Sistema operativo portátil: trabaja desde cualquier PC

Gracias a esta solución de la que nos ocupamos ahora, totalmente gratuita y apadrinada por la compañía Emtec, podemos llevar en nuestra memoria USB un minisistema operativo con el que manejar nuestros ficheros desde cualquier ordenador

Eduardo Sánchez

Sistema operativo portátil: trabaja desde cualquier PC

2 noviembre 2008

Durante los últimos años, el verdadero boom de la informática han sido los portátiles, con los que conectarse a Internet y trabajar con nuestros archivos desde cualquier parte. Sin embargo, en los últimos tiempos, han comenzado a aparecer diferentes soluciones cuyo objetivo es hacer aún más portátil nuestro trabajo sin necesidad de llevar con nosotros un equipo completo.

Así, tenemos algún sistema operativo on-line, como EyeOS (www.eyeos.com), cuya operatividad aún resulta muy discutible. Aunque, si realmente necesitamos algo que funcione y 100% preparado para el trabajo, nos decantaremos por una solución que opere directamente desde una memoria USB. De esta forma, bastará llevar con nosotros una para, con sólo conectarla a cualquier PC, navegar con total seguridad, gestionar nuestro correo, consultar el calendario o manejar documentos ofimáticos.

Aunque hay más de una alternativa, en este caso, os mostramos Em-Desk, una solución gratuita y apadrinada por la empresa de almacenamiento Emtec. De hecho, esta solución se integra en muchas de las memorias USB comercializadas por este fabricante, aunque también está disponible al público. Veamos qué es capaz de hacer.

Paso 1

Descarga e instalación

Lo primero que tendremos que hacer es acudir a la web de Em-Desk o al DVD que acompaña al número 210 de nuestra revista para descargar el sistema operativo completo. En el primer caso, nos dirigiremos al apartado Downloads para obtener el archivo disponible bajo Full platform, con lo que comenzará la descarga de un ZIP de 291 Mbytes que contiene el sistema operativo portátil, así como todas las aplicaciones listas para funcionar.

Cuando esté descargado, tendremos que descomprimir el archivo ZIP y volcar su contenido a una llave de memoria USB. Es importante tener en cuenta que todos los archivos una vez expandidos ocuparán 540 Mbytes, por lo necesitaremos una memoria USB de, al menos, 1 Gbyte de capacidad.

Además, tened en cuenta que, a partir del momento en que comencéis a utilizar esta solución, tendréis que guardar todos los ficheros, imágenes, correo, etc., dentro de la memoria USB. Por ello, cuanta más capacidad, mejor que mejor.

Paso 2

Puesta en marcha

Si hemos optado por descomprimir todo directamente en la raíz de la memoria USB, bastará con insertarla para que se nos ofrezca la posibilidad de iniciar automáticamente el minisistema operativo. En el caso de que hayamos volcado los archivos en una carpeta concreta, no tendremos más que acudir a ella y ejecutar el fichero em-desk.exe que encontraremos en su interior.

Con ello, se iniciará el sistema, teniendo que elegir, sólo la primera vez, el idioma con el que queremos movernos por el entorno. Hay que tener en cuenta que éste sólo afecta a la interfaz del menú principal, pues todas las aplicaciones y sus correspondientes menús estarán en inglés.

Una vez hecho, veremos la pantalla de entrada, con la lista de programas disponibles a la izquierda (OpenOffice completo, visor de PDF, navegador Firefox, cliente de correo Thunderbird, organizador Sunbird, reproductor de medios VLC o diversas utilidades y herramientas de seguridad) y la lista de carpetas de documentos personales a la derecha.

Paso 3

Familiarízate con el entorno

A partir de aquí, abriremos directamente cualquiera de las aplicaciones disponibles en la parte izquierda, teniendo en cuenta que todas ellas se ejecutarán directamente desde la llave de memoria USB, alojando en ella toda las configuraciones y ajustes que realicemos, así como los temporales o ficheros de cualquier tipo.

