Sustituye tu lector de DVD averiado

Si últimamente el lector de DVD de tu sobremesa está empezando a dar síntomas de mal funcionamiento, seguramente es que ha llegado el momento de sustituirlo por uno nuevo

7 septiembre 2012

Si últimamente el lector de DVD de tu sobremesa está empezando a dar síntomas de mal funcionamiento, seguramente es que ha llegado el momento de sustituirlo por uno nuevo.

Este hecho, que en un principio te puede generar algún dolor de cabeza, no ha de suponerte ningún problema, pues el procedimiento es muy sencillo y, además, los lectores ópticos a día de hoy tienen precios muy reducidos. Lo primero que tendrás que hacer es apagar el equipo de la corriente y fijarte si su cable de transferencia de datos es IDE (estos son más antiguos) o SATA.

Cable IDE y cable SATA

En la imagen, podemos ver la diferencia entre un cable SATA (situado a la derecha) y un cable IDE (situado a la izquierda).

Puesto que podría ser el cable el que esté dañado, hazte con uno del mismo tipo y comprueba si sustituyéndolo se solventa el problema. De no ser así, no te quedará más remedio que acudir a un almacén informático y comprar un nuevo lector.

Ha llegado el momento de hacer el cambio del lector. Para ello, apaga por completo el equipo y retira la tapa lateral para obtener acceso al chasis. Desconecta el cable de datos y alimentación del antiguo lector (fijándote bien antes dónde está conectado cada uno para cuando realicemos la conexión al nuevo), desatorníllalo y empújalo hacia afuera del chasis para retirarlo. Ahora, por el frontal del chasis, introduce el nuevo lector y colocándolo adecuadamente para atornillarlo. Solo resta conectarle los cables de alimentación y de datos que estaba utilizando nuestro antiguo lector.

Temas Relacionados
Loading...