HD Tach y HD tune: Herramientas para medir la potencia

El disco duro influye mucho en el rendimiento general de un equipo. Para conservarlo, basta con que realicemos periódicamente desfragmentaciones y mantengamos el Registro del sistema limpio para lo que nos serviremos de aplicaciones que encontraremos en la red.

Fernando Reinlein

HD Tach y HD tune: Herramientas para medir la potencia

28 octubre 2008

Paso 1

Rápido o exhaustivo

La primera de ellas nos permite acceder a información interesante como la velocidad de acceso a los datos, de lectura máxima y media, y el nivel de utilización del procesador. Basta con instalar la aplicación y seleccionar el tipo de test que queremos realizar, el rápido (QuickBench 8mb zones) u otro más exhaustivo (LongBench 32 mb zones).

Básicamente, se graban datos en el disco (bloques de 8 o 32 Mbytes, según el test seleccionado), luego se comprueba la utilización del procesador y el acceso aleatorio a distintas zonas y sectores del disco duro, y por último realiza una lectura secuencial de los datos escritos previamente.

Paso 2

La estabilidad

Los resultados se presentan en una gráfica que recoge la evolución del test realizado. En ella, comprobaremos la estabilidad del disco cuando se somete a un trabajo exhaustivo, mientras que, en la parte inferior izquierda, tenemos la velocidad de escritura en comparación con otros sistemas de almacenamiento. En la parte inferior derecha, aparecen los resultados referentes a la velocidad de acceso, uso del procesador y velocidad media de lectura.

Paso 3

Estado del disco

En este último paso, cambiamos de aplicación y utilizamos HD Tune, que permite acceder a documentación relativa al estado y al rendimiento de tu disco duro. En este sentido, trata la velocidad de transferencia de información, el tiempo de acceso a datos, la temperatura del disco, la capacidad libre y usada, etc.

Todos estos registros se guardan como un archivo de texto dentro del Portapapeles de Windows y, de ahí, lo podremos pasar a cualquier editor de textos. Basta con ejecutar el test y a los pocos segundos obtendremos una gráfica con la evolución de la prueba. En la columna de la derecha, encontramos la información referente a la velocidad de transferencia, el tiempo de acceso a los datos y el porcentaje de uso de la CPU.