Especial Trucos

Solventa por ti mismo los problemas más comunes en Windows 7

Pese a que Windows 7 acostumbra a ser menos propenso a fallos, no está exento de vicisitudes. Te ofrecemos nuestros mejores trucos para reparar las más habituales

Sergi Puertas

Windows defecto

18 enero 2012

Los problemas en el sistema pueden afectar a un sinfín de áreas, pero en muchos casos están relacionados con facetas como los controladores, el Registro, las unidades de disco, el malware y otros aspectos en los que nos centraremos a continuación. En caso de que no cuentes con tiempo para poner en práctica estos trucos inmediatamente, utiliza temporalmente un sistema operativo Linux en una unidad extraíble USB.

NIVEL:INTERMEDIO

Truco 1. Un dispositivo no funciona bien

Si tu tarjeta de vídeo, red, sonido o cualquiera de tus demás dispositivos presenta problemas de funcionamiento, a menudo actualizar sus controladores solventará la incidencia. Puedes obtener información acerca del estado y el funcionamiento de cada uno de ellos haciendo clic con el botón derecho del ratón sobre Equipo y accediendo a Propiedades. En la ventana que se mostrará, pulsa sobre Administrador de dispositivos.

Una nueva ventana te permitirá desplegar cada uno de los elementos de tu sistema. Haz clic con el botón derecho del ratón sobre aquel que presenta problemas y, en el menú contextual que se abrirá, selecciona Actualizar software del controlador. En el cuadro de diálogo que aparecerá en pantalla haz clic en Buscar automáticamente software del controlador actualizado.

Windows 7 sin contratiempos

Si no encuentras controladores para un dispositivo determinado, utiliza DriverMax 5.9 Free. La base de datos de esta aplicación ofrece cerca de un millón y medio de controladores para más de trescientos mil componentes.

Tras darte de alta en el servicio escogiendo un nombre de usuario y una contraseña, utiliza la opción Identify unknow hardware si un dispositivo no es correctamente identificado por Windows 7. El apartado Check online for driver updates abrirá una nueva pestaña en tu navegador y te mostrará las actualizaciones disponibles en cada uno de los elementos. Pulsa sobre el disco que se muestra a la derecha de cada driver para descargarlo.

Truco 2. Los archivos no se abren

A menudo, cuando vamos a abrir un determinado tipo de fichero, comprobamos que la aplicación con la que acostumbrábamos a editarlo ya no es la predeterminada. Esto se debe a que si hemos añadido a nuestro equipo distintos programas cuyas funciones se solapan, con frecuencia el último que hemos instalado se asocia automáticamente a todas las extensiones con las que puede trabajar sin consultarnos. Para paliar este problema, accede al Panel de control y entra en Programas. Haz clic en Programas predeterminados y luego en Establecer programas predeterminados.

Windows 7 sin contratiempos 2

En pantalla se mostrará un listado con todas las aplicaciones que tienen extensiones de archivo asociadas. Pulsa sobre el programa que acostumbrabas a utilizar para que quede resaltado y luego haz clic en Establecer este programa como predeterminado. Todas las extensiones que es capaz de abrir le quedarán asignadas. Si prefieres asociar solo parte de ellas, escoge Elegir opciones predeterminadas para este programa. Una nueva ventana te permitirá ser más específico.

Truco 3. Bajo rendimiento o errores de disco

La desfragmentación del disco del sistema contribuirá a mejorar su rendimiento si éste ha ido descendiendo con el uso. Para iniciarla, en primer lugar accede a Equipo y haz clic con el botón derecho del ratón sobre el disco en cuestión. Elige Propiedades en el menú contextual y luego pulsa en la pestaña Herramientas. Desde ella no solo podrás desfragmentar tus unidades, sino también analizar aquellas que resulten problemáticas y poner solución a los posibles errores que presenten.

Windows 7 sin contratiempos 3

Ten presente, por otra parte, que existen alternativas más eficientes orientadas a desfragmentar discos, como MyDefragPowerGUI, que te permitirá clasificar los ficheros en función del último acceso e incrementar así todavía más la velocidad. En numerosas unidades de disco también es posible mejorar el rendimiento a través del Administrador de dispositivos.

Tras acceder a este apartado, despliega el apartado Unidades de disco y haz clic con el botón derecho del ratón sobre aquella que ralentiza el sistema. Selecciona de nuevo la opción Propiedades y, en la ventana que se mostrará a continuación, entra en la pestaña Directivas. Con frecuencia aparecerá una casilla etiquetada como Desactivar el vaciado de caché de escritura de Windows en el dispositivo o Habilitar rendimiento avanzado. Márcala para agilizar la transferencia de datos.