Este detalle es importante para, por ejemplo, no dejar rastro de navegación en la máquina que utilicemos. Eso sí, apreciaremos una velocidad de carga algo más pesada que si la aplicación estuviera en el disco duro. Esto es normal y, para evitarlo en la medida de lo posible, es recomendable contar con una USB rápida. En el caso del cliente de correo Thunderbird o el organizador Sunbird, todos los ajustes de cuentas e información que grabemos en ellos se quedarán almacenados en la llave.

Como curiosidad, os comentaremos que, en el apartado de Utilidades, contamos con 7Zip para manejar ficheros ZIP, mientras que, en el de Seguridad, tenemos a ClamWin (un antivirus gratuito) y TrueCrypt, una utilidad para cifrar ficheros que queramos asegurar debidamente contra robo o pérdida.

Por último, en la barra de tareas, encontraremos un icono (con una letra M en azul) sobre el que bastará pinchar para tener acceso de manera rápida a las aplicaciones y funciones de la pantalla principal.

Paso 4

Gestión de ficheros

En la parte derecha de la pantalla principal, encontramos accesos directos a los documentos, música, vídeos e imágenes. Estos enlaces llevan directamente a la carpeta Data que se encuentra en la memoria USB y de la que cuelgan otras tantas carpetas para cada uno de los apartados comentados. Conocer esta ubicación es muy útil, pues nos permitirá volcar rápidamente los diferentes contenidos al lugar adecuado y nos ayudará a buscar lo que necesitemos cuando estemos en cualquier PC del mundo.

Respecto a las asociaciones, en principio, cuando hagamos doble clic sobre un fichero almacenado en una de las carpetas de datos de Em-Desk, el programa residente debería detectarlo para, acto seguido, abrir dicho archivo mediante la correspondiente aplicación de Em-Desk. Si esto no ocurriese, no tenemos más que ejecutar la aplicación (por ejemplo OpenOffice Writer) y abrir directamente el archivo que necesitamos buscándolo en la carpeta de datos correspondiente.

Paso 5

Copia de seguridad

Si utilizamos asiduamente Em-Desk es fundamental que realicemos frecuentes copias de seguridad para evitar que una pérdida de la memoria USB o un daño físico/lógico de las celdas de memoria mande al traste nuestra información. Lo bueno de este sistema es que su copia de seguridad es tan simple como hacer copia de todo.

Si Em-Desk reside en una carpeta, la volcaremos regularmente en nuestro PC de casa/trabajo o en un DVD. Si reside en el raíz de la memoria USB, seleccionaremos todas las carpetas y archivos contenidos y haremos el mismo procedimiento, volcándolo en una carpeta de nuestro PC fijo. Así de fácil, sin necesidad de reinstalar nada, ni realizar ningún ajuste previo.

Más potente todavía

Una alternativa aún más potente si cabe que Em-Desk es PortableApps. Quizá resulta algo más compleja de manejar para los usuarios con menos conocimientos, pero tiene a su favor el hecho de contar con un buen número de aplicaciones extras disponibles y listas para empezar a funcionar.

De hecho, el que nos ocupa está basado en el propio PortableApps, un proyecto de software libre que persigue el mismo propósito que la solución que os hemos mostrado: ofrecer un sistema operativo portátil y gratuito para trabajar exactamente igual en cualquier PC del mundo con nuestros archivos y con sólo llevar con nosotros una memoria USB.

Podéis encontrarlo en www.portableapps.com, desde donde se ofrece la posibilidad de bajar el sistema en diferentes versiones: base, reducido o completo. También, en este caso, nos encontramos con la suite OpenOffice, a la que se puede acompañar de diversas aplicaciones multimedia, juegos, antivirus e incluso utilidades para la grabación de CD/DVD, gestión segura de contraseñas, borrado seguro de archivos, herramientas de backup o analizadores de disco, entre otras muchas. Eso sí, está completamente en inglés.