Silencio, se rueda…

Nos encontramos ante una aplicación que se trata de una versión reducida del Pinnacle Studio Plus 12, pero que podrá sacar de múltiples apuros a cualquier usuario que no sea profesional en lo que a edición de vídeo se refiere

David Onieva García

Silencio, se rueda…

17 mayo 2009

Quizá una de las principales características de este programa es la sencillez de uso que ofrece al usuario, ya que sin llegar a considerarse como un editor de vídeo profesional, dispone de diversas herramientas y funciones integradas que lo convierten en una solución apta para la mayoría de los adeptos al vídeo doméstico.

Por esta razón, además de mostraros en las próximas páginas las capacidades de esta aplicación, os ofrecemos en el DVD Actual que acompaña al número 217 de nuestra revista el programa totalmente completo y funcional.

Paso 1

Carga del original

Para llevar a cabo nuestra nueva composición, tras arrancar la aplicación tenemos que cargar el vídeo original en el proyecto desde el menú Archivo / Nuevo proyecto, aunque también podemos arrastrar directamente los vídeos con los que vayamos a trabajar al escritorio de trabajo.

En el caso de que vayamos a tratar con más de un original, aquellos que vayamos agregando al proyecto se irán cargando por separado y podremos acceder a ellos en cualquier momento desde la lista desplegable que encontramos en la parte superior.

Paso 2

Objetos disponibles

Cabe destacar que en nuestra composición de vídeo, además de las escenas correspondientes al vídeo original, podemos aplicar otro tipo de objetos tales como transiciones predefinidas ya por el propio programa, introducir textos en diferentes formatos, fotografías, efectos de sonido o música.

A todos estos objetos accedemos desde los botones situados en el lateral izquierdo de la ventana principal y, para agregarlos a la composición, no tenemos más que arrastrar el objeto seleccionado hasta la línea de tiempo que veremos a continuación.

Paso 3

Comienzo del proyecto

En la parte inferior de la interfaz principal encontramos la línea de tiempo de la aplicación, que será el lugar donde posteriormente iremos arrastrando las secuencias de vídeo además del resto de objetos que vamos a utilizar y de las que hablamos en el paso anterior.

Cada uno de estos objetos tiene su propio canal en la línea de tiempo y, para ir visualizando los cambios del proyecto en tiempo real, no tendremos más que arrastrar el puntero de reproducción a lo largo del proyecto de modo que se reflejen los cambios en la pantalla de previsualización.

Paso 4

Edición de objetos

Dependiendo del objeto que añadamos a la línea de tiempo, la capacidad de edición que tendremos sobre cada uno de ellos varía. En el caso de las secuencias de vídeo, el único parámetro que podemos modificar es la duración, mientras que en los objetos de texto, aunque vienen con un diseño predefinido, pulsando dos veces sobre ellos, tendremos la posibilidad de personalizar la fuente, el tamaño o el literal propiamente dicho.

Paso 5

Tratamiento del audio

Una de la principales carencias que presenta esta aplicación es la de no poder eliminar el audio que incluyen las muestras originales de vídeo, aunque para suplir esta carencia, destacaremos que tenemos la posibilidad de adjuntar efectos de sonido ya predefinidos o bien ficheros de música para emplearla de fondo en la composición.

Para emplear estos recursos, disponemos de los dos últimos botones de la barra de objetos, donde, una vez pulsemos, no tendremos más que arrastrar el sonido seleccionado hasta la línea de tiempo en la posición concreta donde deseamos que se reproduzca. Cabe destacar que esta aplicación posee multitud de efectos predefinidos que hacen referencia a diversos entornos como animales, ruidos de fondo, vehículos, etc.

Paso 6

Finalización del proyecto

Una de las funciones más interesantes que encontramos en este programa es la que hace referencia a las posibilidades de personalización que tenemos a la hora de realizar la conversión final del proyecto al vídeo resultante. Una vez hayamos finalizado la composición del vídeo, pulsamos sobre la pestaña Hacer vídeo, donde encontramos todos los apartados disponibles.

Entre ellos, podremos personalizar el formato de vídeo en el que queremos guardar nuestro proyecto o el tamaño de visualización. A medida que vayamos seleccionando un formato u otro, el programa automáticamente nos mostrará el tamaño que el fichero de vídeo ocupará en nuestro disco tras la conversión.

Paso 7

Opciones avanzadas

En el caso de que queramos personalizar más aún la conversión final del vídeo, recomendable en la mayoría de los casos, tendremos que pulsar en el botón Configuración, desde donde accedemos a una nueva ventana de personalización. La principal diferencia entre este apartado y el comentado en el paso anterior es que en este caso podremos detallar todavía más cómo vamos a almacenar el vídeo final resultante.

De este modo, especificaremos la resolución exacta de reproducción del vídeo, la compresión del audio, los canales y tasa de muestreo del mismo e incluso los fotogramas por segundo que deseamos reproducir. Dependiendo de estos ajustes, tanto la calidad como el espacio del fichero resultante variarán ostensiblemente.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });