Skype 4.0: comunicación vocal y mucho más

La mejora de la calidad de voz y una interfaz más clara y potente son las principales armas de la nueva versión 4.0 de la popular plataforma de VoIP Skype. En este artículo podrás conocer a fondo algunas de estas nuevas características

Enrique Sánchez rojo

Skype 4.0: comunicación vocal y mucho más

20 septiembre 2009

Hace pocas semanas que el nuevo Skype 4.0 ha sido lanzado, finalmente, de manera oficial. Y, aunque en PC Actual tuvimos la ocasión de revisar la versión beta, tenemos disponible la edición final repleta de mejoras y grandes cualidades.

Es importante tener claro que no es una simple aplicación, sino un servicio de comunicación accesible desde el PC, móvil (Nokia, Windows Mobile o iPhone) o, incluso, desde dispositivos como teléfonos inalámbricos o comunicadores de escritorio.

Por tanto, Skype 4.0 para Windows no es más que una de las posibles maneras que tenemos de disfrutar y aprovechar las posibilidades de una cuenta de Skype; gratuita para realizar llamadas ilimitadas entre usuarios de la plataforma y de pago a precios muy reducidos para recibir o efectuar llamadas a cualquier teléfono fijo o móvil del mundo.

De hecho, aunque no sale demasiado rentable para realizar llamadas nacionales (máxime con la tarifas planas que ofrecen hoy día los operadores con el ADSL), resulta muy económico para las internacionales, sea cual sea el destino.

Y esto sin olvidar que también podemos utilizarlo para multiconferencias, videoconferencias, sesiones de chat, transferencia de ficheros e, incluso, integrarlo con multitud de widgets y aplicaciones de terceros que permiten ampliar sus posibilidades. Veamos cómo.

Paso 1

Instala Skype 4.0

Empezaremos descargando el instalador de Skype, disponible en www.skype.com en la sección de Descargar o en el DVD que acompaña al número 220 de nuestra revista. Aquí, encontraremos versiones para las diferentes plataformas, entre ellas, la que nos interesa a nosotros: Windows.

Tras la descarga, la instalación es muy simple, con el habitual asistente en el que habrá que ir pinchando en Siguiente hasta completar el proceso. Al final, eso sí, nos pedirá que activemos de manera gratuita una nueva cuenta en Skype o introduzcamos los datos de una, si es que ya la teníamos activada previamente.

De entrada, no es preciso comprar crédito Skype, es decir, el alta de una cuenta es gratis y podremos utilizarla ilimitadamente siempre que nos comuniquemos con otros usuarios de Skype. Si necesitamos hacer llamadas a otros teléfonos (o recibirlas mediante un número único), tendremos que cargar de crédito nuestra cuenta.

Para ello, podremos optar por un sistema de prepago o por la compra de planes mensuales que por una pequeña cantidad (entre 3,95 y 8,95 /mes) nos permiten realizar llamadas ilimitadas en nuestro país, Europa o todo el mundo. Podéis ver las tarifas en www.skype.com/intl/es/prices.

Paso 2

Primeros ajustes

El siguiente paso consiste en realizar algunos ajustes, como el de nuestro perfil, para facilitar que aparezcamos en las búsquedas cuando algún conocido o compañero nos busque en Skype. Para ello, acudiremos al menú Skype/Perfil/Editar mi perfil.

Aquí, aparecerá una nueva ventana en la que podremos insertar una pequeña foto nuestra, indicar nuestra ubicación geográfica u otros detalles más personales que solo podrán ver nuestros contactos autorizados, como nuestros teléfonos.

A continuación, acudiremos a Herramientas/Opciones para realizar algunos ajustes básicos del propio programa. Así, podremos decidir cosas como si se cargará Skype al iniciar Windows, el origen y salida del sonido, su volumen o el tono con el que indica las llamadas entrantes.

Entre las opciones recomendables, está el apartado de Privacidad/Ajustes de Privacidad, donde os recomendamos marcar la opción Sólo permitir chats de personas en mi Lista de Contactos. De esta forma, nos aseguraremos de que nadie que no hayamos validado previamente pueda comunicarse con nosotros.

