Streaming en QuickTime

Hay veces que la recepción de vídeo a través de streaming en el reproductor QuickTime no funciona bien: pérdida de fotogramas, falta de sincronismo entre el audio y el vídeo o, imposibilidad de conectar con el servidor remoto

Javier Gómez (Santa Cruz de Tenerife)

Streaming en QuickTime

25 marzo 2008

Hay veces que la recepción de vídeo a través de streaming en nuestro reproductor QuickTime funciona mucho peor de lo que fuese deseable: pérdida de fotogramas, falta de sincronismo entre el audio y el vídeo o, lo que es peor todavía, imposibilidad de establecer una conexión física con el servidor remoto que está proporcionando la corriente de datos.

Es posible que el origen de estos problemas resida en que nuestra conexión sale a Internet automáticamente a través de un proxy. Si esto es así, es necesario que comprobemos el tipo de protocolo de transporte que está utilizando por defecto QuickTime para recibir los contenidos streaming.

En condiciones normales, este reproductor utiliza UDP para llevar a cabo estas tareas a través del puerto 554. UDP es un protocolo ideal para este tipo de contenidos, puesto que los datagramas recibidos no requieren control de flujo ni confirmación y es admisible que algunos de ellos ni siquiera lleguen al destinatario, acelerando el proceso de transmisión. Sin embargo, normalmente los proxies suelen tener cerrado este puerto, con lo que la conexión ni siquiera se podrá establecer. Para solucionarlo, si controlas tu proxy, sería necesario que abrieses ese puerto para poder seguir utilizando el protocolo UDP. Sin embargo, si no puedes modificar este tipo de parámetros, aún te queda otra solución. Abre QuickTime y dirígete a Editar/Preferencias/ Preferencias de QuickTime. Enseguida, accede a la pestaña Avanzado y fíjate en el apartado Transmisión.

Si la propiedad Configuración de transporte se encuentra fijada en Automático, entonces será la propia aplicación la que se encargue de utilizar un protocolo de transporte como UDP u otro como HTTP dependiendo de las circunstancias de la conexión. No obstante, podremos fijar este parámetro desplegando la lista y eligiendo Personalizado. En este caso, si seleccionamos HTTP y el puerto 80, se acabarán prácticamente todos los problemas, pues esta configuración siempre se encuentra abierta en la mayoría de los proxys para permitir la navegación a través de Internet. Como contraprestación, este protocolo es bastante más lento que UDP, pero por lo menos podremos disfrutar de contenidos multimedia a través de streaming.