Paso a paso

Seis pasos para arrancar tu PC en diez segundos

Te contamos cómo mantener tu equipo «siempre on» sin perder Windows y acceso a todas las herramientas de uso cotidiano a través de Joli OS, un sistema operativo ligero con acceso a Internet

Javier J. Nieto

Joli OS

27 diciembre 2011

Muchas veces surge la necesidad puntual de consultar el correo electrónico, buscar algo rápidamente en Internet o simplemente entrar en nuestra cuenta de Facebook para responder el mensaje de un amigo. Cuando vivimos una de estas situaciones, nos damos cuenta de lo lento que es arrancar el ordenador y esperar a que cargue todo el sistema Windows.

Por lo general, se tarda más en todo el proceso de encendido y apagado que en consultar la bandeja de correo o escribir el comentario. Aquellos usuarios que dispongan de un dispositivo iPad, Galaxy o similar saben a lo que nos referimos. Tener una máquina que en escasos segundos nos dé acceso a Internet es una verdadera delicia.

Pero no hay que llevarse a equívoco, no es necesario gastar sus buenos euros en comprar un tablet, puesto que con el PC es posible disponer de un sistema ligero que arranque en escasos segundos y que ofrezca acceso a todas las utilidades de Internet; y todo ello sin que sea preciso perder por el camino nuestro tradicional Windows.

En este práctico, vamos a explicar cómo instalar un arranque dual con Windows y Joli OS (anteriormente conocido como Jolicloud), un sistema de los denominados thin client, que arranca en menos de diez segundos y trae preinstaladas todas las utilidades de Internet necesarias.

Nivel: básico

Paso 1. Descarga del sistema operativo

La obtención del sistema operativo se realiza desde la web de Jolicloud. De entrada, llama la atención que su descarga se puede realizar manteniendo el anterior sistema o para instalaciones standalone.

Joli OS

La opción que nos interesa es la primera, Keep Windows, que además permitirá eliminar en cualquier momento Joli OS sin afectar a la instalación de Windows que tengamos en el equipo. Guardamos la descarga en el disco y, 700 Mbytes después, estaremos listos para iniciar la instalación.

Paso 2. El Nombre y la Contraseña

Joli OS

Al arrancar el fichero descargado, Windows dará el pertinente aviso de Fabricante desconocido. Seleccionaremos la opción de Ejecutar e iniciaremos el emplazamiento de Joli. El proceso es sorprendentemente sencillo. Lo primero será seleccionar un nombre de usuario y una clave de acceso. Curiosamente, el nombre de usuario solo admite letras minúsculas.

Paso 3. Tamaño e idioma

En el siguiente paso, podemos especificar el tamaño de disco que queremos dedicar a la instalación, entre un mínimo de 4 Gbytes y el máximo que tenga nuestro propio disco duro. Un fallo que se produce a lo largo de este proceso es que, a medida que variamos el tamaño de instalación con la barra de desplazamiento, no aparece reflejado en ningún sitio las dimensiones exactas que hemos seleccionado. De hecho, para poder conocer con precisión el tamaño elegido, deberemos dejar el ratón unos segundos sobre el desplazador, de modo que aparezca sobreimpresionada la cantidad definida.

Joli OS

Otra de las opciones de configuración que ofrece esta ventana del asistente es la posibilidad de elegir el idioma del sistema. La lista es larga y entre ellos hemos podido localizar el español, catalán y gallego, aunque no el euskera. Confirmamos las opciones elegidas pulsando sobre Save. De esta manera, comenzará el verdadero proceso de carga que, por otra parte, no reviste ninguna complicación.

Paso 4. Reinicia el equipo

Si todo ha ido bien, aparecerá un mensaje que nos confirma que todo está correcto y que únicamente queda un paso más: reiniciar el ordenador (Restart now). Así pues, pulsaremos sobre este botón. Veremos que en el arranque aparece un menú que nos brinda la oportunidad de elegir entre el anterior sistema y Joli OS. Recuerda que siempre tendrás disponible tu anterior Windows, tan solo debes seleccionarlo en el menú de arranque.

Joli OS
Joli OS

La primera vez que iniciemos el recién estrenado Joli, este deberá realizar una serie de procesos de configuración del hardware que llevarán algo de tiempo. Tranquilos, esto solo sucede una vez. Cuando se haya configurado, arrancará solo y lo hará a la velocidad del rayo.