de jailbreak no solo abren las puertas a la ejecución de software de terceras partes que puede considerarse legal, también sientan las bases de la ejecución de aplicaciones pirateadas en los iPhone que están disponibles en Internet y que son tan fáciles de encontrar como lo son en otras plataformas como Windows. De hecho, hay incluso herramientas específicas para el iPhone que emulan a la App Store de Apple, pero con versiones crackeadas de esas mismas herramientas comerciales. Es uno de los problemas derivados de la actitud de Apple, que no obstante y a pesar del éxito arrollador de su tienda de software para sus dispositivos móviles tiene en su contra la proliferación de esas versiones pirata, que podrían suponer un problema muy relevante para el futuro de su App Store.

iPhone-Jailbreak-recuadro-2
Temas Relacionados
Loading...