Paso 3

Empieza a funcionar

Hecho todo lo anterior, podemos hacer la primera llamada de prueba y ver si funciona sin problemas. Si nuestro PC tiene altavoces y micrófono, es posible utilizarlos directamente, aunque os recomendamos haceros con unos auriculares con micrófono, pues la calidad de audio será mejor y tendremos mayor privacidad para nuestras conversaciones.

Por defecto, tendremos un contacto llamado Skype Test Call, que nos servirá para hacer los tests. Bastará pinchar sobre él y sobre el botón Llamar y se iniciará la conexión de prueba. Tras una locución inicial, podremos decir unas palabras que serán grabadas y reproducidas a continuación para que podamos comprobar la calidad y claridad del audio que sale de nuestro ordenador.

A partir de ese momento, no tendremos más que pinchar sobre Nuevo/Nuevo contacto para comenzar a buscar a nuestros amigos o colaboradores. Podemos hacerlo por su nombre completo, dirección de correo o, lo más efectivo, por su nick en Skype (el que aparece en la barra superior, tras la palabra Skype).

Una vez que encontremos el contacto que buscamos, solo tendremos que seleccionarlo y pinchar sobre Añadir Contacto Skype. Lo que se iniciará a continuación es un proceso mediante el cual la otra persona tendrá que aceptar nuestra solicitud por evidentes razones de seguridad.

Una vez que el contacto haya autorizado el que lo añadamos a la agenda, aparecerá en la columna de la izquierda, listo para que hagamos llamadas (procediendo igual que con la llamada de prueba). Además, al seleccionar un contacto, en la parte inferior, nos mostrará una ventana de chat, que nos permite enviar mensajes instantáneos, e incluso ficheros, a cualquier usuario de nuestra agenda.

Paso 4

Videollamadas y multiconferencia

Otra función interesante de Skype es la posibilidad de realizar videollamadas, aunque, para ello, es evidente decir que necesitaremos una webcam conectada al PC. En todo caso, para iniciar una videollamada, seleccionaremos un contacto con la cámara y pincharemos en Llamar/Hacer videollamada, tras lo que se iniciará una llamada convencional, aunque con la ventana de vídeo.

Ahora bien, quizá para muchos resulte todavía más interesante el tema de las multiconferencias. Gracias a ellas, y de manera gratuita, podemos comunicar hasta 25 participantes en una única comunicación. De esta forma, resultará muy fácil organizar llamadas entre varios amigos, familiares o compañeros de trabajo o clientes, a coste cero y de manera muy sencilla.

Basta iniciar la primera comunicación y, una vez que esté conectada, escogeremos otro contacto y pincharemos sobre Llamar. Arriba, aparecerá una nueva barra de funciones donde podremos optar por llamarle de manera individual o agregarlo a la multiconferencia con solo pinchar sobre Agregar a conferencia.

Amplía funciones con los extras

Una de las partes más interesantes de Skype es que podemos aumentar sus capacidades y funciones con pequeños widgets de terceros, tanto gratuitos como de pago, que, una vez instalados, nos permiten realizar funciones apoyándose en la red de Skype para operar.

Podemos consultar los disponibles desde Herramientas/Extras/Obtener Extras, tras lo que aparecerá una nueva ventana donde encontrar cosas como PamFax, que nos permite enviar faxes a cualquier parte del mundo a través de Skype; CallBurner, para la grabación de las llamadas que realicemos; InnerPass Share, para el intercambio de ficheros y organización de salas de reuniones virtuales; e, incluso, WhiteBoardMeeting, que permite a los participantes de una multiconferencia escribir sobre una pizarra virtual para mostrar sus explicaciones en reuniones o eventos.

En todo caso, no están ahí todos los extras disponibles. Así, por ejemplo, el servicio de colaboración on-line gratuito Yuuguu (www.yuuguu.com) ya tiene disponible un módulo que posibilita disfrutar de sus funciones con otros contactos de Skype sin salir de este entorno y utilizando su servicio de comunicación de voz.

Temas Relacionados